Guardia Nacional mantiene presencia en 30 estados de EU por sospecha de violencia en la toma de posesión | Newsweek México


Guardia Nacional mantiene presencia en 30 estados de EU por sospecha de violencia en la toma de posesión



AL MENOS 30 estados de Estados Unidos han activado la presencia de efectivos de la Guardia Nacional, y el FBI ha advertido que esta semana se planean realizar protestas armadas en todos los capitolios estatales.

“Hasta esta mañana [del martes], 30 estados han activado la presencia de al menos 6,675 miembros de la Guardia Nacional. En apoyo al D. C., se ha destacado a más de 25,000 efectivos dentro y alrededor de la capital”, declaró a Newsweek un vocero de la Guardia Nacional.

La preparación se produjo días antes de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, y casi dos semanas después de la insurrección del 6 de enero en el Capitolio estadounidense que produjo la muerte de cinco personas, entre ellas, un oficial de policía.

La semana pasada, el FBI advirtió que podrían realizarse protestas armadas en todos los capitolios de Estados Unidos antes de la toma de posesión de Biden, de acuerdo con un boletín interno del FBI sobre el que informó The Associated Press.

También lee: Biden debe revertir acuerdos de asilo vergonzosos y desastrosos que firmó Trump: demócratas

“Hasta el 10 de enero existían planes para realizar protestas armadas en los capitolios de los 50 estados desde el 16 de enero y al menos hasta el 20 del mismo mes, y en el Capitolio de Estados Unidos desde el 17 hasta el 20 de enero”, se indica en el boletín.

Los organismos de aplicación de la ley señalan que han identificado varias amenazas lanzadas por partidarios extremistas de Trump que se preparan para “tomar por asalto” los tribunales y edificios administrativos estatales, locales y federales con base en la falsa afirmación de que la elección fue robada.

Desde California hasta Michigan, decenas de estados aumentaron sus medidas de seguridad, e incluso en algunos se ha declarado un estado de emergencia y se ha llamado a la Guardia Nacional para controlar cualquier estallido de violencia.

La semana pasada, el gobernador de California Gavin Newsom anunció que desplegaría 1,000 efectivos de la Guardia Nacional de California para proteger el Capitolio de la ciudad, además del ya elevado número de oficiales de aplicación de la ley y de las medidas de seguridad que se espera poner en práctica.

No te pierdas: QAnon planea infiltrarse en toma de posesión de Biden a través de la Guardia Nacional: FBI

“A la luz de los sucesos ocurridos la semana pasada en la capital de nuestra nación, California está dando importantes pasos para proteger la seguridad pública y del Capitolio estatal, así como la de todo el Estado”, afirmó Newsom. “El Centro de Operaciones de nuestro Estado trabaja activamente con sus contrapartes federales, estatales y locales de aplicación de la ley para evaluar las amenazas y compartir información de inteligencia para garantizar que esas desafortunadas acciones no se repitan aquí”.

Newsom firmó una Orden General donde autoriza el despliegue de 1,000 efectivos de la Guardia Nacional de California para proteger la infraestructura más importante, entre ella, el Capitolio estatal de Sacramento.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, también anunció que se activaría la presencia de la Guardia Nacional desde el lunes y hasta el miércoles para proporcionar medidas adicionales de seguridad y de control de multitudes.

“Las horribles escenas que vimos la semana pasada en Capitol Hill fueron un atentado contra nuestra democracia y muestran que debemos estar bien preparados para esos actos de violencia cuando el presidente electo, Joe Biden, preste juramento como el presidente número 46 de Estados Unidos”, dijo Whitmer, quien enfrentó los planes de un secuestro del capitolio en octubre y vio cómo una milicia armada logró entrar en este en mayo.

Te interesa: FBI investiga a 25,000 soldados de la Guardia Nacional para evitar ataque interno en la toma de posesión de Biden

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, autorizó que 580 miembros de la Guardia Nacional permanecieran en Columbus para proteger a los ciudadanos, los edificios públicos y la propiedad privada del “descontento civil”, de acuerdo con un comunicado emitido por la oficina de DeWine.

“Las personas tienen el derecho a protestar. No tienen el derecho a ser destructivas”, dijo DeWine en una sesión informativa realizada el martes de la semana pasada. “No tienen el derecho a lastimar a otras personas… Todos vimos lo que ocurrió en el Capitolio de Estados Unidos. Y sabemos que estamos muy preocupados”.

DeWine envió previamente a 1,000 soldados y pilotos de su estado para dar asistencia a las autoridades federales de Washington, D. C.

POSIBLES ACTOS DE EXTREMISTAS VIOLENTOS

Las autoridades de Texas también han advertido sobre protestas armadas en todo el Estado.

“El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) tiene conocimiento de que se planea realizar protestas armadas en el Capitolio del Estado de Texas esta semana, y de extremistas violentos que podrían buscar aprovecharse de sucesos protegidos constitucionalmente para realizar actos criminales”, declaró Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

“Como resultado, el DPS ha desplegado personal y recursos adicionales en el Capitolio y trabaja estrechamente con la Oficina Federal de Investigación y con el Departamento de Policía de Austin para supervisar los hechos e impulsar el cumplimiento de la ley”.

En Minnesota, el gobernador Tim Walz declaró a la prensa que planea desplegar a la Guardia Nacional de Minnesota tras enviar a más de 130 soldados a Washington.

“Los recientes informes de protestas armadas en todo el país y en el Capitolio de nuestro estado se deben enfrentar con una respuesta fuerte e inequívoca”, dijo Walz en su orden ejecutiva.

También lee: Trump se irá de Washington horas antes de la toma de posesión de Biden

En Oregón, la gobernadora Kate Brown activó la presencia de la Guardia Nacional del estado por temores a posibles actos de violencia, mientras que la Policía Estatal de Oregón confirmó el miércoles que la Guardia será usada según sea necesario.

“Los sucesos recientes en el Capitolio de nuestra nación y en nuestro propio ayuntamiento ilustran la necesidad de que las fuerzas de la ley estén preparadas y que cuenten con el personal adecuado para hacer frente a cualquier concentración masiva”, dijo Terri Davie, superintendente de la Policía Estatal de Oregón.

Otros estados donde se activó la presencia de la Guardia Nacional son Connecticut, Delaware, Florida, Colorado, Indiana, Georgia, Illinois, Kentucky, Maine, Carolina del Norte, Luisiana, Maryland, Nuevo México, Nevada, Oklahoma, Oregón, Pennsylvania, Rhode Island, Tennessee, Utah, Washington y Wisconsin.

El 6 de enero, una turba de manifestantes a favor de Trump tomó por asalto el edificio del Capitolio de Washington, D. C. Los manifestantes rompieron las ventanas, pelearon con la policía, ocuparon oficinas del Congreso y retrasaron la certificación de los votos del Colegio Electoral que confirmaron la victoria de Joe Biden.

Desde entonces, los fiscales federales han dicho que los alborotadores planeaban “capturar y asesinar” a funcionarios electos.

No te pierdas: FBI: invasora del Capitolio robó computadora de Pelosi y planeaba venderla a Rusia

Después de estos hechos, han surgido temores de que pudiera ocurrir otro ataque antes o durante la toma de posesión de Biden, a realizarse el 20 de enero.

El FBI ha indicado que hay “conversaciones en línea” que indican que están planeándose actos de violencia, de acuerdo con el director del FBI, Chris Wray.

En un mensaje ampliamente compartido y publicado en Parler, una red social utilizada principalmente por conservadores de extrema derecha, un partidario de QAnon con un gran número de seguidores dijo que “patriotas” armados viajarían de vuelta al Capitolio un día antes de la toma de posesión.

El general del ejército Daniel Hokanson, jefe de la Oficina de la Guardia Nacional, dijo a la prensa que la Guardia está atenta a los sucesos que ocurren en el país.

“Tenemos la vista puesta en todo el país para asegurarnos de mantener la vigilancia, y que nuestros guardias de todos los estados estén en estrecha coordinación con sus organismos locales de aplicación de la ley para proporcionarles todo el apoyo que requieran”, dijo.

Te interesa: Juicio político contra Trump para evitar su próxima postulación a la presidencia: demócratas

Varios expertos expresaron a Newsweek su preocupación de que el evento de la toma de posesión en sí mismo no sea necesariamente el objetivo principal que los partidarios del presidente Donald Trump busquen perturbar durante la transferencia de poderes.

“Los objetivos fáciles, los lugares concurridos y la infraestructura crítica siguen siendo un blanco atractivo para los terroristas locales y para aquellos que quieran avergonzar al gobierno”, dijo a Newsweek Brian Harrell, exsubsecretario de Protección de Infraestructura del Departamento de Seguridad Nacional.

En varios estados se ha incrementado la seguridad o se han cerrado los edificios del Capitolio, anticipándose a posibles actos de violencia.

Los capitolios de Texas, California, Virginia, Indiana, Illinois, Oregón, Ohio, Pennsylvania, Kansas, Utah, Washington, Wisconsin y Maine son algunos de los que permanecerán cerrados al público el día de la toma de posesión.

Biden rendirá protesta como el presidente número 46 de Estados Unidos el miércoles 20 de enero en Washington, D. C.

Newsweek se ha puesto en contacto con la Guardia Nacional para registrar sus comentarios. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.