Donovan Carrillo, la promesa mexicana del patinaje para los olímpicos


Donovan Carrillo, la promesa mexicana del patinaje para los juegos olímpicos

donovan-carrillo-patinaje-mexicano-olimpicos


En su disciplina, Donovan Carrillo es el primer mexicano en clasificarse para un campeonato del mundo. Y hoy ya se prepara para convertirse en el representante de nuestro país en los Juegos Olímpicos de Pekín 2022.

 

A SUS 20 AÑOS DE EDAD, Donovan Carrillo Suazo es el mejor patinador artístico mexicano. El joven lleva más de una década practicando esta disciplina y ha posicionado la bandera de México en territorios que solo han sido conquistados por Rusia y Estados Unidos.

Dentro de sus logros se encuentra la calificación al Campeonato Mundial de Patinaje Artístico de Saitama 2019. Con una impecable rutina en la que ejecutó un “triple axel” se convirtió en el único patinador mexicano que ha logrado este salto.

La estrella del patinaje artístico alcanzó mayor notoriedad a los 16 años de edad, durante el Junior Grand Prix en Yokohama, Japón, justa en la cual presentó una rutina que tuvo como música de acompañamiento “Hasta que te conocí”, del Divo de Juárez, Juan Gabriel.

“Ha sido una de las canciones que más he disfrutado patinar porque es una de las favoritas de mi mamá. Cada vez que la patiné era una oda que le dedicaba a ella”, explica en entrevista con Newsweek México.

Lee más: “Nos miran como cachorros lastimados”: así es sufrir una caída en el patinaje artístico

El campeón nacional, oriundo de Guadalajara, Jalisco, practicaba gimnasia, natación y creaba sus propias coreografías de baile a los cuatro años de edad. Pero fue a los ocho cuando encontró su verdadera pasión en el patinaje artístico.

“Disfrutaba mucho bailar, y cuando comencé a patinar me identifiqué aún más con el deporte porque en esta disciplina se crean coreografías, saltos y giros con música. Sentí que este deporte iba de acuerdo con mi personalidad, y soy feliz por haber encontrado un deporte que me apasiona tanto”.

“Muchas veces ha habido carencias, y al no haber fondos dejamos ir la oportunidad, pero no caigo en el desánimo”. Foto: cortesía de Donovan Carrillo

Con el apoyo de sus padres inició su formación en una pista de hielo de su ciudad. Años más tarde se vería en la necesidad de decidir entre continuar con su sueño de ser un patinador profesional o abandonarlo tras el cierre de su lugar de entrenamiento.

La única opción que tenía era separarse de su familia, migrar a León, Guanajuato, y continuar ahí su preparación. Con tan solo 13 años, se despidió de su familia y emprendió el viaje a una ciudad desconocida con la meta de algún día obtener una clasificación a los juegos olímpicos.

Hoy es el primer mexicano en clasificarse para un campeonato del mundo senior y se prepara para convertirse en el representante de nuestro país en los Juegos Olímpicos de Pekín 2022.

—¿Cuáles han sido los obstáculos a lo largo de tu carrera?

—Ha habido altas y bajas. Lo más difícil fue dejar a mi familia siendo todavía un niño y mudarme a León sin su compañía. Poco a poco lo fui asimilando y eso me hizo valorar y aprovechar al máximo la oportunidad de seguir patinando, lejos de ellos, pero dando el 100 por ciento para alcanzar mis metas y sueños propuestos.

El costo económico de la disciplina también ha sido una dificultad para el joven patinador. La inversión incluye el pago de espacios de entrenamiento, entrenador, vestimenta, vuelos de traslado a las competencias, entre otros gastos, que ha podido librar gracias a las becas y patrocinios que ha obtenido.

Entérate: El “voguing”, la danza de lucha de gays y transexuales

“Estoy becado en la pista donde entreno, donde hago gimnasia y por parte de mi entrenador. Mis trajes, patines y cuchillas los patrocinan diferentes empresas. Afortunadamente he contado con el apoyo de terceros”.

Pese a ello, no siempre tiene la posibilidad de asistir a las competencias internacionales: “Muchas veces ha habido carencias, y al no haber fondos dejamos ir la oportunidad, pero no caigo en el desánimo. Enfoco mi mente en mi próximo objetivo. Sigo trabajando y me preparo para la próxima vez que pueda representar a mi país”.

—¿Cómo preparas el camino para los Juegos Olímpicos de 2022?

—Para llegar a los juegos olímpicos se necesita persistencia y mucha disciplina. Pero también mucha perseverancia y seguridad, porque práctico un deporte de alto rendimiento en un país donde no es tan conocido.

“Mucha gente dirá que no voy a llegar a ningún lado porque México no tiene amplia historia en cuanto a deportes invernales. Yo ignoro esos comentarios que dicen que por las limitantes de mi país no llegaría muy lejos. Simplemente me enfoco al 100 por ciento en mis entrenamientos”.

Actualmente, Donovan entrena seis horas y media diarias, seis días a la semana. Cuatro horas al día las pasa en la pista de hielo, en donde trabaja la parte de los saltos, rutinas, giros y filos (técnica de cómo se debe deslizar correctamente). Después entrena otras dos horas y media en el gimnasio para mantener su fuerza, resistencia y sensibilidad y prevenir lesiones.

“Aunque los juegos olímpicos sean en 2022 tengo varias competencias. El principal objetivo es sumar rankings y foguearme a escala mundial para estar más que preparado.

“En diciembre tengo una competencia en Asia; la siguiente es en febrero en Corea del Sur, y el próximo marzo cierro la temporada 2019-2020 con el campeonato mundial en Canadá. Será 2021-2022 la temporada más importante porque es cuando buscaré la clasificación a los olímpicos”.

El bullying en su carrera

La joven promesa del patinaje artístico ha padecido acoso por atreverse a practicar un deporte que ha sido incorrectamente catalogado como “para mujeres”. El apoyo incondicional de sus padres y la pasión que mantiene por el deporte han sido factores importantes para continuar.

Te puede interesar: Alexa Moreno recibe el Premio Nacional del Deporte y pide no claudicar el apoyo a los deportistas

En 2016 se convirtió en blanco del bullying en las redes sociales. Al mismo tiempo que recibía reconocimiento, aplausos y ovaciones por su participación con música de Juan Gabriel, también era duramente insultado.

“No me molesta que me llamen gay porque no lo soy. Me enfurece que vean la palabra gay como una burla o un insulto a mi esfuerzo”, contestó el patinador desde su cuenta de Twitter.

Y la Unesco apoyó su tuit: “@DonovanDCarr practica el #patinajeartístico desde los 8 años y es el deportista mexicano más destacado en esta disciplina. Agradecemos su apoyo como promotor del deporte, como motor del #desarrollo, la #tolerancia y el #respeto”.

Donovan lamenta que este tipo de ataques provoque que muchas disciplinas artísticas sean consideradas como “solo para mujeres”.

“Esto hace que muchos hombres no se atrevan a participar. El deporte es para todos y no se debe permitir que este tipo de generalizaciones sociales afecten los gustos y sueños de las personas.

Alcanzó mucha notoriedad durante el Junior Grand Prix en Yokohama, Japón, donde presentó una rutina con música de Juan Gabriel. Foto: cortesía de Donovan Carrillo

“No tiene nada de malo que un hombre quiera practicar ballet o patinaje o que una mujer quiera jugar futbol, practicar lucha libre o box. Los comentarios de los demás no deberían hacer que abandonemos el deporte que nos apasiona. En mi caso, desde muy chico me di cuenta de que nací para ser patinador, siempre hay malos ratos, pero nunca he dejado que eso afecte”.

El dolor y las carreras

Donovan se caracteriza por presentar saltos con alta dificultad. Actualmente está preparando un salto cuádruple, el cual consiste en dar cuatro vueltas en el aire. Al ser un movimiento con mayor grado de complicación, muy pocos patinadores en el mundo tienen las habilidades para realizarlo.

“La meta es que para este 2020 ya pueda hacerlo de manera internacional. A principios de noviembre fue el campeonato nacional y participé con un cuádruple en el programa corto y logré realizarlo de manera exitosa. Lo que sigue es trabajar y madurar ese salto para tener este mismo logro en una competencia internacional”.

—¿Existe el miedo cuando intentas un nuevo salto con alto grado de dificultad?

—Se necesita mucha fuerza mental. Las primeras veces que comienzas a practicar un salto que pocos patinadores han logrado te da un poco de desconfianza. Pero con la constancia, las indicaciones del entrenador, técnica y seguridad se cumple ese objetivo.

“Me ayuda imaginar una escena donde he logrado el salto exitosamente. Esta estrategia no solo aplica al patinaje, sino a cualquiera que busca lograr un objetivo”.

—¿Cómo logras continuar el entrenamiento tras el dolor y las lesiones que provocan las caídas?

—Las caídas suceden decenas de veces, incluso cuando ya lograste el salto de manera exitosa puedes volver a fallar por diversas circunstancias. Cuando se lleva a cabo una acción nueva es muy probable que caigas y eso te hará aprender, es una ley de vida.

También lee: “Me interesa que la situación cambie en mi país”: Isaac Hernández

“No sé si me acostumbré al dolor o con el tiempo aprendí a caer. Tal vez sea como los boxeadores, reciben golpes muy fuertes, pero en ese momento no se sienten. Así pasa conmigo. Cuando termino el entrenamiento y los niveles de adrenalina bajan es cuando llegan las molestias. Como en todo, hay maneras de desinflamar los golpes y seguir entrenando”.

En sus pocos momentos libres, Donovan comparte sus experiencias y conocimientos con un grupo de jóvenes patinadoras. Su idea es transmitir conocimientos a nuevas generaciones e incentivar el amor por la disciplina.

—¿Cómo visualizas el futuro del patinaje artístico en México?

—Tristemente han estado cerrando varias pistas de hielo a lo largo de este año en toda la república y eso merma el crecimiento del deporte. Es una realidad que no se puede practicar sobre el pavimento porque la técnica es distinta.

“Cada vez será más difícil para los patinadores emergentes continuar entrenando. Un ejemplo de esto es el de mis compañeros que practicaban al mismo tiempo que yo en Guadalajara. Cuando nos cerraron las pistas muchos abandonaron el patinaje”.

El joven Carrillo, finalmente, espera que se detengan los cierres y la disciplina adquieran mayor importancia:

“Lo ideal es que las niñas y los niños tengan la oportunidad de sentirse atraídos por el patinaje y lo vean como una disciplina artística, que es para todos”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.