EU prepara soldados y tanques para “asegurar” el petróleo de Siria


EU prepara soldados y tanques para “asegurar” el petróleo de Siria, pese al anuncio de retirada

eu-soldados-tanques-petroleo-siria


Estados Unidos ha preparado un plan para enviar soldados y tanques para salvaguardar los campos petroleros del este de Siria, en medio de una retirada en el norte del país, según información obtenida por Newsweek.

Un oficial de alto rango del Pentágono dijo a Newsweek este miércoles que Estados Unidos busca obtener la aprobación de la Casa Blanca para desplegar en el este de Siria a la mitad de un batallón del ejército equipado con vehículos blindados que conformaría un equipo de combate integrado por hasta 30 tanques Abrams, además del personal castrense, en una zona en la que varios lucrativos campos petroleros permanecen bajo el control de fuerzas, compuestas principalmente por kurdos, que participaron en la lucha, encabezada por Estados Unidos, contra el grupo militarista Estado Islámico (ISIS). Esas milicias apoyadas por el Pentágono, denominadas Fuerzas Democráticas Sirias y dominadas por las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), seguirán participando en el aseguramiento de esos campos petroleros, señaló el oficial.

La noticia se produce al tiempo que las demás fuerzas estadounidenses abandonan territorios de otras partes de Siria que están bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias, donde Turquía, país aliado de la OTAN, buscaba neutralizar la influencia de las YPG utilizando Insurgentes sirios aliados. Sin embargo, la operación turca fue suspendida gracias a un acuerdo establecido por Estados Unidos en el que se limita la incursión a una “zona segura” de alrededor de 32 km, una acción que, según el presidente estadounidense Donald Trump, salvaría “miles” de vidas, al tiempo que cumplía su deseo de retirar los soldados estadounidenses de ese país, destrozado por la guerra.

Lee más: Trump anuncia un cese al fuego “permanente” en Siria y levanta sanciones a Turquía

Sin embargo, el presidente indicó el miércoles que mantendría al ejército en el pequeño emplazamiento suroccidental de Al-Tanf, así como en los importantes campos petroleros que alguna vez estuvieron bajo el control de los Insurgentes sirios y, más tarde, de ISIS, antes de ser recuperados por las Fuerzas Democráticas Sirias, apoyadas por Estados Unidos.

“Hemos asegurado el petróleo, y por esa razón, un pequeño número de soldados estadounidenses permanecerán en el área donde tienen el petróleo”, dijo Trump en la Casa Blanca. “Y vamos a protegerlo, y decidiremos lo que vamos a hacer con él en el futuro”.

Inicialmente, Estados Unidos se unió a Turquía para apoyar a los rebeldes y a los yihadistas que trataban de derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad, pero más tarde, dio su apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias debido a que derrotar a ISIS se convirtió en una prioridad. Con ISIS prácticamente vencido y Assad empoderado por Irán y Rusia, Estados Unidos expandió su misión para limitar la influencia de sus adversarios en el país.

El oficial declaró a Newsweek que el nuevo despliegue de tanques tendría el propósito combinado de mantener a ISIS, al gobierno sirio, a Irán y a sus milicias aliadas, lejos de los campos petroleros del este.

Sin embargo, Estados Unidos ha tenido problemas para reconciliar las diferencias entre las Fuerzas Democráticas Sirias y Turquía, país que considera a las YPG como una organización terrorista debido a sus presuntas relaciones con el Partido Obrero de Kurdistán (PKK), un grupo separatista proscrito. Después de dos operaciones entre fronteras, realizadas en años recientes y que disminuyeron la influencia kurda en el norte de Siria, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan amenazó con emprender una tercera a principios de este mes y, tras una llamada telefónica con Trump, movilizó soldados y se alió con rebeldes sirios para combatir a las YPG.

Entérate: “¡Mentirosos!”: Pobladores de Siria agreden a soldados de EU durante su retirada

Trump decidió retirar rápidamente al ejército, en una acción que inicialmente enfureció a los combatientes kurdos de la región y los obligó a llegar a un acuerdo con el gobierno sirio, con la esperanza de evitar la invasión. Estados Unidos condenó la decisión de Turquía y estableció un acuerdo de cese al fuego de cinco días que, finalmente, fue seguido por un acuerdo más amplio pactado por el presidente ruso Vladimir Putin y Erdogan el martes pasado.

A pesar de la retirada de Estados Unidos, Mazloum Kobane, comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias, agradeció a Trump por sus esfuerzos para detener inicialmente el avance encabezado por Turquía y dijo que “prometía mantener su asociación con las Fuerzas Democráticas Sirias y su apoyo a largo plazo en varios ámbitos”.

Assad, que calificó recientemente su asociación con las fuerzas encabezadas por los kurdos como “un deber nacional”, ha desestimado repetidamente cualesquier ideas de separatismo y la presencia de fuerzas internacionales no invitadas, jurando retomar toda Siria. Moscú compartió este punto de vista y el Viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia Mikhail Bogdanov declaró este miércoles a la agencia noticiosa RIA Novosti que todos los campos petroleros “deberían estar bajo el control del gobierno legítimo”. 

FOTO: DELIL SOULEIMAN/AFP/GETTY IMAGES

En informes anteriores, se ha sugerido que las Fuerzas Democráticas Sirias han hecho arreglos para vender petróleo al gobierno sirio. Cuando se le preguntó sobre la situación del petróleo durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca realizada este miércoles, un funcionario de alto nivel del gobierno hizo eco de las palabras del presidente estadounidense al decir que el destino final de esos recursos aún estaba por determinarse.

“El presidente ha declarado que mantendremos una fuerza residual en la región para proteger las áreas que albergan a los campos petroleros, así como la base de Al-Tanf, en el sur de Siria. Esas son áreas importantes que nos permiten impedir el resurgimiento de ISIS. Y, por supuesto, existe cierta ventaja estratégica en el hecho de que los kurdos y otras Fuerzas Democráticas tengan el control del petróleo”, señaló el funcionario.

“En relación a la forma en que se venderá el petróleo y ese tipo de cosas, eso es algo que ciertamente habremos de analizar y lo supervisaremos de aquí en adelante. Además, mantendremos una estrecha vigilancia en ello”, continuó el funcionario, y añadió que “el objetivo del gobierno, el objetivo del presidente, como lo dijo muy claramente hoy, es retirar a todos los soldados estadounidenses de Siria, y eso es algo que pensamos que acabará sucediendo”.

Te puede interesar: La ONU eleva a 100,000 los desplazados a causa de la ofensiva de Turquía en Siria

Al ser contactado por Newsweek, el Pentágono citó los siguientes comentarios hechos el lunes por el Secretario de Defensa Mark Esper.

“Tenemos soldados en ciudades de… el noreste de Siria, que están ubicados cerca de los campos petroleros. Los soldados de esos poblados no participan en la fase actual de retirada”, dijo Esper en una conferencia de prensa conjunta en el Pentágono.

“Esta retirada [del ejército estadounidense] tomará semanas, no días. Hasta entonces, nuestras fuerzas permanecerán en los poblados ubicados cerca de los campos petroleros. El propósito de esas fuerzas, que trabajan con las Fuerzas Democráticas Sirias, es impedir que ISIS tenga acceso a esos campos petroleros”, añadió.

El Consejo Nacional de Seguridad no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios hecha por Newsweek.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.