Estudiante de medicina huye de la clase de anatomía tras descubrir el cuerpo de su amigo en la plancha | Newsweek México


Estudiante de medicina huye de la clase de anatomía tras descubrir el cuerpo de su amigo en la plancha

UN ESTUDIANTE de medicina salió corriendo de la clase de anatomía tras darse cuenta de que el cadáver que se le pidió diseccionar se trataba de uno de sus mejores amigos.

La BBC informó que el estudiante de medicina Enya Egbe, de 26 años, recuerda vívidamente ese día, en la Universidad de Calabar, en Nigeria, donde se encontraba con otros estudiantes y tres cadáveres tendidos en la plancha.

Momentos después, lanzó un grito y salió corriendo tras darse cuenta de que uno de los cadáveres pertenecía a su querido amigo Divine. Ambos habían sido amigos durante más de siete años, y el grupo estaba por diseccionar su cadáver.

“Solíamos ir juntos a los clubes nocturnos”, declaró a la BBC. “Tenía dos agujeros de bala en el lado derecho del pecho”.

También lee: Joven estadounidense es atacada por un cocodrilo en sus vacaciones por playas mexicanas

Oyifo Ana, otra estudiante del grupo, siguió a Egbe fuera del aula y lo encontró llorando. “La mayoría de los cadáveres que usábamos en la escuela tenían heridas de bala. Me sentí muy mal cuando me di cuenta de que algunas de las personas podían no ser verdaderos criminales”, señaló Ana, y añadió que una vez había visto una camioneta de la policía con cuerpos ensangrentados en la Facultad de Medicina, que cuenta con una morgue adjunta.

Egbe se puso en contacto con la familia de Divine, la cual había acudido a diferentes estaciones de policía para tratar de encontrar a su familiar después de que él y otros tres amigos fueron arrestados por agentes de seguridad cuando regresaban de una salida nocturna. Finalmente, la familia reclamó el cuerpo.

Este impactante descubrimiento en la Facultad de Medicina subraya la escasez de cadáveres disponibles en Nigeria para los estudiantes de medicina, y lo que les puede ocurrir a las víctimas de la violencia policiaca.

Se ha producido un incremento gradual en el número de escuelas acreditadas de medicina en Nigeria, y al mismo tiempo, ha habido una larga escasez de cadáveres para examinar.

No te pierdas: Rottweilers sueltos atacan a un anciano, un niño y dos personas más

En un artículo de investigación publicado en 2020 se destaca la poca disposición de los anatomistas nigerianos de donar cadáveres a las escuelas de medicina. En el artículo se descubrió que los anatomistas varones estaban más dispuestos (77.8 por ciento) que las mujeres (22.2 por ciento) a donar cadáveres para la investigación médica.

También se descubrió que los anatomistas que representaban al grupo étnico igbo de Nigeria eran los más dispuestos a donar sus cadáveres, en comparación con otros grupos étnicos.

Se encontró que la disposición y la religión familiar eran las principales razones para que los anatomistas no estuvieran dispuestos a donar sus cuerpos en Nigeria.

En un artículo publicado en 2011 en la revista médica Clinical Anatomy se descubrió que más de 90 por ciento de los cadáveres utilizados en las escuelas de medicina pertenecían a “criminales muertos en tiroteos”.

Te interesa: ‘Huimos de Honduras por miedo a morir, y un oficial de migración abusó de mi niña’

En la investigación se indica que la mayoría de ellos eran varones de entre 20 y 40 años de edad, y que generalmente pertenecían a una clase socioeconómica baja.

El año pasado, tras el fin de las protestas de #EndSars contra la brutalidad policiaca en Nigeria, el gobierno de ese país estableció paneles judiciales de investigación en diferentes estados para investigar las acusaciones de violencia policiaca.

Las protestas comenzaron después de la publicación de un video viral donde aparecía un joven presuntamente muerto a tiros por el Escuadrón Especial Antirrobo (Sars) de la policía en el estado de Delta, al sur del país.

Te recomendamos: Mujer ahoga a sus dos hijas en un canal; ya fue arrestada

Muchas de las personas que declararon en la investigación eran personas cuyos familiares habían desaparecido tras ser arrestados por agentes de seguridad, y a los que nunca se volvió a ver.

Frank Mba, vocero de la policía, declaró a la BBC que no sabía de ningún caso en el que la policía hubiera dejado cadáveres en laboratorios de anatomía o tanatorios. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.