Países Bajos: toque de queda para evitar contagios por COVID-19 provoca ola de violencia | Newsweek México


Países Bajos: toque de queda para evitar contagios por COVID-19 provoca ola de violencia

ESTE LUNES por la noche, Países Bajos vivió una oleada de disturbios provocados por el toque de queda por COVID-19. 

Desde Ámsterdam hasta La Haya, las principales ciudades de Países Bajos vivieron un convulso fin de semana lleno de movimientos violentos por parte de cientos de ciudadanos.

Las protestas violentas en contra de las medidas para evitar la propagación del virus se produjeron en varias ciudades después de que Países Bajos introdujo un toque de queda nocturno el sábado. 

Esta es la tercera noche de disturbios que tuvo como saldo 151 detenciones, además de saqueos y fuegos artificiales en varias localidades. 

No te pierdas: FMI: recuperación económica dependerá de lo que avance más rápido, el virus o las vacunas

En tanto, el primer ministro holandés, Mark Rutte, calificó las protestas de “violencia criminal”. La medida del toque de queda ha sido aplicada por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, y estará vigente hasta al menos el 9 de febrero.

En su cuenta de Twitter, Rutte dijo que la violencia, que se suscita desde el pasado fin de semana, es inaceptable y cualquier persona normal solo puede notarla con horror. Esto no tiene nada que ver con protestar o luchar por la libertad. Es violencia criminal y la trataremos como tal.

En la primera noche de la aplicación del toque de queda, la policía neerlandesa impuso más de 3,600 multas y arrestó a 25 personas, el domingo finalizó con altercados entre manifestantes y agentes de la policía.

También lee: Colchicina, medicamento antiinflamatorio, reduce las muertes por COVID-19 en 44 por ciento: estudio

Durante el fin de semana los manifestantes también condujeron cientos de vehículos, tocaron el claxon de estos y finalmente provocaron un incendio en uno de los puntos instalados por la junta sanitaria regional (GGD) para realizar las PCR de detección del COVID-19.

El gobierno holandés anunció que no dará marcha atrás ni suspenderá el toque de queda pese a las manifestaciones que están registrándose en el país desde su entrada el vigor el sábado.

“No se capitula ante las personas que rompen los escaparates de las tiendas”, dijo el ministro, citado por la agencia holandesa de prensa ANP. N

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.