Francia decreta nuevo confinamiento a partir del viernes para frenar el avance del COVID-19 | Newsweek México


Francia decreta nuevo confinamiento a partir del viernes para frenar el avance del COVID-19



El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció este miércoles que el país volverá al confinamiento nacional a partir de este viernes para hacer frente al avance del coronavirus.

El nuevo confinamiento nacional será de al menos un mes, pero menos estricto que el de la primavera puesto que las escuelas, fábricas y servicios públicos seguirán abiertos.

“El virus circula en Francia a una velocidad que ni siquiera los pronósticos más pesimistas habían previsto”, dijo Macron en un discurso retransmitido por televisión, en el lamentó la muerte el martes de 527 personas debido al COVID-19.

La segunda ola “será sin duda más dura y más mortífera que la primera” que dejó 30,000 muertos, añadió, en un tono grave.

Te puede interesar: De Reino Unido a Francia… Europa endurece medidas por alza de contagios de COVID

Desde este jueves a la medianoche y al menos hasta el 1 de diciembre los franceses “podrán salir de su casa sólo para ir al trabajo, a una visita médica, para ayudar a un pariente, hacer las compras esenciales o salir brevemente a tomar el aire”, detalló el jefe de Estado.

Se requerirán declaraciones escritas que justifiquen la salida, dijo, sugiriendo que se volverán a imponer multas a los infractores.

Los bares, restaurantes, museos y negocios no esenciales tendrán que cerrar sus puertas, pero a diferencia del confinamiento de dos meses impuesto entre marzo y mayo durante la primera ola del coronavirus, las escuelas permanecerán abiertas.

Asimismo, las fábricas, las explotaciones agrícolas y el sector de la construcción podrán seguir funcionando y los servicios públicos continuarán atendiendo.

“La economía no debe detenerse, ni hundirse”, señaló el mandatario francés.

Cada mes de confinamiento le cuesta a la economía francesa entre 2 y 2,5 puntos de PIB, según cifras del ministerio de Cuentas Públicas.

Un empleado recoge las sillas de un bar en Toulouse, Francia después del comienzo del toque de queda impuesto en el país. (Foto: Fred SCHEIBER / AFP)

Segunda ola en Europa

“Hace falta sobre todo reconocer que, como nuestros vecinos, estamos sumergidos en la aceleración repentina de la epidemia, de un virus que parece ganar fuerza a medida que bajan las temperaturas. Hace falta, insisto, mucha humildad”, matizó, aunque ha señalado que “todos en Europa están sorprendidos por la evolución del virus”.

En este sentido, ha afirmado que algunos países, “como España, Irlanda y Países Bajos, han tomado medidas más duras que las nuestras” y ha expresado que “todos están desbordados por una segunda ola, que será seguro más dura que la primera”.

Lee: Alemania cierra restaurantes y actividades de ocio para frenar contagios de COVID

“En esta situación, mi responsabilidad es la de proteger a todos los franceses y, a pesar de las polémicas y las dificultades de las decisiones a tomar, asumo mi responsabilidad plenamente”, subrayó antes de recordar que el 85 por ciento de los fallecidos a causa de la COVID-19 tienen más de 70 años.

Asimismo, señaló que las fronteras exteriores permanecerán cerradas “con algunas excepciones” y ha garantizado que “los franceses del extranjero podrán regresar”, para lo que se pondrá en marcha la realización de pruebas rápidas.

Situación actual

Tan solo dos semanas atrás, el gobierno francés impuso un toque de queda nocturno que obligaba a dos tercios de la población a quedarse en sus casas entre las 21:00H y las 06:00H locales, pero esta medida, admitió Macron, “no fue suficiente”.

Desde agosto Francia observa un fuerte repunte de contagios. En la página oficial del gobierno, las autoridades dieron cuenta el miércoles de 244 muertos en los hospitales en las últimas 24 horas, lo que eleva el balance a 35,785 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Con más de 3,000 los enfermos en cuidados intensivos, es decir más de la mitad de las camas disponibles ocupadas, las autoridades temen ante todo la saturación de estas unidades.

Miembros de la policía nacional francesa revisan a un peatón luego del comienzo del toque de queda en Toulouse. (Foto: Fred SCHEIBER / AFP)

“Si no actuamos ahora, Francia corre el riesgo de sufrir por lo menos 400,000 muertes adicionales” dentro de unos meses, advirtió el presidente.

Para paliar las pérdidas, el gobierno otorgará a las pequeñas empresas obligadas a cerrar una ayuda de hasta 10,000 euros al mes (11,700 dólares).

Entérate: Francia vuelve al estado de emergencia sanitaria ante avance de COVID-19

Fuente: https://newsweekespanol.com/2020/10/francia-emergencia-sanitaria-toque-queda/
Publicado por: AFP

“Si en dos semanas tenemos la situación bajo un mejor control, podremos revaluar las cosas y esperamos abrir algunos negocios, en particular para las vacaciones de Navidad”, dijo.

“Espero que podamos celebrar la Navidad y el Año Nuevo con la familia”, añadió.

Con información de Europa Press y AFP.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.