Sacha Baron Cohen llama las empresas tecnológicas “la mayor máquina de propaganda"


El actor Sacha Baron Cohen llama a Facebook, Google y Twitter “la mayor máquina de propaganda de la historia”



El comediante y actor Sacha Baron Cohen calificó a las grandes empresas tecnológicas como Facebook, YouTube y Google, Twitter como la “mayor máquina de propaganda de la historia”, por propagar los discursos de odio y la desinformación.

La noche de este jueves, Cohen dio un discurso para la organización de lucha contra el antisemitismo, la Liga Anti-Difamación (ADL, por sus siglas en inglés), donde recalcó el aumento de los crímenes de odio y señaló como responsable a las grandes empresas de internet.   

“La democracia, que depende de verdades compartidas, está en retirada, y la autocracia, que depende de mentiras compartidas, está en marcha. Los crímenes de odio están aumentando, al igual que los ataques asesinos contra las minorías religiosas y étnicas.

¿Qué tienen en común todas estas tendencias peligrosas? Solo soy un comediante y un actor, no un erudito. Pero una cosa es bastante clara para mí. Todo este odio y violencia está siendo facilitado por un puñado de compañías de internet que constituyen la mayor máquina de propaganda de la historia”.

En otra parte de su discurso el comediante afirmó que si Facebook hubiera existido en 1930 le hubiera permitido a Adolfo Hitler difundir anuncios antisemitas.

Cohen declaró que en internet “todo puede parecer igualmente legítimo”… “Parece que hemos perdido un sentido compartido de los hechos básicos de los que depende la democracia”.

También criticó las acciones que los títulares de las compañías han anunciado para reducir el odio, tachándolas de “superficiales”. Y agregó que las redes sociales permiten a los autoritarios empujar los absurdos a miles de millones de personas.

En las últimas semanas el director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, anunció a fines de octubre que estaba renunciando a todos los anuncios políticos en su plataforma, excepto a aquellos que promueven buenas causas, como la defensa del medio ambiente o la promoción de la igualdad social.

Te interesa: Twitter dejará de aceptar publicidad política en su plataforma a nivel global

El miércoles, Google informó que estaba endureciendo sus reglas sobre publicidad política, incluida la prohibición de la publicación de mensajes claramente falsos o que hagan una focalización ultraespecífica de los votantes.

Facebook anunció en septiembre que no filtraría los anuncios políticos, por creer que, en general, era interesante que los usuarios de Internet los vieran, lo que le valió muchas críticas.

Sin embargo, el actor y comediante dijo que “nuestras democracias pluralistas están en un precipicio y que los próximos 12 meses, y el papel de las redes sociales, podrían ser determinantes” al referirse a los comicios por los que pasará Estados Unidos en 2020, “mientras los trolls y los bots perpetúan la repugnante mentira de una “invasión hispana””.

También lee: Facebook tiene nuevas estrategias para combatir la injerencia extranjera en las elecciones de EU en 2020

“Los votantes británicos irán a las urnas mientras los conspiradores en línea promueven la despreciable teoría del “gran reemplazo” de que los cristianos blancos están siendo reemplazados deliberadamente por inmigrantes musulmanes”.

“Y después de años de videos de YouTube que llaman al cambio climático un “engaño”, Estados Unidos está en camino, dentro de un año, de retirarse formalmente de los acuerdos de París. Una cloaca de fanatismo y teorías de conspiración viles que amenazan la democracia y nuestro planeta: esto no puede ser lo que los creadores de Internet tenían en mente”.

“Es hora de finalmente llamar a estas compañías lo que realmente son: las editoriales más grandes de la historia”, dijo.

Cohen, que interpretó una serie de personajes iconoclastas en el cine, desde Borat hasta Brüno, llamó a la red social a verificar el contenido de los comerciales antes de lanzarlos.

Con información de The Guardian y AFP

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.