Macron le advierte a Boris Johnson que no habrá nuevo acuerdo de Brexit


Macron le advierte a Boris Johnson que no puede haber un nuevo acuerdo en el Brexit

Francia-Gran Bretaña- Unión Europea-Brexit


El presidente francés Emmanuel Macron se reunió este jueves con el primer ministro británico, Boris Johnson, para discutir sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Macron se mostró abierto a la idea de tener más conversaciones para encontrar alternativas al Brexit y dijo que el mecanismo de la “salvaguarda irlandesa” (o backstop), es indispensable para tener un acuerdo de salida.

En la misma línea que la canciller alemana Angela Merkel, el miércoles, Macron estuvo de acuerdo en tratar de encontrar una solución al problema clave de la frontera irlandesa, que ha obstaculizado las negociaciones desde 2017.

Lee más: Boris Johnson se reúne con Angela Merkel para discutir el Brexit

Sin embargo, Macron se ha mantenido firme en la postura defendida por Bruselas y por el resto de estados miembros: no puede haber un nuevo acuerdo. “Quiero ser muy claro, en el próximo mes no encontraremos un nuevo acuerdo de salida que se desvíe mucho del original”, ha prevenido a Johnson.

“El ‘backstop’ es un elemento clave que aporta garantías indispensables para la preservación de la estabilidad de Irlanda. No vamos a alcanzar un nuevo acuerdo de retirada que se aleje de estas bases ya encontradas”, insistió Macron.

El mandatario francés también le dijo a Johnson que a la UE le gustaría tener “visibilidad” sobre las propuestas concretas de Londres para la retirada del Reino Unido.

“Todos deberíamos ser capaces de encontrar algo inteligente dentro de los 30 días si hay buena voluntad en ambos lados”, dijo Macron.

Por otra parte, Merkel recalcó este jueves que no le había dado al Reino Unido un plazo estricto de 30 días, sino que quería resaltar el poco tiempo que faltaba para la fecha de salida prevista del Reino Unido del 31 de octubre.

El desafío

El principal desafío es encontrar una solución al mayor de los escollos: el mecanismo llamado “backstop” (o salvaguarda), previsto en el acuerdo concluido entre Londres y la UE en noviembre de 2018, que posteriormente fue rechazado en varias ocasiones por el Parlamento británico.

Esta controvertida disposición, una especie de “póliza de seguro” para la UE, tiene como objetivo evitar la reinstauración de una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, so riesgo de resucitar el viejo conflicto en la isla.

Fue en 1998 cuando se eliminó la frontera entre las dos Irlandas con los Acuerdos de Viernes Santo, con el que se puso fin al conflicto armado entre ambas naciones.

Lo que el gobierno británico teme es que, al mantenerse Irlanda del Norte en el mercado europeo, sea una especie de ancla del Reino Unido en la unión aduanera de Europa.

Con información de The Guardian y AFP.

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.