La vasija de un rey aporta pistas sobre el colapso de la civilización maya


El texto jeroglífico de la vasija de un rey aporta pistas sobre el colapso de la civilización maya



Científicos hallaron fragmentos de una vasija en un antiguo palacio real de Belice, y los jeroglíficos de la decoración nos permiten vislumbrar el misterioso colapso de la civilización maya. El texto habla del propietario de la vasija -un rey de Komkom-, y describe una serie de acciones bélicas asociadas con él, incluida la “danza de la tortuga-rana” que realizó después de una victoria militar.

Datada hacia el año 800 d.C., la vasija fue descubierta en el complejo arqueológico de Baking Pot por un equipo investigadores que dirigía la Dra. Julie Hoggarth, profesora asistente de antropología en la Universidad Baylor, Texas., quien observó que uno de los fragmentos contenía un jeroglífico que hacía referencia a Yaxhá, un centro ceremonial maya de Guatemala.

La vasija estaba hecha pedazos, de suerte que los científicos tuvieron que unir los 82 segmentos que encontraron para reconstruir lo que, en su opinión, es casi 60 por ciento del recipiente. En su estado original, la vasija debió tener una altura aproximada de 23 centímetros, mientras que toda su superficie habría contenido 202 caracteres jeroglíficos: una narración inusitadamente extensa respecto de otros textos precolombinos descubiertos en Belice.

Lee: Descubren un negocio de bocadillos preservado en las ruinas de Pompeya

Luego de descifrarlo, Hoggarth y sus colegas se percataron de que el texto hacía revelaciones inesperadas sobre una época de la que hay muy poca información escrita, así que la profesora ha reunido los detalles en un libro de reciente publicación, titulado “A Reading of the Komkom Vase Discovered at Baking Pot, Belize”.

La vasija fue creada durante el periodo en que inició el colapso de la civilización maya, cuando los habitantes empezaron a abandonar sus ciudades y, hacia el año 900 d.C., dejaron de erigir monumentos. Si bien se desconoce la causa exacta de esta crisis, diversos expertos han sugerido que una combinación de factores pudo haber ocasionado la ruptura del sistema político maya.

“A fines del periodo Clásico, el crecimiento poblacional obligó a los mayas a despejar más tierras para cultivar alimentos y es posible que, en algunos casos, esto haya contribuido a la degradación ambiental”, explicó Hoggarth, en entrevista con Newsweek. “Por otra parte, entre el primer cuarto y hasta fines del siglo IX (de 820 a 900 d.C.) se registraron varias sequías graves que tal vez impactaron en la producción agrícola. Y dado que los gobernantes mayas eran los intermediarios divinos de sus deidades, cabe suponer que perdieron legitimidad cuando no lograron atraer la lluvia, de modo que el pueblo pudo haber ‘votado con los pies’ abandonando las ciudades”.

Reconstrucción parcial de la vasija Komkom. FOTO: UNIVERSIDAD DE BAYLOR

La narración de la vasija Komkom describe una guerra que se librara en aquellos días, y deja entrever la propaganda que se hacía a la sociedad de la época. “En el periodo Clásico maya, no era común que escribieran sobre asuntos mundanos”, precisó Hoggarth, agregando que lo habitual eran los relatos sobre temas políticos, como nacimientos, entronizaciones, alianzas y rituales. Y muy pocos textos hablan de sequías o problemas comerciales. “Lo más distintivo de la vasija Komkom es que fue pintada durante un periodo de inestabilidad, y ofrece la perspectiva de los mayas respecto del escalamiento bélico de aquellos tiempos”.

Te puede interesar: Hernán Cortés, el conquistador de México que murió pobre y cuyos restos acabaron olvidados en una iglesia 

El texto de la vasija ofrece datos sobre su regio propietario. Si bien no lo cita por su nombre, señala que su padre fue Sak Witzil Baah, el rey de Komkom, y que su madre pertenecía a la realeza del reino de El Naranjo. Estos detalles apuntan a que el personaje descrito fue uno de los últimos gobernantes de Komkom.

La narrativa proporciona información sobre una serie de acciones militares que dirigió el gobernante. Por ejemplo, dice que en julio de 799 d.C., “hachó el centro de la cueva de Yaxa’”. A decir de Hoggarth, el vocablo “cueva” se refiere, muy probablemente, a la entidad política o asentamiento de Yaxhá. “El texto cuenta que el derrotado rey de Yaxhá, K’inich Lakamtuun, huyó de la ciudad a un lugar ‘donde abundan los mosquitos / las moscas’. Y más adelante describe que el propietario de la vasija ejecutó la ‘danza de la tortuga-rana’ para celebrar su victoria sobre Yaxhá”.

La antropóloga advirtió que es muy difícil distinguir entre la propaganda política y la realidad porque, como sucede con todas las fuentes escritas, son los vencedores quienes registran la historia. “Un aspecto interesante es que los monumentos de [el sitio arqueológico de] El Naranjo detallan muchos de los acontecimientos descritos en la vasija Komkom”, prosiguió Hoggarth. “Y según esos relatos, los gobernantes de El Naranjo son quienes emprenden los ataques contra Yaxhá. Aun cuando El Naranjo era un reino más grande y poderoso que Komkom, la declaración de progenitura de la vasija señala que la madre del propietario formaba parte de la realeza de El Naranjo, de manera que es evidente que los dos reinos forjaron alianzas políticas y matrimoniales”.

“No obstante, el texto de la vasija Komkom afirma que su propietario -el presunto gobernante de Komkom- fue quien dirigió los ataques contra Yaxhá. Así pues, puedes ver con qué facilidad introducían pequeños cambios en la narrativa histórica para usarlos como propaganda política y fortalecer la reputación del protagonista del relato”.

Aun cuando no intervino en la investigación, la Dra. Elizabeth Graham, profesora de arqueología mesoamericana en el Instituto de Arqueología de University College Londres, en el Reino Unido, señala que la extensión y la fecha del texto (el periodo en que se produjo el colapso de la civilización maya) aportan información muy interesante de aquella época: “En un ‘minuto’ están pintando hermosos textos según la tradición Clásica, y en el siguiente, el colapso”, comentó para Newsweek.

“Podemos obtener mucha más información de la vasija”, aseguró Graham. “Para validar la traducción de las cláusulas de un texto, es necesario que los mismos acontecimientos o títulos figuren en otros sitios [arqueológicos]. Y en el caso de la vasija Komkom, dichos sitios son El Naranjo, Tikal y Yaxhá”.

Descubren cientos de objetos en la cueva sagrada Balamkú, inalterada desde hace más de mil años

Hoggarth está buscando la manera de desarrollar una cronología precisa que permita reconstruir la ruptura de los sistemas políticos y el abandono de los centros mayas. Por lo pronto, utiliza la datación por radiocarbono para determinar cuándo fue que los mayas abandonaron los palacios reales y cuándo dejaron de usar los centros ceremoniales. Entre tanto, su equipo está investigando la asociación entre el colapso y las graves sequías registradas en aquellos días.

“Diversos arqueólogos han apuntado a la extensa correlación de los cambios políticos y demográficos con los cambios climáticos”, explicó. “El problema es que, hasta hace poco, nos hemos visto limitados por cronologías imprecisas fundamentadas periodos de cerámica que suelen abarcar varios siglos. Debido a esta resolución temporal deficiente, ha sido difícil identificar relaciones claras entre las sequías y el impacto social. Pero ahora, la gran precisión de la cronología por radiocarbono nos permite establecer una escala temporal mucho más aproximada sobre el momento en que ocurrieron los cambios políticos y demográficos”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.