La intimidad amenazada en Facebook: el escándalo que llevó a Zuckerberg ante el Congreso


La intimidad amenazada en Facebook: el escándalo que llevó a Zuckerberg ante el Congreso



Sigue la comparecencia de Mark Zuckerberg ante legisladores de EU aquí.

Mark Zuckerberg, el presidente ejecutivo de Facebook, se presentará ante el Congreso de Estados Unidos por el “gran error” de haber permitido que Cambridge Analytica tuviera acceso a los datos de al menos 87 millones de sus usuarios, principalmente estadounidenses.

“Ahora es claro que no hicimos lo suficiente para prevenir que estas herramientas se usen también para dañar”, señala Zuckerberg en un documento oficial previo a las reuniones del martes con una comisión del Senado y el miércoles con una de la Cámara de Representantes. “Fue un gran error. Fue mi error, y lo siento… soy responsable de lo que sucede aquí”, añadió.

El escándalo que llevó a Facebook ante el legislativo estadounidense comenzó en 2013, cuando el psicólogo Aleksandr Kogan desarrolló la app interna “This Is Your Digital Life” para la empresa analista de datos Cambridge Analytica. El test fue utilizado por alrededor de 300,000 personas aunque la información de sus “amigos” también se recolectó.

La red social no informó de esta brecha de seguridad hasta unas horas antes de que The New York Times y The Guardian reportaron, con apoyo del exempleado Christopher Wylie, que 50 millones de perfiles de usuarios se utilizaron para diseñar software capaz de predecir e influir en las elecciones de los votantes en las urnas.

Christopher Wylie, el hombre que reveló datos sobre Cambridge Analytica. Foto: AFP

“Kogan nos mintió y violó nuestras políticas de plataforma al pasar datos de una aplicación que usaba Facebook Login a SCL/Cambridge Analytica, una firma que realiza trabajo político, gubernamental y militar en todo el mundo”, expresó Facebook en un comunicado suscrito por su vicepresidente y consejero general adjunto, Paul Grewal, un día antes de que se publicaran las historias.

Empresa con un perfil político

Cambridge Analytica, cuyos directivos presumían de poder cambiar tendencias electorales, incluso amañando escándalos con prostitutas y sobornos para arruinar la reputación de candidatos, fue contratada para la campaña presidencial de Donald Trump en 2016 (que está también enmarcada por la presunta injerencia de autoridades rusas).

En el video de Channel 4 News, directivos explican además algunas técnicas para manipular a la opinión pública.

Inclusive, la empresa fue financiada por Robert Mercer, un empresario estadounidense de 71 años y que es uno de los principales contribuyentes al Partido Republicano de Estados Unidos y fue uno de los pocos empresarios de perfil alto que apostó por Trump.

Aunque la firma británica desmintió “enérgicamente” haber utilizado los datos de millones de usuarios estadounidense para influenciar el voto hacia Trump, suspendió a su presidente ejecutivo Alexander Nix días después de que se reveló el caso.

Mark Zuckerberg justificó en una publicación que desde 2014 se realizaron cambios en la plataforma para que las aplicaciones como “This Is Your Digital Life” no tuvieran acceso a información de los amigos y que solicitara autorización para los datos confidenciales.

Dijo también que en 2015 prohibieron la aplicación y “exigimos que Kogan y Cambridge Analytica certificaran formalmente que habían borrado todos los datos obtenidos incorrectamente”.

En su testimonio para el Congreso se comprometió a evitar que casos como los de CA se repitan y anunció que “estamos en el proceso de investigar cada aplicación que tuvo acceso a una gran cantidad de información antes de que bloqueáramos nuestra plataforma en 2014”, dijo Zuckerberg.

“Si detectamos actividad sospechosa, haremos una auditoría completa. Y si descubrimos que alguien está utilizando datos de manera incorrecta, los prohibiremos y se lo diremos a todos los afectados”, dijo Zuckerberg, quien el lunes asistió al Capitolio.

Y no es para menos porque, de acuerdo con la AFP, algunas de las armas legislativas que están en el menú son multas por pérdidas de datos, un encuadre más estricto de las publicidades políticas y obligar legalmente a los grupos de internet a hacerse responsables de los contenidos difundidos en sus plataformas.

Contra los desarrolladores y las aplicaciones

Como medidas para proteger los datos de los usuarios, Zuckerberg dijo en una publicación de marzo que la empresa investigará a todas las aplicaciones que tuvieron acceso a grandes cantidades de información antes de que actualizaran la plataforma en 2014 y que auditarán a cualquier aplicación “sospechosa”.

Señaló que restringirá “aún más el acceso a los datos de los desarrolladores” prohibiendo el acceso a información después de tres meses y al reducir la información proporcionada a las aplicaciones: sólo podrán ver nombre, foto de perfil y dirección de correo electrónico.

La tercer medida anunciada por Zuckerberg es una herramienta para la cronología de Facebook que permitirá a los usuarios ver las aplicaciones que han utilizado y encuentren una manera de revocar los permisos a los datos.

Desprestigio internacional

El escándalo de Cambridge Analytica y Facebook significó la pérdida de 80,000 millones de dólares de valor en la bolsa y activó las alertas de empresas, figuras del mundo tecnológico, y autoridades internacionales.

La Unión Europea exigió respuestas sobre el caso mientras que la Comisión de Información del Reino Unido, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, Italia y Australia abrieron investigaciones sobre el caso.

Marcas como Playboy, Pep Boys y figuras tecnológicas como Steve Wozniak y Elon Musk eliminaron sus perfiles de Facebook.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.