Autosuficiencia energética, un complot de la política de ficción | Newsweek México


Autosuficiencia energética, un complot de la política de ficción

MÉXICO ha estado ejecutando, desde hace más de cinco décadas, metas que no tienen una duración o una vida útil, no más allá del periodo de cada administración y que nunca han estado ligadas a la geopolítica energética mundial, al contrario, siempre sustentadas en una soberanía de autocomplacencia de placebos cíclicos.

En abril sucedió una epifanía energética en el país, y espero que alguien pueda considerarla para la toma de decisiones en el futuro. Según datos de la Secretaría de Energía, en este mes aumentó la demanda de los principales combustibles. La gasolina observó una demanda de 851,000 barriles por día de gasolina, 398,000 de diésel y 81,000 de turbosina. Esto valores conforman el consumo observado en algunos meses antes de la pandemia. Esto significa que la gente ha empezado a manejar para desplazarse, y de acuerdo con datos de movilidad, ha habido un incremento del 10 al 15 por ciento respecto al mes anterior.

Los datos, tras un análisis, que se observaron en abril nos dicen que:

• Gasolina. La demanda fue de 851,000 barriles diarios. Pemex produjo 232,000 y comercializó 566,000 (67 por ciento del mercado), y la parte no Pemex, 285,000. Pemex importó alrededor del 60 por ciento del total de sus ventas.

También lee: Mexicanos, optimistas para crecer y superar la pandemia

• Diésel. La demanda fue de 398,000 barriles diarios. Pemex produjo 95,000 y comercializó 218,000 (67 por ciento del mercado), y los no Pemex, 180,000. Pemex importó 56 por ciento del total de sus ventas.

• Las seis refinerías tuvieron en promedio una utilización no mayor de 45 por ciento. Un accidente dejó fuera de operación por un tiempo a una refinería, y otra estuvo operando al 50 por ciento comparado con el mes anterior.

Considerando estos datos para una proyección en 2024 para determinar qué tan alejados estamos de ser autosuficientes en combustibles, surgen dos consideraciones:

a) Autosuficientes. Refinerías (seis) operando al 84 por ciento de utilización (con paros programados y Tula reconfigurada), Dos bocas y Cangrejera. Deer Park, importando todos los combustibles. No requeríamos importar el total de la demanda en gasolina, y en diésel 34 por ciento a favor respecto a la demanda, considerando que todas las refinerías producirían diésel de bajo azufre.

No te pierdas: ¿Clase media? La verdad no peca, pero incomoda

b) No autosuficientes. Refinerías (seis) no llegarán al objetivo del 84 por ciento, y si estuvieran al 50 por ciento, tendríamos que importar el 25 por ciento de gasolina, y 19 por ciento del diésel en bajo azufre. Estos porcentajes aumentarán conforme no se cumplan la entrada de operación de los proyectos, y cómo las negociaciones concluyan con los órganos reguladores de Estados Unidos y los clientes en el mercado de nuestro vecino respecto a Deer Park.

Ante la revelación del futuro en el sector energético de México habría que cuestionar si las políticas públicas estarán acordes con el contexto actual en el tiempo de la curva evolutiva de inversiones en tecnología, al asumir riesgos operativos, financieros e incertidumbres creadas y que no debería haber; al intuir y pretender que la empresa productiva del Estado la continuemos estresando de nuevo para realizar el todo.

India en 2023 venderá gasolina mezclada con etanol al 20 por ciento, y pretende tener motores flexibles en forma obligatoria. El fin es reducir el precio de la gasolina y activar la industria agrícola, comentó el ministro de transporte Nitin Gadkari. ¿En México qué estamos haciendo?

El 30 por ciento de los ingresos de Pemex provienen de la comercialización de combustibles, y por medio de la empresa PMI Trading mantiene el control del mercado al importar gran parte de los combustibles. La pregunta para considerar es: ¿La nación podrá cubrir toda la inversión de refinerías? Se requiere operación, modernización para capturar calor, gases de efecto invernadero, reconfiguración de las otras dos, mantener la eficiencia por arriba del 80 por ciento, y dejar de exportar crudo. Complicado, ¿no?

Te interesa: La inteligencia aumentada, el arte de tomar decisiones acertadas

Resumen para ser autosuficientes en combustibles:

1. Refinerías (seis) deberán operar al 84 por ciento de utilización, considerando el mismo volumen de salida actual del sistema por cada barril de entrada.

2. Que los productos de Deer Park permitan su importación en su totalidad por parte de reguladores de Estados Unidos y el mercado.

3. Dos Bocas opere comercialmente a partir de 2023.

4. Que seis refinerías produzcan en 2024, todas, diésel de bajo azufre.

5. Cangrejera opere la nueva capacidad de gasolina y diésel en 2024.

6. Invertir en captura de calor y gases de efecto invernadero.

7. Incremento del 40 a 50 por ciento del presupuesto actual en 2024.

Todo esto será logrado siempre y cuando a Pemex puedan asignarle recursos financieros, ahora que en México tenemos una economía del tipo socialista al asignar más recursos a la parte de protección social.

Los seres humanos todavía no sabemos con certidumbre cómo mutar y eliminar los malos hábitos de transformar la energía para su uso. En el mundo no existe un liderazgo definido acoplado con un objetivo en común, estamos en el limbo del cómo para después pasar al dónde y concluir con quién invertirá. Europa ha incrementado en los últimos meses el uso de carbón ante la falta de gas natural (hidrocarburo gaseoso), que a mediano plazo será remediado por medio del ducto Nord Stream 2. Ahí está el cómo sustituir el carbón; dónde, en Alemania, y quién invertirá, Rusia. Así de fácil se resuelve el problema. N

—∞—

Ramsés Pech es analista y asesor de la industria energética y en economía. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.