10 propósitos de Año Nuevo para comer rico y mejor | Newsweek México


10 propósitos de Año Nuevo para comer rico y mejor



No es sano física ni mentalmente comer con culpa. No lo hagas.

TODOS lo sabemos: los propósitos de Año Nuevo que tienen que ver con la alimentación entran en vigor después de la rosca de Reyes, ya cuando no hay nada de comer que podamos extrañar de la temporada navideña.

Ahora sí ya no hay pretexto y estás en el mejor momento para poner atención a tu cuerpo y darle cariñito comestible. Toma papel y lápiz, haz una lista de compras, y manos a la obra con esos nuevos hábitos.

AÑO NUEVO, VIDA NUEVA

Este año no te proponemos solo una dieta estricta que haga que te sientas menos culpable durante enero. No se trata de eliminar los rezagos de bacalao y romeritos, sino de mantener unos buenos hábitos durante todo el año sin sufrir en el camino.

Tampoco sugerimos que elimines todo aquello que te hace feliz o te metas en regímenes que pueden poner en riesgo tu salud. Le apostamos al trabajo diario, al esfuerzo pequeño pero constante, para que tú y tu entorno mejoren.

También lee: ¿Cómo ser más feliz? Aquí tenemos la respuesta con bases científicas

1. Adiós a los ultraprocesados. En tu siguiente visita al supermercado haz el siguiente ejercicio: toma una bolsa de papitas, un pan empaquetado o cualquier lata y dales una leída a los ingredientes. ¿Los conoces todos? ¿Puedes pronunciarlos todos?

Exacto. Es momento de tomarse a pecho la frase de que somos lo que comemos y definitivamente nadie quiere ser algo que no conoce. Opta por lo natural y aprende a dosificarlo, de modo que no tengas que tirar cosas a la basura porque se echaron a perder.

2. Designa un espacio en tu agenda para cocinar. Uno de los peores escenarios del godín promedio sucede cinco minutos antes de la hora de la comida, cuando nos damos cuenta de que no descongelamos esa pechuga de pollo, no hay arrocito para acompañar y ni hablemos de la sopa que toma más tiempo en su preparación.

Nuestra sugerencia es: destina dos horas después de haber hecho tu compra para cocinar todo lo que vas a comer en la semana. Así, el propósito de Año Nuevo de comer rico sin gastar también lo cumplirás.

3. Invierte en un buen recetario. Los hay de todos tipos: más básicos o muy profesionales; temáticos, con fotos, con dibujitos o incluso en internet. Entre más recetas veas mayor será tu imaginación a la hora de ponerte frente a la estufa, lo cual asegura que comerás más variadito y rico.

4. Conoce más de lo que te gusta. La pandemia nos hizo adictos a los lives, a las catas por Zoom, a la comida a domicilio y también a ciertos antojitos que quizá no teníamos antes. ¿Por qué no conocer más de chela si te tomas una al día? O ¿qué te parece explorar el mundo del chocolate? 

Otra bendición que dejó la pandemia es que todos aquellos expertos en temas especializados salieron a la luz y están listos para compartir su conocimiento por medio de plataformas digitales. Aprovéchalo y anótalo en tu lista de propósitos de Año Nuevo.

5. Equilibrio en lo que comemos. Llevamos toda la vida escuchando la frase dieta equilibrada. Pero ¿acaso quiere decir que por cada rebanada de rosca de Reyes tengo que comer la misma porción en hojas de lechuga? No. No. Y no.

No te pierdas: 21 cosas agradables que podremos esperar en 2021

Comencemos por algo. Dieta se refiere a la alimentación diaria, no necesariamente a ese trámite horrendo donde no se come nada. Para que sea equilibrada debe tener todos los grupos de alimentos en proporciones determinadas que puedes conocer con el plato del bien comer.

6. Una receta nueva cada semana. Lo sabemos, es muy fácil comer pechuga asada todos los días, pero también es de lo más aburrido. Hazte de hierbas de olor y especias para darle una variadita a tu menú y así disfrutar más la hora de la comida.

Con el tiempo y la práctica le irás perdiendo el miedo al horno, a la estufa y a los ingredientes desconocidos así que esos propósitos de Año Nuevo de aprender a cocinar también se van a cumplir.

7. Disfruta tus comidas. No es sano física ni mentalmente comer con culpa. No lo hagas. Si se te antojó el pastel de chocolate cómetelo, pero eso sí, haz ejercicio, equilibra tu comida el resto del día, mas no sufras.

Come en conciencia: percibe los sabores, aromas y texturas de cada ingrediente. Y, después de todo, ¡feliz 2021 y a cumplir los propósitos del nuevo año!  

—∞—

Paloma García Castillejos es editora general del sitio animalgourmet.com

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.