Senadores republicanos aún consideran cuestionar el triunfo de Joe Biden | Newsweek México


Senadores republicanos aún consideran cuestionar el triunfo de Joe Biden



VARIOS senadores del Partido Republicano aún consideran la posibilidad de unirse en un último esfuerzo de anular la elección estadounidense, para lo cual cuestionarían la certificación del Congreso a la victoria del presidente electo, Joe Biden, en el Colegio Electoral.

Ello se produce a pesar de la advertencia del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, de no caer en un esfuerzo frívolo que podría perjudicar a largo plazo a los republicanos.

Los senadores republicanos Josh Hawley (Missouri) y Ted Cruz (Texas) declararon a Newsweek que aún no se han decidido, mientras que varios de sus colegas de partido declinaron cerrar la puerta a la idea de unirse al movimiento encabezado por la Cámara para cuestionar la victoria de Biden en el Colegio Electoral, la cual se oficializó este lunes.

“Esta es la oportunidad que tienen los miembros de la Cámara y del Senado, la única oportunidad real que tienen formalmente en el proceso, de plantear cualesquier preocupaciones”, afirmó Hawley. “Yo tengo importantes preocupaciones. Habiendo dicho eso, todavía me estoy poniendo al corriente. No he tomado ninguna decisión”.

También lee: Debido a la pandemia habrá pocos invitados en la investidura de Biden

Cruz indicó que está esperando que concluya la prolongada acción legal.

“Aún hay muchas demandas legales en camino, y los procedimientos legales tiene que continuar su camino”, dijo Cruz. “El proceso legal tiene que llevarse a cabo”.

La disposición a considerar una jugada desesperada de esa naturaleza, encabezada por el republicano Mo Brooks (Alabama), representa la posibilidad real de que los legisladores se vean obligados el 6 de enero a rechazar los intentos de los republicanos para conceder la elección al candidato perdedor, una acción que perjudicaría el proceso democrático.

Brooks necesita tan solo a un republicano del Senado para obligar a una votación, algo que hasta ahora no ha podido lograr, ya que, en público y en privado, los senadores republicanos tratan de descartar la idea y de instar al partido a seguir adelante.

Poner a los republicanos en el registro podría obligarlos a emitir un voto contra Trump, una postura potencialmente perjudicial para el Partido Republicano en la próxima elección y que podría provocar aún más la ira del presidente.

LA ADVERTENCIA DE MCCONNELL

Durante una llamada con senadores republicanos realizada este martes, McConnell hizo una advertencia directa en contra de unirse al esfuerzo de Brooks, quien ha adquirido fuerza entre los republicanos de la Cámara.

“En la llamada telefónica se nos instó a aceptar el resultado, a pesar de que no es lo que habíamos previsto para los próximos cuatro años, y a tratar de hacer lo mejor para el pueblo estadounidense, y esto es mirar hacia delante”, dijo la senadora Shelley Capito (Virginia Occidental). “No hubo ninguna oposición a ello. Nadie dijo: ‘Oh, esperen un minuto’”.

Aun así, el mensaje de McConnell no logró hacer que Hawley tomara una decisión.

“Pienso que todos los senadores y congresistas tienen que tomar su propia decisión al respecto”, dijo Hawley. “Al final, soy responsable de las personas de mi estado. Tengo que tomar una decisión basada en sus preocupaciones y en lo que es bueno para ellas”.

El senador Josh Hawley arriba a un almuerzo de política de los senadores republicanos. Foto: Stefani Reynolds/Getty

Además de Hawley y Cruz, que aún están indecisos, varios senadores republicanos entrevistados por Newsweek declinaron descartar la posibilidad de que ellos mismos pudieran cuestionar el resultado.

Los senadores Mike Lee (Utah) y Rand Paul (Kentucky) declinaron hacer comentarios, mientras que el senador John Kennedy (Luisiana) señaló: “No tengo nada que decir al respecto”.

Lee encabeza un grupo conservador de senadores que la semana pasada invitaron discretamente a Brooks para escuchar su discurso.

Los senadores Ron Johnson (Wisconsin) y Lindsey Graham (Carolina del Sur) han dicho que no pondrán en tela de juicio la certificación de la victoria de Biden, a pesar de que ambos hombres impulsaron afirmaciones infundadas de que la elección de 2020 estuvo repleta de votos ilegales.

SIN PRUEBAS DE FRAUDE

No ha habido ninguna prueba de un fraude generalizado, a pesar de las afirmaciones del presidente Donald Trump y de sus aliados. La campaña de Trump y los republicanos ha fracasado en decenas de demandas, entre ellas, una presentada ante la Corte Suprema, que pretendía descartar millones de votos emitidos legalmente.

Este miércoles, Johnson sostuvo una controvertida audiencia, que en ocasiones se volvió beligerante, sobre “irregularidades en la elección de 2020”, en la que Paul dijo: “La elección, en muchas formas, fue robada”.

En las semanas que siguieron a la elección, Graham presionó a funcionarios de varios estados en disputa para que invalidaran millones de boletas que condujeron a la victoria de Biden. Sin embargo, a pesar de ser uno de los más cercanos aliados de Trump en Capitol Hill, declaró a Newsweek que no cuestionaría la elección el 6 de enero.

“Simplemente no pienso que sea algo bueno para el país”, dijo Graham.

No te pierdas: Biden crítica a Trump: Es una posición extrema que nunca habíamos visto”

El cuestionamiento a la victoria de Biden no sería la primera vez que los legisladores hayan dado un paso tan drástico. De hecho, en elecciones recientes, han sido principalmente los demócratas del Congreso quienes han planteado objeciones para certificar a los presidentes republicanos.

Desde la elección de 2000, los demócratas han tratado sin éxito de revertir los resultados en tres ocasiones, entre ellas, dos veces con el presidente George W. Bush y una con Trump. Todos los esfuerzos comenzaron en la Cámara y solo una vez lograron que una senadora se les uniera. La exsenadora Barbara Boxer (California) cerró filas con los demócratas cuando cuestionaron la segunda victoria de Bush.

Hawley señaló que no ha hablado con Brooks, pero observó la historia reciente de certificaciones del Colegio Electoral cuestionadas en el Congreso.

“Lo que es interesante es que utilizan este proceso para plantear preocupaciones debido a que es realmente la única oportunidad que tienen los miembros de la Cámara o del Senado”, dijo. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.