Empresario consentido de ‘Kiko’ Vega operó en Sumex y sigue de proveedor estatal | Newsweek México


Empresario consentido de ‘Kiko’ Vega operó en Sumex y sigue de proveedor estatal



El empresario Fernando Beltrán Rendón fue vicepresidente de la empresa que suministraba de energía al acueducto Río Colorado.

 

El exgobernador Francisco Vega no fue socio de Sumex, empresa a la que cancelaron el contrato público para proveer de electricidad al acueducto Río Colorado, como afirmó el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla.

Quien sí participó en Sumex fue el compadre del exgobernador, Fernando Beltrán Rendón, y un mes antes de perder el contrato, Beltrán abandonó la sociedad.

“Muchos de ellos ya vendieron las acciones”, dijo Bonilla en septiembre pasado, aunque no se refirió a Beltrán, quien en esta administración sigue como proveedor del gobierno con otra empresa y en otro giro, según este contrato.

Beltrán no poseía acciones de Sumex, pero sí tuvo un cargo durante los 3 años del contrato: era vicepresidente de Suministro Sustentable de Energía en México, S.A.P.I. de C.V., de acuerdo a documentos públicos inscritos en Nuevo León.

Las acciones de Sumex siempre quedaron en manos de dos jóvenes regiomontanos: José Javier Garza Calderón Buffington y Sebastián Alejandro Leal Buffington.

Pero incluso desde antes de ser vicepresidente, Beltrán tejió un entramado para ocupar las posiciones clave de la empresa, beneficiarse de los recursos públicos por su cercanía con “Kiko” Vega y retirarse sin romper relación con el gobierno de Bonilla.

En febrero de 2017, Sumex ganó la licitación para suministrar energía eléctrica durante 15 años al acueducto que abastece de agua la zona costa de Baja California. Fernando Beltrán Rendón asumió la vicepresidencia un año después.

Aun antes de que el gobierno de “Kiko” fallara por la oferta de Sumex, Beltrán ya se preparaba para beneficiarse de los recursos públicos. 

Lo primero que hizo fue constituir su propia empresa de suministro de energía. Lo hizo dos meses antes del fallo a favor de Sumex. Así nació IME: Integradora Mexicana de Energía, S.A.P.I de C.V.

Luego, aún sin ser socio de Sumex, Beltran colocó en cargos claves de ambas empresas a personas de su confianza, según esta acta de asamblea de IME, inscrita en Tijuana.

Tal es el caso de Guillermo Gutiérrez Amante, quien el 15 de febrero de 2017 se integró a Sumex como tesorero, mientras ocupaba el mismo cargo en IME.

El 30 de octubre de 2017, la asamblea de IME revocó los nombramientos de Fernando Beltrán como presidente, Francisco Franco Ibarra como secretario y Guillermo Gutiérrez Amantes, como tesorero.

En sus cargos, nombraron a Ricardo Torres Lira, Roberto Gómez Hernández y Daniel Wornovitzky Mozeico, respectivamente.

Y cuatro meses después, en febrero de 2018, la asamblea de Sumex nombró a Roberto Gómez como presidente, a Fernando Beltrán, vicepresidente y a Daniel Wornovitzky, apoderado.

Otro que recibió poder de Sumex fue Luis Damian Salazar Limón, comisario de Orange Star Energy S.A. de C.V. y apoderado de FB Desarrollo Inmobiliario, S.A.P.I. de C.V., ambas empresas de Fernando Beltrán, aunque la primera ya fue disuelta.

Los cargos en Sumex se mantuvieron durante los 3 años y dos meses en los que la empresa suministró de energía al acueducto Río Colorado, pero en abril de este año, tras la cancelación del contrato, hubo modificaciones.

El compadre del exgobernador de Baja California supo que el gobierno de Bonilla planeaba cancelar el contrato, y el 27 de abril Beltrán oficializó su renuncia al cargo en la empresa, según un acta de asamblea inscrita en el Registro Público de la Ciudad de México

Junto a Beltrán salieron Roberto Gómez, Daniel Wornovitsky, Luis Damián Salazar Limón y Guillermo Gutiérrez. La presidencia de Sumex quedó a cargo de Héctor José Hernández Cruz.

Fernando Beltrán no respondió a múltiples solicitudes de entrevista para este reportaje.

Otro cambió que sucedió tras la cancelación, fue que en agosto, Sumex se amparó contra la cancelación del contrato de suministro que debía terminar en el año 2032.

Ahora ese documento forma parte del litigio y no puede ser publicado, confirmó la Comisión Estatal del Agua, (CEA). Al cierre de edición, el director del Sumex no respondió a una solicitud de entrevista para conocer sobre el juicio.

No es la primera vez que un negocio de Beltrán con el gobierno es oscuro.

Newsweek Baja California documentó en 2017 que otra empresa de Beltrán Rendón se benefició con más de 800 millones de pesos públicos luego que el gobierno de Baja California rehabilitara un tramo de la vía del tren Tijuana-Tecate aunque Beltrán debía hacerlo, según un acuerdo público.

En aquella ocasión, se empleó el mismo mecanismo para no transparentar el contrato que el utilizado ahora. El contrato del gobierno con Baja California Rail Road, la empresa de Beltrán, formaba parte de un litigio entre particulares, y por lo tanto no podía ser publicado.

Cambió gobierno en Baja California, pero no cambió la relación con Beltrán: ambos contratos están reservados y él sigue como proveedor.

De hecho, la cancelación a Sumex no mermó la relación que Fernando Beltrán tiene con el gobierno de Baja California, ahora en manos del morenista Jaime Bonilla.

Y es que la administración de Bonilla renovó un contrato con la empresa FB Desarrollo Inmobiliario, del compadre de “Kiko” Vega.

  Se trata de un arrendamiento durante 2020, para el inmueble en el que operan las oficinas de la Subrecaudación Auxiliar de Rentas, ubicado en la delegación Cerro Colorado.

El contrato de arrendamiento firmado por la apoderada de FB Desarrollo Inmobiliario Lizette Torres Fimbres, y Héctor Ireneo Mares Cossio, Oficial Mayor de gobierno del Estado, se tasó por un importe mensual de 99 mil 137 pesos, misma mensualidad que pagó en 2019, el gobierno de Kiko Vega.

A finales de mayo, el gobierno de Bonilla firmó un nuevo contrato con Orden Cardinal, S.A.P.I. de C.V. (Orca Energy) que concluye en diciembre, para suministrar energía eléctrica al acueducto, que bombea agua todos los días desde Mexicali hasta Tijuana.

Y apenas en octubre, la empresa regiomontana Next Energy S.A. de C.V., ganó la licitación para construir una planta fotovoltaica que suministre la energía que demande el acueducto durante 30 años y que según el proyecto, deberá iniciar operaciones antes de diciembre de 2021.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.