Una empresa familiar en Ensenada, basada en ciencia | Newsweek México


Una empresa familiar en Ensenada, basada en ciencia



Ramón Noriega, director de Salíne Seed, encontró una oportunidad de negocio en aprovechar el agua del mar para cultivar una planta cotizada en Europa y producir sal verde. 

SERIE: RUTA EMPRENDEDORA

En el mundo existen más de 500 especies de plantas que pueden crecer con agua de mar y una de ellas es la salicornia, que sirve para elaborar sal verde, un condimento que solo contiene el 8% del sodio que tiene la sal de mesa.

Esta planta es nativa de Europa y Estados Unidos, pero también crece al sur de Baja California, en Ensenada. 

La empresa que la cultiva en ese municipio se llama Salíne Seed y comenzó vendiendo paquetes de 20 kilos por semana. Ahora exportan hasta 3 toneladas en el mismo periodo, que mandan a distintos países de Europa y Asia. 

Ramón Noriega, director de Salíne Seed, se inició en este proyecto en 1996, como investigador para un estudio de la Universidad de Arizona que buscaba alternativas para la producción de alimentos.

Cuatro años después, en el 2000, se instaló en Ensenada para iniciar un cultivo con interés comercial.

En esta entrevista, Ramón Noriega y su hijo Erick hablan sobre el proceso de convertir un proyecto de investigación alimentaria en una empresa familiar.

La siguiente entrevista forma parte de una serie sobre negocios que Newsweek Baja California publica en cada edición para compartir historias de éxito en la región. 

La finalidad de este trabajo es mostrar proyectos y empresas sobresalientes que nos permitan aprender de sus experiencias e identificar oportunidades para emprender. 

La entrevista fue editada por motivo de espacio.

NW: ¿Cuál es la historia de Salíne Seed?

Ramón Noriega: Nace como un proyecto de investigación de nuevas alternativas de producción de alimentos. Pero vino a quedarse en Ensenada, no con enfoque científico, sino comercial. [Se hicieron] estudios de vida de anaquel, formas de transportación, desarrollar un estándar de calidad de características muy únicas de producto, sobre todo de salicornia mexicana, y poco a poco fue posicionándose en el mercado. Después de casi 20 años, mis hijos, decidieron quedarse con el proyecto y se formó una empresa familiar.

NW: ¿Por qué dejar la investigación y dar el salto a lo comercial?

RN: El proyecto siempre tuvo mucha aceptación por parte de inversionistas interesados en el concepto. Willly Prince era el que estaba más involucrado con la investigación. Cuando se declaró como terminada, dijo que no quería que quedara archivada en una biblioteca y libros que quizá nadie iba a consultar. Quería que se usara para que la inversión tuviera sentido.
NW: ¿Qué necesidades satisface este proyecto?

RN: Es para uso gourmet, es de tradiciones europeas en el área de mariscos. Pero la gente, cuando empezó a observar [su valor] nutricional, se dio cuenta de que podían sazonar sin usar sal [de mesa]. Su principal función es brindar sabor sin excederse en sodio. 

NW: ¿Cómo competir con un producto más caro?

EN: Existe una competencia, pero realmente no la vemos así. La sal común es un producto completamente diferente, es un producto mineral. Nosotros estamos en un área gourmet, en un mercado de nicho.

NW: ¿Cómo fue que sus hijos se incorporaron?

RM: Fue progresiva, conforme fueron terminando sus carreras. Primero Paul, quien es químico en alimentos, después Irvin, agrónomo, y Erick está enfocado en la imagen de la empresa. La sal verde era un concepto sin desarrollar y cuando ellos vinieron se modificaron las técnicas agronómicas y se desarrollaron opciones de producción más eficientes.

NW: ¿Tuvieron nuevos retos al dar este paso?

RN: Sí, es la parte más crítica, más difícil del modelo de empresa familiar. En esta clase de empresa, muchos de los integrantes se sienten con derecho a ser jefes, a mandar y dirigir. Debo tener todas las cachuchas a la mano, actuar como padre, empresario, director y amigo. Eso no es fácil.

NW: ¿Cómo fue el proceso de exportar a otros países?

RN: Tener éxito no es solo obtener un dinero, sino saberlo comercializar. Antes no teníamos acceso a un cuarto frío. Teníamos que hacer paquetes de hielo. Ponerla en la caja, llevarla personalmente al aeropuerto, subirla a los aviones y mandarla a Holanda. Y así fuimos invirtiendo para generar una empresa. De investigador no pensaba en el dinero, ese para mi fue un cambio significativo, ahora sí tengo que cuidar cuánto vale y cuánto produce, por cuánto tiempo.

NW: ¿Por qué no han crecido su mercado en México?

Erick Noriega: La salicornia nunca fue publicitada, entonces el mercado fue naciendo solo. En Europa se consume mucho, es un producto que se produce silvestremente. Nosotros solo fuimos a vender en una época del año donde ellos no la tienen. Fue hace unos cuatros años que México empezó a interesarse en lo saludable. Prácticamente México está despertando una nueva etapa de salud, está comenzando a crecer.

NW:¿Qué es lo que sigue para la empresa?

EN: Estamos desarrollando un nuevo producto que va a cambiar la dinámica de la compañía, ahorita prácticamente el 70-80% de los ingresos vienen de la [salicornia] fresca, pero se está observando que el producto deshidratado va a ser el más importante en un futuro. Nuestra meta va a ser generar toda esta línea baja en sodio.

NW: ¿Qué consejo tiene para otros emprendedores?

RN: Un buen emprendedor debe de tener mucha iniciativa personal, también debe de tener algo de soñador, de visionario. Por otra parte, el carácter de la persona es muy determinante, y el emprendimiento no es para caracteres débiles o gente que flaquea. Se tienen que levantar, replantear los errores y volver a intentarlo con nuevas ideas y estarse reinventando.

NW:  ¿Algo más que les gustaría agregar?

RN: Decirle a la gente que no trabaje nada más por el dinero. Yo no me puse a desarrollar este proyecto por dinero, lo hice por la vocación que tengo de investigador. El dinero vino como consecuencia de haber logrado un cultivo que nadie había logrado y este comentario creo que es un mensaje que valdría la pena para los que tengan iniciativa de emprendedores, que se auto analicen y digan ¿qué hago, que me gusta hacer, qué no hacen los demás y qué les puede gustar y hasta pueden pagar por eso?

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.