La prioridad del Congreso morenista es no perder en 2021 | Newsweek México


La prioridad del Congreso morenista es no perder en 2021



ARTÍCULO DE OPINIÓN

Estamos atravesando los tiempos más complicados en la historia reciente del mundo y Baja California no es la excepción. 

Existe una grave crisis de salud por el COVID-19. En lo económico, se han perdido miles de empleos y muchas empresas están prácticamente por cerrar permanentemente sus operaciones.

En vez de recibir apoyos, como en otros países, el gobierno de Morena ha hecho lo impensable: ha decidido aumentar impuestos y crear otros sin importar que esto le viene a dar el tiro de gracia a miles de empleos y empresas que ya atravesaban tiempos sumamente complicados.

En cuanto a seguridad, somos una vergüenza ya que constantemente aparecemos en los primeros lugares de homicidios, feminicidios, violaciones, robos, asaltos y en prácticamente todos los demás índices delictivos. 

En tema de infraestructura, estamos totalmente olvidados. No hay un solo proyecto municipal o estatal importante en este rubro en todo el estado.  

¿Y qué están haciendo los gobiernos municipales y el estatal para atender estos problemas? La respuesta es nada. No son temas importantes para el gobierno. 

En cambio, donde sí están atentos, tienen un plan diseñado e invierten todos sus recursos, es en evitar perder las elecciones de 2021, para permanecer en el poder y seguir controlando a placer el estado de Baja California.

Tanto el poder ejecutivo, como el legislativo, demuestran una y otra vez que la única prioridad de Morena es ganar la siguiente elección.

Las pruebas están ahí, en las acciones diarias del gobierno. Todas sus acciones están dirigidas a temas electorales en vez de atender los problemas antes mencionados.

Lo único que hicieron para ayudar a los ciudadanos fue repartir despensas, actividad que por cierto tiene un fin electoral.

El congreso local parece que todos los días hace algo para recaudar más dinero con el fin de realizar su “Plan Maestro” hacia el 2021 y si las propuestas legislativas no llevan un fin recaudatorio, entonces llevan un fin electorero.

Se aprobó mover el inicio del proceso electoral a diciembre en lugar de septiembre, con la intención de hacer todas las modificaciones necesarias para tener ventaja camino al proceso electoral en 2021. 

No perdieron el tiempo. En esto sí se pusieron a trabajar. Morena reaccionó de inmediato cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les puso un alto en su intento de violar la Constitución y ampliar la gubernatura actual a cinco años. 

Iniciaron con la reelección de diputados sin tener que separarse de su cargo, lo cual les da ventaja y se presta a que se usen recursos del poder legislativo en sus campañas.

Siguieron con reducir los presupuestos a partidos políticos y eliminar a los diputados de lista. 

Cabe mencionar que en el Partido de Baja California, el cual presido a nivel estatal, hemos intentado llevar a cabo estos últimos dos puntos en legislaturas anteriores. 

Sin embargo, por años fueron ignorados por los demás partidos, incluyendo a Morena y hoy que representa una ventaja electorera para ellos, están dispuestos a retomarlos.

Desgraciadamente, no creo que sea el fin de sus ocurrencias electoreras y todos los bajacalifornianos tendremos que seguir aguantando por lo menos hasta 90 días antes de que inicie el proceso electoral, que hasta hoy está para diciembre del 2020, si no es que lo vuelven a modificar para seguir haciendo sus cambios electorales. 

 

*Mario Favela Díaz es Presidente Estatal del Partido de Baja California.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.