La Policía Federal de Brasil investiga a aliados de Bolsonaro por difundir noticias falsas | Newsweek México


La Policía Federal de Brasil investiga a aliados de Bolsonaro por difundir noticias falsas



La Policía Federal de Brasil ha puesto en marcha este miércoles una operación de busca y captura de 29 personas, incluidos varios aliados del presidente, Jair Bolsonaro, por la difusión de noticias falsas contra el Tribunal Supremo.

“La Policía Federal está acatando en la mañana de este miércoles órdenes judiciales como parte de la instrucción de la investigación 4,781 en el Tribunal Supremo Federal (STF)”, ha informado el cuerpo de seguridad en un escueto comunicado.

El diario El País reporta que las personas están acusadas de impulsar campañas de ataques y desinformación en redes sociales para favorecer el discurso de Bolsonaro, que señala al Tribunal de obstaculizar las iniciativas gubernamentales.

Te puede interesar: Brasil mantiene el uso de la hidroxicloroquina pese a las suspensión de la OMS

Se trata de 29 órdenes de detención emitidas por el magistrado Alexandre de Moraes que se extienden por el Distrito Federal, Río de Janeiro, Sao Paulo, Mato Grosso, Santa Catarina y Paraná.

El caso 4,781 se refiere a las investigaciones que el STF comenzó el pasado mes de marzo sobre las “noticias falsas, ofensas y amenazas que afectan a la honorabilidad y a la seguridad” del tribunal, sus miembros y las familias de estos.

Hasta la fecha, los investigadores han identificado al menos doce perfiles en redes sociales que han difundido las ‘fake news’ contra la institución judicial, de acuerdo con el portal de noticias G1.

Lee más: Brasil vuelve a quedarse sin ministro de Salud en plena pandemia de coronavirus

Este mismo medio señala que entre los afectados por las órdenes de detención ejecutadas este miércoles están el ex diputado federal Roberto Jefferson, el empresario Luciano Hang y los blogueros Allan dos Santos y Winston Lima, todos ellos aliados de Bolsonaro.

El único en manifestarse ha sido Hang, quien a través de un comunicado ha asegurado que tiene la conciencia tranquila. “No tengo nada que esconder, ya que todo lo que digo está en mis redes sociales y es de conocimiento público”, ha dicho.

También, dos de los hijos de Bolsonario, Carlos (consejal) y Eduardo (diputado), criticaron en redes sociales la operación. “Es una investigación inconstitucional, política e ideológica”, escribió Carlos en su cuenta de Twitter. 

Con información de Europa Press y El País.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.