Valetodo en el PRI | Newsweek México


Valetodo en el PRI



El nuevo presidente del Revolucionario Institucional deberá sortear sus intereses de negocios con los Hank y los intereses del partido.

El dirigente estatal del PRI, Carlos Enrique Jiménez Ruiz hace negocios con Jorgealberto Hank, hijo del exalcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, pero niega estar en un conflicto de interés al frente del partido en Baja California.

Hank Rhon ha expresado su intención de ser candidato a gobernador, pero Jiménez Ruiz dice que su plan es otro: sanear al partido para sacarlo del descrédito con ayuda de todos los militantes del Partido Revolucionario Institucional.

Con apenas unos días al frente del partido, el exdiputado concede esta entrevista, que ha sido editada por cuestión de espacio.

—Tratando de revivir al dinosaurio.

—Pues sí, evidentemente el descrédito que la política tiene no solamente toca al PRI sino a todos los partidos. Hay un desgaste en términos del quehacer político y es un reto no solo para el PRI.

—Lo vimos en el PAN en Baja California.

—Son ejemplos claros. Si no somos capaces de hacer una autocrítica y de reconocer que ha habido excesos… La verdad que no hemos tenido la capacidad de remontar ese penoso escenario de 30 años atrás cuando perdimos la gubernatura. Llegar al PRI en Baja California no nos asusta. Los que deben estar asustados son los de Acción Nacional, que han vivido del erario durante 30 años, a lo mejor no saben qué van a hacer afuera.

—¿Ustedes no?

—No, porque hemos sido oposición durante 30 años. Nosotros no vivimos de la política, no vivimos de estar en el gobierno.

—¿Fue una oposición efectiva el PRI?

—Creo que sí, ha habido de todo, yo creo que ha faltado cierta articulación.

—Un caso de oposición efectiva en estos 30 años que recuerdes.

—La desaparición de la Policía Estatal Preventiva la propuse en 2004 cuando fui diputado. Una de mis primeras inquietudes fue desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública Estatal. Terminaron dándome la razón.

—Pero no se logró como oposición.

—Entiendo que no fue efectiva porque no logramos desaparecerla, pero éramos minoría.

—¿Y recuerdas un caso en el que fueron efectivos como oposición?

—No. No me viene a la mente. La mejor condición la tuvimos en 2010 cuando se volvió a ganar todo el Congreso con mayoría simple y evidentemente hubo ciertos ajustes en cuestiones internas del congreso, pero hasta ahí no recuerdo otro. El PRI ha tenido condiciones adversas, pero no quiere decir que no haya sido efectivo.

—El PRI es oposición por primera vez ante un gobierno que no es del PAN. ¿Qué tendrás que hacer frente a Morena, donde varios de los que están ahí vienen del PRI?

—Nosotros siempre peleando en el sentido político del adversario de enfrente que era Acción Nacional, y nunca vimos venir la tercera vía que fue Morena, y nos rebasó. Tres cosas fundamentales al inicio de mi gestión. 

Uno; una reingeniería: renovar lo que esté en calidad de vencido como los consejos políticos, depurar el padrón, que hay 190 mil priistas que no refleja ni por mucho la realidad del PRI en Baja California, son mucho menos.

Segundo; ser un partido que sí señale errores y vamos a fijar posturas con mucha responsabilidad. No vamos a andar como merolicos contra del gobierno en forma sistemática.

Y tercero; volver a convertir al partido en una opción electoral. El siguiente paso es tener candidatos y ser opción electoral en las próximas contiendas.

—Pero no han fijado postura sobre los casos de corrupción denunciados en el gobierno de Jaime Bonilla… ¿Por qué no han hecho eso?

—Yo llegué hace cuatro días.

—¿Y por qué no lo has hecho?

—Porque estoy organizando la casa, y debe haber el espacio para hacerlo y si este es donde lo debo de decir, nosotros vamos a pugnar porque impere el estado de derecho, que haya justicia, que se aplique la ley a quien se le tenga que aplicar. No puede haber excepciones, no vamos a permitir este tipo de escándalos sin señalarlos.

—¿Ves necesidad de legitimarte?

—No, fijate que no. Yo estaba preparado para participar en las urnas. Vi la publicación con un mes de anticipación, y me permitió lograr todos los requisitos y nos dieron un dictamen de procedencia, no así la otra fórmula. Me parece que no lo tomaron con seriedad.

—¿No te parece soberbio decir que no necesitas legimitarte cuando no hubo más candidatos?

—Hablo en términos de legalidad, por supuesto que legimitarme en el esfuerzo, en el trabajo, lo voy a hacer.

—¿Qué postura vas a tomar respecto a los diputados priístas que votaron a favor de la ‘Ley Bonilla’?

—Ellos tienen un proceso abierto en el Comité Ejecutivo Nacional. La denuncia la hizo el candidato a gobernador Enrique Acosta, y se les suspendieron sus derechos políticos y la comisión habrá de resolver.

—¿Qué opinas de la iniciativa del gobierno para incrementar impuestos a los casinos?

—Desconozco el contenido, sé que hay una intención y en tanto no tenga el análisis de esa iniciativa para poder vertir un comentario responsable, ahorita voy a reservarme un poco.

—¿Cuál es tu relación con Jorge Hank?

—Es de amistad. Tengo mas de 20 años de conocerlo. Es una persona que merece todos mis respetos. Es un político distinguido en el PRI que siempre ha estado en las causas del partido en forma incondicional apoyando cualquier proyecto. 

—La pregunta es importante porque es uno de los más visibles para ser candidato a gobernador. ¿Trabajas para él o algunas de sus empresas?

—No, no. Nunca he estado en la nómina de Caliente y lo único que tengo es la relación de amistad, y no hay condición que me obligue y me doblegue para tener interés personal o del grupo. Mi obligación ahora como dirigente es generar calma para todos los priistas en Baja California, porque además no sabemos si él decide o no participar a la gubernatura.

—¿Quiénes son tus asesores?

—Estoy en esa conformación precisamente, nombrar a mi Comité Directivo Estatal. Estoy nombrando ternas en razón de un análisis minucioso, solicitándoles un programa de trabajo, condicionándoles a ser evaluados.

—¿Los miembros serán todos allegados a Jorge Hank?

—Pues no tendría por qué ser así, ¿o sí?

—No sé. Yo te pregunto.

—No. La obligación del dirigente es llamar a todos los priistas que quieran participar.

—¿Qué presupuesto vas a tener para el año?

—Fíjate que desconozco.

—¿No sabes qué presupuesto vas a tener?

—No, apenas me están haciendo entrega de las áreas. Lo que sí te puedo decir es que va a ser muy escaso porque la dirigencia anterior tenía cinco diputados y un número importante de regidores, y en este caso es uno nada más y cuatro regidores.

—¿Cuánto vas a ganar?

—Tampoco lo sé.

—¿Te metiste a competir sin saber cuánto vas a ganar?

—Si, tengo 30 años haciendo política sin ganar, entonces para mi también no es sorpresa.

—Vienes a dirigir un partido que adicional a tus negocios, te va a absorber en gran medida.

—Sí claro. Realmente no pregunté como tampoco pregunté cuando fui diputado, tampoco pregunté cuando quise ser consejero en la Judicatura. Siempre he pensado en los espacios como oportunidades de participación, claro que de repente dices ‘bueno, ¿voy a estarle metiendo dinero de lo que genere el negocio para meterlo acá?’. Pues diría que siempre lo he hecho, tengo 30 años haciéndolo.

—¿Eres representante legal de alguna empresa de Fernando Beltrán Rendón?

—No, yo tuve sociedad con él hace cuatro años. Traje una empresa que se llama Combate Américas, de Artes Marciales Mixtas. Me asocié con él, no logramos formalizarla. Consolidamos la empresa con Campbell McLaren, que es el propietario de esta empresa, Elisa Salinas Pliego, de Televisión Azteca, y Fernando Beltrán. Duró un periodo de prueba prácticamente un año.

Hoy traje otra empresa nueva hace dos años que se llama CRF y que hoy se convierte en Crixus. Propuse el negocio a Jorgealberto Hank y le gustó. Estamos en conciliación de esta empresa, de asociarnos junto con Juan Carlos Cárdenas que es el empresario de Costa Rica que tenía CRF, e invita también a Elisa Salinas. Los abogados de Jorgealberto están viendo la conciliación de la acta constitutiva, los porcentajes. En enero se define si se consolida la empresa, o de plano se termina el proyecto otra vez.

—Entonces nunca has estado en la nómina de Grupo Caliente, pero sí tienes sociedad con la familia Hank.

—La estoy armando apenas. Un peso no he ganado de esa empresa, al contrario, hemos estado invirtiendo para avanzar hasta donde estamos. Además no es con Jorge Hank, es con Jorgealberto.

—Que el dirigente estatal del PRI sea socio de uno de sus hijos, ¿no te coloca en un conflicto de interés? Es decir, que quienes no son afines a Jorge Hank no se sientan respaldados por ti.

—Pude haber cubierto este asunto, yo creo que no es conveniente. Prefiero decir las cosas como están. Yo no veo conflicto de intereses. La dirigencia del partido no tiene nada que ver con una empresa de artes marciales mixtas y en consecuencia yo estoy tranquilo.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.