Incendio en zoo alemán reaviva debate sobre la pirotecnia de Año Nuevo


Incendio en un zoológico alemán reaviva debate sobre la pirotecnia de Fin de Año

alemania-animales-zoo-incendio-año nuevo


Un incendio en un zoológico en Alemania provocado por farolillos volantes que causó la muerte de decenas de monos, relanzó el debate sobre la pasión de los alemanes la noche de Año Nuevo por los petardos y los fuegos artificiales.

Los monos del zoo de Krefeld, en Alemania, murieron cuando se incendió su guarida el martes por la noche, anunció la dirección de este parque de Westfalia del Norte.

“Nuestros peores temores se han cumplido”, afirmó el miércoles el zoo en su página Facebook. Al menos 30 monos perecieron, según la policía local.

Vista aérea de la guarida de los monos en el zoológico. (Foto: Christoph Reichwein / dpa / AFP)

El incendio

Poco después de medianoche, un incendio destruyó el recinto de los monos donde se encontraban, entre otros, orangutanes, titíes y chimpancés.

Los bomberos pudieron impedir que el fuego se propagara a otras partes del parque que sufrió, no obstante, daños que ascienden a varios millones de euros.

Lee más: Miles de personas se refugian en las playas para escapar de incendios en Australia

Según los primeros elementos de la investigación, el incendio habría sido provocado por farolillos chinos volantes, prohibidos en la región desde 2009. Tres de estos farolillos, con algunos mensajes escritos, fueron descubiertos en los escombros de la jaula de los monos.

Los policías, que investigan “un incendio criminal por negligencia”, esperan determinar su procedencia analizando las condiciones atmosféricas y las condiciones del viento.

La asociación alemana de protección de los animales pidió rápidamente la anulación de los fuegos artificiales en las inmediaciones de los zoos, granjas y perreras.

Se colocaron flores, veladoras y peluches con mensajes en una ofrenda improvisada para los animales que murieron. (Foto: Christoph Reichwein / dpa / AFP)

Aficionados a los fuegos artificiales

Los alemanes son particularmente aficionados la noche de Año Nuevo a lanzar fuegos artificiales y petardos superpotentes, a menudo importados de Polonia.

Estos artefactos pirotécnicos provocan graves heridas en las manos cada año, y a veces hasta muertes. Sólo en Berlín, los servicios de emergencia contabilizaron este miércoles 22 heridas en manos, algunas de las cuales se saldaron con amputaciones. El balance está, más o menos, en la tónica de años precedentes.

El parque zoológico permanecerá cerrado este miércoles, ya que sus trabajadores están “conmocionados” por esta “horrible tragedia”, según la dirección.

Así luce la guarida de los animales en el zoológico después del incendió que mató al menos 30 monos. (Foto: Christoph Reichwein / dpa / AFP)

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.