Satélite de la NASA capta una antigua tumba en Japón


Satélite de la NASA capta una enorme, antigua y misteriosa tumba en Japón

satelite-nasa-tumba-japon


Una tumba antigua y misteriosa fue vista desde el espacio en una imagen tomada por el satélite Terra de la NASA.

El Daisenryo Kofun, el cual fue construido en algún momento entre los siglos IV y V, se ubica en la ciudad de Sakai, Japón. Es una de las tumbas más grandes del mundo, pero como es considerada un sitio sagrado, se sabe poco de lo que en realidad contiene.

La imagen de la NASA muestra la tumba con forma de ojo de cerradura entre otras sepulturas, las cuales, en conjunto, son conocidas como el Grupo de Kofun Mozu-Furuichi. Este es un sitio designado como Patrimonio Mundial, con 40 kofun —que se traduce como tumba antigua— ubicados en dos grupos principales. Han sido fechados en su mayoría entre los siglos III y VI, el cual, según la UNESCO, es un período en el que la sociedad japonesa se centralizó bajo la influencia de China.

Lee más: El Curiosity de la NASA envía imagen del desolado paisaje de Marte durante su ascenso al monte Sharp

La imagen en color falso de la NASA muestra los diferentes componentes del paisaje. “El agua es negra, la vegetación es verde, y las áreas urbanas son grises”, dijo la agencia espacial en una declaración.

Se cree que las tumbas en el sitio pertenecieron a altos miembros de la sociedad. Los kofun tienen formas diversas, incluidos ojos de cerradura, círculos y cuadrados. Tienen montículos en terrazas y están rodeados de fosos. También contienen una gama amplia de artículos funerarios, incluidas armas, ornamentos y armaduras. Sin embargo, según el Japan Times, el acceso al Daisenryo Kofun para investigación arqueológica ha sido restringido por la Agencia de la Casa Imperial del país con el fin de dar “paz y santidad” al sitio.

Según la agencia gubernamental, el Daisenryo Kofun es una de las tumbas apiladas más grandes del mundo, junto con el mausoleo del Primer Emperador en China y la Gran Pirámide del faraón Khufu en Egipto. El sitio cubre un área que mide más de 300 metros de ancho y 450 metros de largo. Tiene un montículo rodeado por tres fosos y dos acequias habilitadas como áreas verdes.

Entérate: Encuentra azúcar en meteoritos, lo que arroja pistas sobre el origen en la vida

“El Kofun Daisenryo es el más grande de Japón, pero se sabe poco de lo que yace dentro”, dijo la NASA en un artículo que acompañaba la imagen más reciente. “Se dio un vistazo en 1872, cuando una tormenta severa dañó el sitio y reveló un tesoro de objetos de valor de su interior: cascos, cuencos de vidrio y figuras de arcilla conocidas como haniwa. Dado que los kofun son considerados sitios religiosos sagrados, se prohibió continuar la investigación arqueológica. Incluso hoy, a nadie se le permite ir más allá del puente sobre el segundo foso”.

Según la NASA, se cree que alrededor de 2,000 hombres trabajaron en su construcción. La junta de turismo de Osaka dice que habría tardado 20 años en construirse. La Agencia de la Casa Imperial cree que contiene los restos del emperador Nintoku, quien fue el 16o emperador de Japón y gobernó durante el siglo III.

En términos de su construcción, un trabajo de excavación en el sitio en 2018 reveló que la tierra verde que rodea la tumba principal del Daisenryo Kofun también fue pavimentada con piedra, según reporta el Japan Times. Esto significa que toda la acequia interior posiblemente estaba completamente pavimentada, lo cual sería una proeza enorme de construcción, usando alrededor de 50 millones de piedras. “Si también existió un pavimento de piedra en las acequias, el tiempo y esfuerzo dedicado a acumular las piedras y transportarlas debieron haber sido inmensos”, dijo Kazuo Ichinose, un profesor de arqueología en la Universidad Tachibana de Kioto.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.