Un recolector de carbono para limpiar el aire | Newsweek México


Un recolector de carbono para limpiar el aire



¿Podemos purificar el aire retirando el dióxido de carbono y revertir el cambio climático? Jan Wurzbacher dice ¡sí!

Para celebrar el 50º aniversario del alunizaje de los astronautas de la NASA, Newsweek rinde un homenaje a los pioneros de la ciencia y la tecnología y destaca sus proyectos a largo plazo, así como la manera en que esperan cambiar el mundo.

***

Jan Wurzbacher es director y cofundador de Climeworks, una empresa repleta de ingenieros pioneros en la primera tecnología comercial de eliminación de dióxido de carbono del mundo. Climeworks pretende eliminar el CO2 del aire y transformarlo en rocas basálticas mediante procesos naturales seguros, colocando al carbono en la tierra de donde provino en forma de combustibles fósiles y gas, con lo que se detendría, e incluso se revertiría, el cambio climático.

—¿Cuál es su más grande anhelo?

—Mi anhelo es retirar el CO2 del aire en cantidades que resulten importantes para el calentamiento global. En Climeworks, nuestro objetivo es captar 1 por ciento de las emisiones mundiales de CO2 en la atmósfera para 2025.

—¿Cómo surgió Climeworks?

—Comenzamos hace unos diez años. Climeworks fue creada como una derivación de ETH Zurich, que es el Instituto Federal de Tecnología de Suiza. El equipo trabajaba en la creación de combustibles solares, recapturando el CO2 de la atmósfera, con el profesor [Aldo] Steinfeld como supervisor. Él fue un visionario y desempeñó una función muy inspiradora en los primeros días de Climeworks. Entonces, desarrollamos una tecnología totalmente nueva, basada en un proceso de bajas temperaturas para extraer el CO2 en una forma que hiciera un uso eficiente de la energía.

Los fundadores Christoph Gebald y Jan Wurzbacher venden el CO2 extraído para usarse en bebidas carbonatadas, fertilizantes para invernaderos y combustibles renovables.
Foto: Julia Dunlop/Climeworks

—¿Qué ha aprendido de otras personas que han tratado de resolver este problema?

—Existe una gran comunidad que trabaja en cómo recapturar el CO2. Desde un punto de vista muy técnico, hemos leído muchísimos artículos y hemos colaborado con otras personas. Desde un punto de vista menos técnico, hemos analizado muchas nuevas empresas y la forma en que han afrontado retos cada vez más grandes. El mejor ejemplo que podemos encontrar es Tesla: ellos también están logrando un gran avance con el hardware; al igual que otras nuevas empresas, básicamente hemos comenzado desde el laboratorio y hemos acumulado hardware.

Te puede interesar: La contaminación del aire acelera el desarrollo de enfisema pulmonar igual que fumar un paquete de cigarros al día

—¿Cree usted que basta con reducir las emisiones de CO2 para combatir el cambio climático?

—La ciencia está de acuerdo en que tenemos que hacerlo. Hace diez años la gente debatía si debían cerrarse las centrales nucleares, y hoy la respuesta es que tenemos que hacer todo eso, pero no es suficiente. También tenemos que hacer otras cosas, y esto equivale a retirar activamente el CO2 del aire. Existen pocas opciones para hacerlo. Podemos plantar árboles, y eso es importante, o podemos retirar el CO2 del aire usando máquinas, como lo estamos haciendo nosotros, lo cual requiere muy poca superficie.

—¿Cuánto CO2 ha reducido Climeworks desde sus inicios?

—Planeamos retirar cerca de 900 toneladas del aire cada año, así que han sido más de 1,000 toneladas.

—¿Qué tan cerca del éxito cree que está?

—Lo alcanzaremos en los próximos años. Nuestra ambiciosa meta en unos siete años es de 1-25, que es una frase que usamos para describir nuestra visión: captar 1 por ciento de las emisiones mundiales para el año 2025. Es una cantidad que ronda el millón de toneladas, pero confiamos en alcanzar esta cifra en la próxima década. Y esto es algo que también debe hacerse.

Existe una gran comunidad que trabaja en cómo recapturar el CO2.
Foto: Jostaphot/Getty

—¿Cuáles son algunos de los mayores obstáculos que ha enfrentado?

—El mayor obstáculo es escalar una solución técnica en forma masiva mientras el mercado aún está en desarrollo. Es decir, hallar clientes mientras nuestros precios siguen siendo altos. Básicamente, estamos desarrollando nuestra tecnología cada vez más y descendiendo en las curvas. Así que actualmente, el costo es de alrededor de 600 dólares, luego será de 500, después de 400, y luego de 100 dólares por tonelada de CO2 captada del aire. Esa es la trayectoria aproximada que estamos siguiendo.

“Por otra parte, los precios del mercado siguen siendo muy bajos, pero aumentarán con el paso del tiempo. Hasta que ambas líneas se crucen, necesitamos encontrar clientes que quieran ser pioneros y que estén dispuestos a pagar un sobreprecio. El mayor desafío es superar esta diferencia debido a que el escalamiento de hardware es costoso en cuanto a su desarrollo, su fabricación y otros aspectos evidentes”.

Los recolectores de CO2 de Climeworks ayudan a mejorar el crecimiento de los vegetales hasta en 20 por ciento.
Foto: Adobe Stock

—¿Cuál es el siguiente paso en su viaje?

—A diferencia de hace cinco años, ahora el mundo conoce este tipo de tecnología y la gente habla de ella. Es posible que tengan que pasar otros cinco años antes de que tengamos una magnitud lo suficientemente grande para lograr un impacto, y esos son los siguientes pasos que estamos dando. Actualmente estamos en una cifra de 1,000 toneladas, luego trataremos de alcanzar las 10,000 toneladas, después, las 100,000 toneladas, y así sucesivamente.

También lee: Estudio comprueba que la placenta puede ser penetrada por las partículas de aire contaminado

—¿Cómo ve el mundo en 20 años si tiene éxito?

—Imagino que se retirarán varias gigatoneladas de carbono en varios lugares del mundo, e imagino aviones que vuelen con combustible para cohetes hecho a partir del aire.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.