Activistas veganos y clientes se enfrentan en un supermercado | Newsweek México


Activistas veganos y clientes se enfrentan en un supermercado



Los clientes de un supermercado de Nueva Zelanda se enfrentaron a un grupo de activistas veganos que irrumpieron en la tienda mientras la gente hacías las compras.

Durante la protesta en la tienda Countdown, de la calle St. Lukes, en Auckland, los activistas del grupo Direct Action Everywhere, se pararon frente a la sección de carne mientras sostenían carteles que decían “deja de comer animales” o “no es comida, es violencia”.

Varias de las personas que se encontraban en el lugar, grabaron los momentos de tensión. En uno de los videos, se ve al personal del supermercado acercarse a los manifestantes y preguntarles si tienen permiso para estar allí.

Te puede interesar: Dan cárcel a dos veganos por ataques contra carnicerías en Francia

Ante este cuestionamiento, la organizadora del evento, Amanda Rippon, les grita diciendo que protestan pacíficamente por las “víctimas”.

En uno de los videos se puede escuchar gritar a una de las personas presentes “Quita tu cámara de mi, estoy haciendo mis compras, estoy haciendo mis compras. A menos que vayas a pagar por eso, puedes largarte”.

En un comunicado publicado por el diario NZ Herald, un portavoz de la tienda Countdown, reveló que debido a que los manifestantes se negaron a irse, tuvieron que solicitar la intervención policial.

Lee más: Beyoncé y Jay-Z ofrecen boletos de por vida a los fanáticos que se vuelvan veganos

“Como supermercado, trabajamos duro para proporcionar a nuestros clientes veganos y vegetarianos opciones de buena calidad y asequibles en nuestras tiendas y también estamos profundamente comprometidos con las buenas prácticas de bienestar animal en nuestra cadena de suministro”, dijo el portavoz.

“Nos reservamos el derecho de pedirle a cualquiera que emprenda acciones de protesta que abandone nuestras tiendas, sin embargo, en esta ocasión esta solicitud fue ignorada varias veces. Se llamó a la policía para apoyar a nuestro equipo y los manifestantes se fueron poco después”, finalizó.

Una vez que fueron obligados a salir de la tienda Countdown, los activistas marcharon por el centro comercial Westfield gritando consignas.

Con información del NZ Herald.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.