Funcionario de Trump modifica poema de la Estatua de la Libertad


Funcionario de Trump modifica poema de la Estatua de la Libertad para justificar medida antiinmigrante

funcionario-trump-estatua-libertad-antiinmigrante


El actual director interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), la dependencia responsable de inmigración legal y naturalización, se ha convertido en blanco de ataques por haber adaptado el poema inscrito en la base de la Estatua de la Libertad para alinearlo con las políticas de Donald Trump.

Ken Cuccinelli, director del USCIS, hizo el comentario durante una intervención en el programa “Morning Edition” de la red de radio NPR. El entrevistador le preguntó si creía que el fragmento de “The New Colossus” -de la poetisa judía Emma Lazarus: “Dadme a sus cansados, sus pobres”, el cual se encuentra grabado en una placa situada en la base del célebre monumento- todavía era parte del sueño estadounidense.

A lo que Cuccinelli respondió: “Sin duda lo es. ‘Dadme a sus cansados y a sus pobres que pueden valerse por sí mismos, y que no se convertirán en una carga pública’”.

Lee: Estados Unidos dice que negará la ciudadanía a inmigrantes que utilicen ayudas sociales

De hecho, la estrofa inscrita proclama: “Dadme a sus cansados, sus pobres, sus muchedumbres amontonadas gimiendo por respirar libres. A los despreciados de sus costas rebosantes. Enviadme a esos, los desposeídos, la basura de la tempestad. ¡Levanto mi lámpara junto a la puerta dorada!”.

Cuccinelli se pronunció en esos términos justo al día siguiente de anunciar modificaciones sustanciales en la estrategia de la presidencia Trump para abordar la inmigración legal. Entre otras cosas, la nueva disposición hará mucho más difícil que quienes llegaron legalmente al país -con visas, solicitantes de residencia y hasta los beneficiarios de tarjetas de residencia (green cards)- califiquen para beneficios públicos como estampillas de alimentos y Medicaid. Por otra parte, los inmigrantes con bajos ingresos y nivel de escolaridad también podrían verse afectados, ya que presuntamente elevarían la demanda futura de beneficios gubernamentales.

La declaración de Cuccinelli y la nueva política inmigratoria de la presidencia han sido duramente criticadas por los demócratas y otros observadores, quienes consideran que las nueva disposición amplía lo que, a todas luces, es una agenda antiinmigrante.

Muchos estadounidenses creen los inmigrantes indocumentados no pagan impuestos ni contribuyen a los programas de bienestar social. Sin embargo, varias dependencias federales insisten en que esta percepción es errónea. Por ejemplo, en 2013, la Administración del Seguro Social informó que alrededor de 3.1 millones de inmigrantes no autorizados y sus empleadores aportaron al Seguro Social casi 13 mil millones de dólares en impuestos de nómina durante el ejercicio fiscal de 2010. Y, más aun, “solo a una proporción relativamente pequeña solicitó los beneficios a que tenía derecho”, agregó la dependencia.

Entérate: Comité Olímpico de EU evalúa sancionar a atletas que protestaron por racismo y trato a migrantes

“Calculamos que las aportaciones de los inmigrantes no autorizados tienen un efecto neto positivo en la finanzas generales del Seguro Social”, precisó la administración.

Este lunes, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Cuccinelli describió la nueva política como algo que “fomenta y garantiza la independencia y la autosuficiencia de quienes tienen intenciones de venir a establecerse en Estados Unidos”. Así mismo, aseguró a los reporteros que no había proyectos para modificar el poema de la Estatua de la Libertad.

Durante su entrevista del martes por la mañana en NPR, el funcionario de la presidencia Trump y ex fiscal general de Virginia, caracterizó las restricciones impuestas a los inmigrantes más pobres y menos educados como un requisito que “no me parece excesivo”.

“Si no contemplan la perspectiva de ser residentes legales y permanentes, pero sin beneficios sociales, eso contará en su contra, ya que tal es el objetivo de la reglamentación”, anunció Cuccinelli. “No me parece excesivo que tengamos estadounidenses que no soliciten beneficios sociales ni se conviertan en una ‘carga pública’, que es el término histórico. Es así como el presidente Trump cumple sus promesas. Esto no es novedad ni debe causar sorpresa”.

Te puede interesar: EU reporta el menor número de detenciones de migrantes de los últimos cinco meses en la frontera con México

Steny Hoyer, demócrata por Maryland y líder de mayoría en la Cámara de Representantes, repudió la medida en términos que hacían eco de la oposición de muchos de sus colegas. Empezó por destacar la profunda historia inmigrante de Estados Unidos, y luego señaló que la nueva política inmigratoria solo serviría para sofocar “las ideas, la mano de obra y las iniciativas empresariales novedosas que los inmigrantes traen consigo”.

“Los inmigrantes crean empleos que contribuyen a nuestra economía, y sus aportaciones fortalecen nuestras comunidades”, escribió Hoyer en un comunicado. “Permitir que los inmigrantes legales hagan uso de los servicios sociales y de los programas de oportunidad que ayudan a que los estadounidenses salgan adelante, siempre ha sido esencial para garantizar que los inmigrantes se integren exitosamente en nuestro país y, a la larga, beneficien nuestra economía”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.