Armando Ayala, al frente de un municipio endeudado, pero listo para ventilar la corrupción | Newsweek México


Armando Ayala, al frente de un municipio endeudado, pero listo para ventilar la corrupción



El morenista designó a su tío como encargado de transición, pero dice que en el gobierno de Ensenada no habrá nepotismo.

Armando Ayala Robles será el sucesor de Marco Novelo Osuna, cuando asuma en octubre la alcaldía de Ensenada, el municipio más extenso de Baja California.

Dice que en su gobierno matará dos pájaros de un tiro. Buscará el ahorro y la reducción de burocracia a partir de una reestructuración administrativa, en Ayuntamiento y las delegaciones municipales.

De 14 direcciones que el ayuntamiento de Ensenada tiene a su cargo, quedarán solo 11.

Y de 22 delegaciones se harán cinco sectores.

El primero de estos movimientos arrojará, según cálculos del alcalde electo, un ahorro anual de casi 8 millones de pesos.

Ensenada arrastra una deuda pública que supera los 2 mil millones de pesos, según el Estado Analítico de la Deuda y Otros Pasivos de enero a junio de 2018, que es el informe más reciente en el portal de transparencia del Ayuntamiento.

La escasez de agua es otro tema que los gobiernos estatal y municipal dejan pendientes para la nueva administración.

La siguiente entrevista fue editada para facilitar su lectura.

—¿A qué se dedica? 

—He trabajado por más de 18 años como gerente y director de estaciones de radio y televisión. 

—¿Qué estaciones de radio y qué canales de televisión?

—Mi primera oportunidad de trabajo fue en 1995. Llegué por recomendación a unas radiodifusoras que pertenecían a la empresa Cadena Enciso. Se me dio la oportunidad de practicar en una cabina de radio. Posteriormente pregunté qué se necesitaba para ganar dinero y me dijeron que había que vender publicidad. Descubrí que era una forma en la que podía yo ganarme la vida. Considero que es una llave mágica para entrar a muchos sectores, a lo deportivo, social, político, empresarial. En el 2002 me asocié con una compañía de México y fungí como concesionario de otra radiodifusora, Radio Fiesta. Para el 2003, el Ingeniero Jaime Bonilla adquiere esa radiodifusora y empieza mi relación de trabajo con él, de amistad.

—¿Cómo va el proceso de entrega y recepción de gobierno? 

—Hay una buena disposición del presidente municipal en funciones. Estamos trabajando en los proyectos que ya han sido ingresados en ventanillas de la Ciudad de México, que son aproximadamente 99 sobre medio ambiente, desarrollo económico, servicios públicos, educación, deporte, infraestructura, programas para bienestar.

—¿Qué expectativa tiene sobre las finanzas?

—El que haya cooperación por parte del alcalde en funciones, no quiere decir que de mi parte haya un compromiso en no hacer las observaciones correspondientes. Tenemos el compromiso de informar y de no ser tapadera de nadie.

—¿Cuáles serán las prioridades de su administración? 

—Los servicios públicos y de seguridad. Tenemos que anunciar nuestros programas de gobierno y el número de acciones del primer año de gobierno. En prioridad está rehabilitación de vialidades, en segunda la recolección de basura, regularizar el servicio. [También] el alumbrado público, revisar el contrato con la compañía que está operando el servicio.

—¿Por qué no se han logrado resolver pendientes como la inseguridad y recolección de basura?

—No ha habido una armonización de poderes. El gobernador beneficiaba a otros municipios de su mismo partido. En segunda, la corrupción. Ha habido un mal manejo de las finanzas, un endeudamiento irresponsable de la hacienda municipal.

—¿Cuál es su plan para adelgazar la nómina y qué direcciones fusionará?

—Actualmente son 14 direcciones, estamos previendo reducirlas a 11. Actualmente está la Dirección de Desarrollo Económico, la Dirección de Relaciones Internacionales y por otra parte está Proturismo, que en otros municipios es Cotuco. Somos de la idea de que debe de crearse una Dirección de Desarrollo Económico Sustentable, igual que lo va a hacer el estado. Debe estar ahí también el Comité Municipal de Festejos. Con esa reestructuración, lograríamos un ahorro anual de casi 8 millones de pesos.

—¿Cuáles serían los otros?

—En cuanto a los cabildos de los gobiernos municipales, actualmente tienen presupuestos para desarrollo social. Tienen aproximadamente 500 mil pesos cada regidor. Cuentan con apoyos para renta de carros, gasolina, presupuesto para asesores. En el cabildo podríamos lograr más de 11 millones de pesos de ahorro.

—¿Cuál va a ser su estrategia para evitar la corrupción en su administración?

—Ahora se consideran delitos graves el mal manejo de los recursos públicos, la utilización de los programas sociales con fines electorales y el fraude electoral. Mi estrategia es que todo funcionario tenga muy clara la visión del presidente municipal. De no mentir, no robar y no traicionar. Quien se preste, sea amigo, militante, colaborador o una persona de renombre se le tendrá que procesar.

—¿Cómo lo va a detectar?

—No hay mejor observador que la ciudadanía y la oposición tampoco se va a quedar quieta. En segunda, tengo que tener un efectivo control en mi administración. Nada se tiene que mover si el presidente no tiene conocimiento. Entonces, es un trabajo en conjunto y tomándonos en cuenta todos. Eso evita que cada quien tome decisiones aisladas.

—Su tío Jesús Ayala, a quien designó como coordinador de la transición, ¿qué papel una vez que inicie su administración?

—En mi gobierno no va a trabajar ningún familiar. Nadie que lleve el apellido Ayala o Robles y que sean mis familiares directos, ni de segunda línea. Pero el gobierno aún no inicia y todo mundo está colaborando para que los proyectos sigan adelante. Mientras no haya un registro en nómina, que algún familiar mío está teniendo un beneficio de la administración, pues no hay nepotismo. En el caso del licenciado Ayala, es un militante del partido, es abogado de profesión. Me pidió la colaboración para instalar la comisión de la entrega y recepción. Es honoraria. Todo es honorario hasta que se incie el gobierno el próximo primero de octubre.

—La ciudadanía votó por la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California para todos los cargos. ¿Sumar priístas y panistas a su gobierno podría defraudar la confianza de quienes votaron por la coalición?

—Actualmente tenemos entre los 10 mil y 14 mil afiliados en Morena y votaron 60 mil 850 personas. La mayoría de los votos fue por parte de la ciudadanía. Ahí están incluidos panistas, priístas, perredistas, independientes, libres pensadores, religiosos, todas las formas de pensar. Debo ser solidario con mi partido pero tenemos que ser incluyentes.

—Sobre el abastecimiento de agua y la infraestructura que se necesita. ¿Cuánto tiempo tomará para mejorar la situación en Ensenada?

—No tengo definido un tiempo. Todo depende de los recursos a los que vamos a acceder. Tenemos tres proyectos. La ampliación del segundo módulo de la desalinizadora que tenemos en Ensenada. Se ocupan 300 millones de pesos y estaría solucionando el déficit de la demanda de agua. Actualmente son alrededor de mil 300 litros por segundo. Tenemos una capacidad entre 250, mil litros máximo y se requieren 250 más. Esa es una alternativa. También está la alternativa del acueducto Tanamá-Valle de Guadalupe, nada más que esa es una inversión aproximadamente de mil 700 millones de pesos. También está el Sistema Integral Hídrico de la Región de San Quintín, otro proyecto para la desaladora de San Quintín.

—El sur de Ensenada se siente alejado del ayuntamiento, ¿hay algún proyecto para mejorar sus condiciones de vida y cuál es su postura sobre la municipalización?

—Le vamos a dar seguimiento al Hospital de Especialidades de San Quintín y a la Universidad Intercultural de San Quintín. También está la modernización Transpeninsular. Son 600 kilómetros de Maneadero al Paralelo 28. Se han modernizado 80 kilómetros, y se prevé que esté terminado para diciembre. Otro compromiso es el servicio de internet para todo el sur. Después de El Rosario estamos incomunicados, no tenemos ni celular ni internet. Y en relación a la municipalización de San Quintín, sí lo traen en la agenda los diputados. No me opondría a ellos. Por lo pronto, vamos a proponer reestructurar el esquema de las delegaciones. Son 22, vamos a proponer 5 sectores: norte, sur, sur profundo, valles y zona centro.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.