El feminicidio de una joven argentina desata protestas y un paro nacional


Ni una menos: el feminicidio de una adolescente en Argentina desata protestas y un paro nacional

Mujeres protestaron en Argentina, en repudio a la absolución de los asesinos de Lucía Pérez.


Organizaciones feministas de Argentina realizaron hoy un Paro Nacional de Mujeres y una marcha en repudio a la absolución de dos hombres acusados de drogar, violar y matar a una adolescente en 2016.

La semana pasada, los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale absolvieron por unanimidad a Alejandro Maciel, Matías Farías y Juan Pablo Offidani del delito de feminicidio de la joven de 16 años, pero los condenaron a ocho años de prisión por venta de drogas.

Los magistrados consideraron que no hubo elementos suficientes para comprobar que Lucía Pérez fue violada y asesinada, a pesar de que era menor de edad y los tres acusados eran mayores cuando ocurrió el crimen el 8 de octubre de 2016.

El fallo desató un escándalo nacional y protestas de organismos como Amnistía Internacional y la Organización de Estados Americanos (OEA), debido al sesgo machista de un proceso en el que un tribunal compuesto exclusivamente por hombres absolvió a otros hombres por la violación y el feminicidio.

“No podemos permitir más eso, la terminaron de violar los jueces. Los jueces la violaron con la condena que dieron”, lanzó Marta Montero, madre de la joven al cierre de la manifestación en la Plaza de Mayo en Buenos Aires.

“Mí hija fue violada post mortem. La violaron hasta matarla; la drogaron hasta matarla y la siguieron violando. Les tienen que dar diez perpetuas y que no salgan más. Y la terminaron de violar los jueces con la condena que les dieron”, denunció Marta Montero, enfermera de profesión.

Foto: AFP

Matías, el hermano de la joven, llevaba un cartel donde se leía “Justicia por Lucía: fue un femicidio”. Guillermo, el padre, participó de otra movilización en Mar del Plata, donde vive la familia.

Relaciones sexuales “en un marco de normalidad”

Durante el juicio se probó que dos de los acusados le vendieron marihuana y cocaína a la víctima, quien luego tuvo relaciones sexuales por lo menos con uno de ellos, pero los jueces consideraron que fue “en un marco de normalidad y naturalidad” en el que “todo fue perfectamente querido y consentido”.

La sentencia dejó en claro que los jueces se centraron en la vida privada de la joven, ya que aseguraron que “Lucía tenía sexo con quien quería, cuando quería”, sin tomar en cuenta que era una menor de edad captada por hombres mayores que le ofrecían drogas ilegales.

“La desigualdad entre hombre y mujer, esa asimetría en la relación de poder, no se hallan presentes en este caso. Acá no ha existido ni violencia física, psicológica, subordinación ni humillación ni mucho menos cosificación”, concluyó uno de los jueces.

La absolución movilizó a los colectivos feministas de Argentina, quienes decidieron marchar este miércoles también para recordar que en el país sudamericano siguen matando a una mujer cada 30 horas.

La manifestación estuvo encabezada por Marta Pérez, la mamá de Lucía, quien fue acompañada por miles de mujeres de todas las edades que exigieron justicia.

En la marcha destacaron imágenes de los feminicidas, como una manera de revertir la mediatización que suele mostrar fotografías y detallar la vida privada de las mujeres asesinadas, lo que termina protegiendo con el anonimato a sus victimarios.

“Todas somos Lucía”, fue el principal grito de una interminable caravana en la que se advirtió que la muerte de la joven fue feminicidio y como tal debe juzgarse.

Foto: AFP

En otras pancartas se reclamaba “Basta de poder judicial machista y patriarcal”, “Basta de impunidad a los feminicidas” “Que pare el mundo porque nos están matando” y sobre todo: “Ni una menos. Vivas nos queremos”.

Con información de AFP y Notimex

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.