El otro rostro de Nike: los bajos salarios de la empresa en Asia | Newsweek en español


El otro rostro de Nike: los bajos salarios de la empresa en Asia

nike-bajos-salarios-asia


A medida que la atención internacional se enfoca en el anuncio de Nike con Colin Kaepernick, activistas y usuarios en redes sociales han apuntado a los documentados bajos salarios, las largas horas y las malas condiciones de trabajo de personas que maquilan los productos de la empresa.

“Los activistas, organizadores y líderes a veces cometen errores, y creo que [Kaepernick] cometió un error al alinearse con una compañía que explota a los trabajadores y rompe sindicatos”, dijo Rosa Clemente, activista y comentarista política, al diario The New York Times esta semana. “No es solo una empresa capitalista, es una empresa hipercapitalista”, comentó.

La nueva campaña de Nike, que conmemora el 30 aniversario de su icónico lema “Just Do It”, presenta al exjugador de la NFL, con las líneas: “Cree en algo. Incluso si eso significa sacrificarlo todo”.

Una imagen compartida en las redes sociales ha jugado en el mensaje del anuncio, cambiando la imagen de Kaepernick por la de una mujer joven que trabaja en lo que parece ser una fábrica de Nike. El lema es el mismo, pero en la parte inferior, la imagen dice: “Just do it, por $0.23 por hora”.

Nike y su desafiante campaña que encendió a muchos (entre ellos a Trump)

La cantidad que ganan los trabajadores de la fábrica por los productos de Nike varía según las instalaciones y el país. Nike no respondió de inmediato a la solicitud de Newsweek de hacer comentarios y aclaraciones sobre cuánto paga a los trabajadores en promedio.

Sin embargo, un informe de junio de Clean Clothes Campaign (CCC) alegaba que los trabajadores de las fábricas de hoy reciben menos de las ganancias de Nike que en la década de los 90.

“La parte de los costos de producción de los zapatos Nike y Adidas que termina en el bolsillo de un trabajador es ahora un sorprendente 30 por ciento menor que a principios de la década de 1990 (2.5 por ciento en 2017 para Nike en comparación con 4 por ciento en 1995)”, dijo la organización, de acuerdo con Reuters. Según CCC, la compañía ha transferido gran parte de su fabricación a Indonesia, Camboya y Vietnam ya que los salarios han aumentado en China.

En las tres naciones del sudeste asiático, las ganancias promedio para los trabajadores de la confección son de 45 a 65 por ciento por debajo del llamado “salario digno”, según CCC.

Nike dijo entonces a Reuters que todas sus fábricas están obligadas a pagar al menos el salario mínimo local o el “salario prevaleciente”. Esto incluye el pago adicional por horas extras y beneficios legalmente obligatorios.

“Seguimos invirtiendo en conversaciones con gobiernos, fabricantes, ONG, marcas, sindicatos y trabajadores de fábricas para apoyar un cambio sistémico duradero”, dijo un vocero a la agencia de noticias.

Sin embargo, Martin Buttle de Ethical Trading Initiative, dijo a Reuters que las fábricas de Nike pueden dejar a los trabajadores “atrapados en un ciclo de pobreza”.

Un informe de junio de 2017 de The Guardian también reveló que más de 500 trabajadores en cuatro fábricas que suministran a Nike, Puma, Asics y VF Corporation en Camboya habían sido hospitalizados debido a las condiciones de trabajo. Las marcas confirmaron que ocurrieron los incidentes. La mayoría de los trabajadores se desmayó debido a las altas temperaturas y largas horas de trabajo.

Los representantes sindicales y los trabajadores dijeron al periódico con sede en el Reino Unido que muchos de los empleados trabajaban 10 horas al día y seis días a la semana, con temperaturas en las fábricas que a veces subían hasta los 32 grados. Según los informes, ninguna de las cuatro fábricas pagó lo que se considera un “salario digno” en el país, que se considera que está por debajo de los 400 dólares por mes.

Sin embargo, Nike y otras compañías de indumentaria deportiva siguen las prácticas normales a las que se adhieren muchos de los mejores fabricantes de ropa del mundo. La industria del vestido también ha estimulado un crecimiento económico significativo en toda Asia.

“La industria de la confección en Asia ofrece millones de empleos a millones de mujeres y hombres, ha estado detrás de uno de los mayores crecimientos económicos en la región. Pero este rápido crecimiento ha tenido un precio, y son los trabajadores quienes lo pagan”, explicó en su sitio web Asia Floor Wage, una organización que impulsa mejores salarios para los trabajadores de fábricas en varios países asiáticos.

“Todos los trabajadores de la confección en Asia necesitan un aumento salarial para poder satisfacer sus necesidades básicas, incluidas vivienda, alimentación, educación y atención médica. Sin embargo, a menudo, cuando los trabajadores luchan por mejorar sus salarios y condiciones en un país, las empresas se trasladan a otro país donde los salarios y las condiciones son más bajos”, explicó Asia Floor Wage.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.