Dos mujeres acusan que un conductor de Uber en EE. UU. las echó del auto por besarse


Dos mujeres acusan que un conductor de Uber en EE. UU. las echó del auto por besarse

lesbianas-conductor-uber-beso


Una pareja de mujeres de Nueva York, Estados Unidos, afirma que su conductor de Uber las echó del automóvil después de darse un beso en el asiento trasero.

Alex Iovine, de 26 años, dijo que ella y su novia Emma Pichl, de 24, abordaron un Uber desde Pig Beach en Gowanus hasta el vecindario East Village en Manhattan cuando fueron echadas a mitad de viaje.

“Tomé un Uber ayer por la tarde en Manhattan cuando mi conductor se detuvo bruscamente y nos echó a patadas a mí y a mi novia del auto”, dijo Iovine al New York Daily News. Iovine añadió que el conductor comenzó a gritarle a las dos mujeres por “ser irrespetuosas e inapropiadas” después de besarse brevemente.

El video fue difundido en Youtube y en distintos medios se difundió el video –puedes verlo en este link–. Se aprecia cómo el conductor agrede a las mujeres.

“Estábamos sentados en lados opuestos del automóvil”, dijo Iovine. “Nos inclinamos para comer, y eso es lo que era, un beso pequeño legítimo”. Ella aseguró que es consciente de las reglas de la compañía de transporte en contra del sexo en el asiento trasero pero dijo que ella y su novia no hicieron nada más que besarse.

Durante el viaje, el conductor detuvo su vehículo en Canal Street y ordenó a las mujeres que salieran de su automóvil. El video de Iovine muestra al conductor, que fue identificado como Ahmad El Boutari, abriendo la puerta trasera y gritando a las mujeres que se vayan.

“Es ilegal”, se le oye decir después de que le preguntaran por qué los está echando. “No puedes hacer esto en el auto. No puedes hacer esto”.

La pareja lo cuestionó sobre esta decisión y le preguntaron por qué no podían besarse. “Es irrespetuoso”, dice El Boutari. Las mujeres entonces amenazaron con llamar a la policía y dijeron que iba a ser despedido.

LEE TAMBIÉN: Un chofer de Uber mató a tiros a su pasajero en EE. UU.

“No es ilegal besarse en Nueva York”, le dijo una de las mujeres a El Boutari.

Iovine contó al Daily News que Uber no respondió a su queja hasta que el periódico reportó el incidente. Uber le devolvió a Iovine el importe por 22 dólares y supuestamente se disculpó con ella.

“Uber no tolera ninguna forma de discriminación, y hemos contactado al conductor sobre su experiencia”, dijo un portavoz de Uber a Newsweek en un comunicado. “Estamos investigando y tomaremos las medidas adecuadas”, añadió.

El vocero dijo que tanto el usuario como el conductor informaron el incidente. Iovine también presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York, según el Daily News.

La Comisión de Taxis y Limusinas, que es responsable de regular Uber y otras aplicaciones de este tipo, no respondió de inmediato a la solicitud de Newsweek para hacer comentarios. Sin embargo, la agencia le dijo al medio que no ha recibido quejas sobre el conductor en el pasado y que ha iniciado su propia investigación.

“Nos comunicamos con la víctima y comenzaremos la investigación hoy”, dijo el comisionado adjunto Allan Fromberg al periódico.

Iovine, que no respondió de inmediato a la solicitud de Newsweek para hacer comentarios, se refirió al conductor como “homofóbico” y dijo que creía que el conductor se había sentido ofendido por el beso debido a su religión.

“Fue una experiencia realmente terrible”, dijo, “e irónicamente ocurrió en un día soleado durante el mes del orgullo [LGBTTTIQ] en Nueva York”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.