Así es la vida después de la muerte según cristianos, judíos y musulmanes


Así es la vida después de la muerte según cristianos, judíos y musulmanes

Cristianos judíos musulmanes muerte papa infierno


El diario italiano La Repubblica hizo que el mundo pensara sobre el infierno el jueves después de publicar una entrevista con el Papa Francisco en la que parecía sugerir que el infierno no existía. El Vaticano se retractó rápidamente la declaración, alegando que el editor del periódico no había publicado una transcripción exacta de la conversación.

Sin embargo, la sugerencia hizo que la gente se preguntara qué es lo que realmente dice la religión sobre el infierno. Esto es lo que las tres religiones más grandes en los Estados Unidos dicen sobre la vida después de la muerte:

La muerte es un tema complicado en la Biblia y las historias sobre lo que sucede después de nuestra muerte a menudo son contradictorias. Pero de acuerdo con el Catecismo de la Iglesia Católica, “los textos del Nuevo Testamento hablan de un destino final del alma, un destino que puede ser diferente para unos y para otros”.

“Cada hombre recibe su retribución eterna en su alma inmortal en el momento de su muerte, en un juicio particular que refiere su vida a Cristo: o entrada a la bienaventuranza del cielo -mediante una purificación o inmediatamente- o una condenación inmediata y eterna”, continúa el texto.

La tradición judía, por el contrario, hace muy pocas declaraciones sobre lo que sucede cuando morimos. El Antiguo Testamento, que es seguido por los judíos, se refiere a un lugar llamado Sheol, que se describe como “la tierra del olvido”. Similar a la versión cristiana del infierno, Sheol es descrito como un hoyo profundo y oscuro. A diferencia de la versión del infierno del Nuevo Testamento, no se cree que Sheol sea un lugar donde la gente vaya a ser castigada. De hecho, los libros de Eclesiastés y Job afirman que todos los muertos descienden al Sheol, ya sean buenos o malos.

La tradición judía también describe un Jardín del Edén, donde las almas verdaderamente justas van cuando mueren. Todos los demás van a Gehinnom, según la tradición mística judía, donde se sientan en el purgatorio durante 12 meses antes de poder descender al Jardín del Edén. Tanto Sheol como Gehinnom están destinados a ser lugares donde las almas puedan obrar a través de sus pecados y reflexionar sobre sus vidas.

Los musulmanes, por su parte, creen en un tipo de vida futura que se parece más a los conceptos cristianos del cielo y el infierno. En el Islam, las personas creen que permanecen en sus tumbas hasta que Allah decida que es su día de juicio. Después del día del juicio, aquellos que fueron buenos durante sus vidas entrarán al Jannah, lo que significa el paraíso. Al igual que el Jardín del Edén judío, Jannah es un lugar pacífico de felicidad eterna.

Mientras tanto, los que son malos van a Jahannam, una versión del infierno. Al igual que el infierno cristiano, Jahannam es descrito como un pozo de fuego donde los incrédulos y los malhechores sufrirán.

Publicado en cooperación de Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.