Bob Woodward y las lecciones periodísticas que ayudaron a derrocar a un presidente

Bob Woodward y las lecciones periodísticas que ayudaron a derrocar a un presidente

periodismo-investigación-bob-woodward-lecciones-periodísticas


“Es importante mantener la política personal fuera del reportaje. Dirige la emoción a hacer más trabajo”.

 

¿Quieres hundir a Donald Trump? No cuentes con Robert Mueller. Olvídate del Congreso. Aprende a hacer periodismo de investigación. Y también podrías estudiar con una de las pocas personas vivas que sí ayudaron a derrocar a un presidente: Bob Woodward. Él es mejor conocido por su labor cubriendo las revelaciones de Watergate para The Washington Post con su compañero de reportaje Carl Bernstein (45 años después, siguen siendo buenos amigos). Woodward, todavía un empleado del Post, ahora revela sus secretos al dar una MasterClass (un taller en línea de MasterClass.com) sobre reportaje. El momento no podía ser mejor: los varios escándalos de Trump, junto con películas como Los archivos del Pentágono, han despertado un interés nacional en el periodismo de investigación, y él es históricamente muy adecuado para dar una perspectiva (Woodward dice que Meryl Streep interpreta a la otrora editora del Post, Katharine Graham, “soberbiamente”).

Pero el legendario reportero te reprendería por acercarte al trabajo con una agenda política o por no prestar atención. En una lección, Woodward, de 74 años, tiene este consejo para los periodistas que llevan a cabo entrevistas: “Cállate… y solo escucha”.

—Usted ha descrito la presidencia de Trump como una “prueba” para los medios noticiosos. ¿Cómo lo estamos haciendo?

—Antes que nada, los periodistas siempre pueden hacerlo mejor, conmigo al principio de la lista. No pienso que el periodismo esté fallando en la era de Trump, pero tenemos mucho trabajo por hacer. Cierta cantidad de reporteros se ha desquiciado, de una manera u otra. Mira MSNBC o Fox, continuamente denigrando a Trump o alabándolo. La respuesta está en medio. Es importante mantener fuera la política personal. Dirige la emoción a hacer más trabajo.

—¿Algún arrepentimiento en su carrera?

—Es bien sabido que Janet Cooke inventó una historia para el Post que ganó un Premio Pulitzer —sobre un supuesto niño de ocho años que no existió— y yo era uno de sus editores. Debí detectarlo. Y no fui lo bastante enérgico al revisar la evidencia de armas de destrucción masiva antes de la Guerra de Irak. Escribí artículos diciendo que no había evidencia concluyente, y debí caer en cuenta de que si no tienes evidencia concluyente, no tienes evidencia dura. Si no tienes evidencia dura, en realidad no la tienes.

—¿Cómo habría usado Twitter el presidente Nixon?

—[Risas] ¡Es más fácil describir la creación del universo! Él probablemente lo habría delegado. En cierto sentido, sus grabaciones secretas son sus tuits, y son terribles en cuanto a la revelación del abuso de poder y la criminalidad.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation whit Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.