Abby, una perra que escapó hace diez años, encontró el camino a casa


Abby, una perra que escapó hace diez años, encontró el camino para volver a casa

abby perra labrador


Hace una década, una perra escapó de la casa de su familia en el oeste de Pensilvania. Después de días, semanas y años, la familia no tenía muchas esperanzas de volver a verla, suponían que la labrador negra, llamada Abby, estaba muerta.

Pero el 27 de enero, recibieron la sorpresa de su vida: encontraron a Abby.

Animal Protectors of Allegheny Valley llamó a la propietaria de Abby, Debra Suierveld, para avisarle que tenían su perra. Confundida por la llamada, les dijo a los trabajadores refugio que debían estar equivocados porque sus dos perros estaban sanos y salvos en su casa, informa el Pittsburgh Tribune-Review. Sin embargo, ellos se refirieron a la perra desaparecida por su nombre.

“Ni siquiera sabía qué decir”, dijo Suierveld al Tribune-Review. “Yo estaba como, ‘Oh mi Dios'”.

Unos días más tarde, el perro al que la familia le había llorado por muerto, se reencontró con su familia. Abby no solo recuerda su nombre, sino que incluso obedece a las órdenes que la familia Suierveld le enseñó hace diez años, según The Associated Press.

Abby apareció en el porche de Judy Spiering, que está a unas 16 kilómetros de la casa de Suierveld. Ella procedió a llevar al perro, al notar que estaba en perfecto estado, lo que le hizo creer que Abby no había vivido sola durante la última década.

LEE TAMBIEN: Qué es la gripe canina y cómo puedes proteger a tu perro

“Ella estaba en muy buena forma”, le dijo a Tribune-Review. “Ella es feliz. Ella tiene un buen peso. Ella está muy bien cuidada”.

“Es muy extraño”, agregó Spiering, quien pasó a llamar a la policía, que luego se puso en contacto con Animal Protectors.

Abby regresó a casa gracias a un microchip que se instaló en su cuello como un cachorro. Suierveld se había preguntado por qué le puso un chip a Abby, pero ya no cuestiona su anterior decisión y está agradecida de haberlo hecho.

LEE TAMBIÉN: Asesinan a perros callejeros en Rusia antes del Mundial

Cuando Abby regresó sana y salva a casa, Suierveld llamó a su hija Carly, quien tenía a la perra cuando era una niña. Carly, de 22 años, que ahora es estudiante universitaria en Ohio, lloró cuando escuchó las noticias.

Abby no es el único perro que se le devuelve a sus dueños después de una ausencia de una década. En 2006, un perro de 1 año llamado Charlie desapareció, informó The Associated Press. Eventualmente se reunió con sus dueños en 2016, gracias a un microchip, al igual que Abby.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.