¿Promesas de Trump causarán "boom" de la construcción en EE.UU.? | Newsweek México


¿Promesas de Trump causarán “boom” de la construcción en EE.UU.?



Por Grace Guarneri

El bajo inventario de casas y el incremento de la demanda de viviendas nuevas en el sector privado de los Estados Unidos indicaría un auge de la construcción para 2018, pero la escasez de trabajadores de la construcción podría estancar los nuevos proyectos.

Los gastos de construcción en 2017 alcanzaron más de un billón de dólares, informó el lunes NBC News, y las firmas constructoras son optimistas de que habrá un auge en la vivienda y demanda comercial en 2018 como resultado de la promesa del presidente Donald Trump de realizar inversiones en infraestructura y por el entorno favorable hacia las empresas creado por su administración. Pero podrían tener dificultades para encontrar trabajadores.

“La demanda de nuevas viviendas está allí, el inventario es bajo y los precios de las casas suben, por lo que podría haber más construcción en 2018, pero uno de los factores limitantes será la baja cantidad de trabajadores disponibles para construir esas casas”, dijo a Newsweek el economista Robert Dietz de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas.

Alrededor del 75 por ciento de las empresas de construcción dijeron que planean aumentar las nóminas según una encuesta de Associated General Contractors of America (AGC) publicada la semana pasada, y los salarios de los trabajadores de la construcción también aumentaron el año pasado a un promedio por hora de 29.24 dólares. Según la encuesta, la nómina salarial y los aumentos salariales intentan hacer frente a la disminución del grupo de trabajadores calificados y la fuerte competencia.

Un abrumador 82 por ciento de las empresas de construcción encuestadas por AGC dijo que será más difícil contratar y reclutar trabajadores calificados en 2018, y el 73 por ciento de las empresas dicen que actualmente tienen dificultades para encontrar trabajadores de la construcción calificados. En 2017, el desempleo en la industria cayó a 5.6 por ciento, dejando a las empresas de construcción con un grupo aún más pequeño de solicitantes.

“El salario de la construcción es ahora casi un 10 por ciento más alto que el promedio del sector privado. Sin embargo, los contratistas reportan una creciente dificultad para llenar muchos tipos de trabajos por hora y vacantes asalariadas, dada la baja tasa de desempleo en toda la economía, incluida la construcción”, dijo Ken Simonson, economista jefe de AGC, en el comunicado del informe.

Alrededor de 210,000 trabajos de construcción se agregaron a la fuerza de trabajo estadounidense en 2017, un 35 por ciento más que el año anterior, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Alrededor de 30,000 empleos fueron generados solo en diciembre, pero solo alrededor de 18,000 de esos trabajos estaban en el sector residencial.

Dietz dijo a Newsweek que los constructores esperan ver una expansión en la remodelación a raíz de los huracanes Harvey e Irma, y ​​la construcción de viviendas unifamiliares en 2018. Esto podría llevar a más trabajos de construcción aún vacantes este año, agregó.

El CEO de AGC, Stephen E. Sandherr, dijo en un comunicado que para que los recortes de impuestos federales cumplan su potencial y estimulen la construcción, “el Congreso y la administración Trump deben tomar medidas para abordar la escasez crónica de personal al aprobar una nueva Ley Perkins y lograrla más fácil para los funcionarios locales establecer programas de educación técnica y profesional enfocados en la construcción”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.