Un raro espejo de hace 1,900 años es encontrado intacto | Newsweek México


Un raro espejo de hace 1,900 años es encontrado intacto



Por Kastalia Medrano

Arqueólogos en Japón han desenterrado un espejo chino de 1,900 años de antigüedad que no solo está intacto, sino que está suficientemente preservado como para mostrar un débil reflejo. Funcionarios de la ciudad en Fukuoka, la capital de la isla japonesa donde fue hallado, dijeron que tal descubrimiento es extremadamente raro, según el periódico nacional japonés Asahi Shimbun.

El espejo de bronce fue encontrado en el sitio arqueológico de Nakashima en el distrito Hakata de Fukuoka. Fue hecho en China durante la dinastía Han, entre el 25 d. C. y el 220 d. C., y mide alrededor de cuatro pulgadas y media. Es posible que su inusual y buena condición se deba al ambiente húmedo de la región, que podría haberle dado un grado de protección contra la oxidación, según el Asahi Shimbun. Inscritas en la superficie están las palabras “chang yi zisun”, que se traduce como “para beneficiar a las generaciones futuras para siempre”.

“El sitio del hallazgo no es una tumba, por lo que el espejo puede haber sido utilizado en ritos religiosos”, dijo Hidenori Okamura, profesor de arqueología china en la Universidad de Kioto, según el Asahi Shimbun. “El hallazgo también servirá como material para determinar con precisión la fecha del último período de Yayoi “.

FOTO: ASAHI SHIMBUN.

El espejo fue excavado a principios de este año junto con la loza que representa el cultivo de alfarería de Yayoi, que corresponde a entre 300 aC. y 300 d. C., según el Asahi Shimbun. La cerámica de Yayoi es conocida por “formas limpias y funcionales”, según el Museo Metropolitano de Arte.

Ese período fue también el punto en la historia cuando la metalurgia llegó a Japón desde partes de Corea y China, según el Museo Metropolitano de Arte. La dinastía Han de China (también conocida como la dinastía Han del Este) estuvo marcada por una expansión de la diplomacia, según el museo Met. Enviados japoneses viajaron a la parte continental dos veces durante este período, una vez para una misión diplomática en el 57 A.D. y otra en 107 A.D. Los avances tecnológicos también caracterizaron la era.

“El bronce y el hierro se usaron para fabricar armas, armaduras, herramientas e implementos rituales, como campanas (dotaku)”, explica el sitio web del museo. Estos últimos fueron frecuentemente decorados con líneas sombreadas, triángulos, espirales y patrones geométricos, aunque representaciones de animales domesticados y las escenas de la vida diaria aparecen en algunos ejemplos “.

El espejo ha sido instalado en una exhibición en el Museo de la Ciudad de Fukuoka.

Publicado en cooperación conNewsweek / Published in cooperation withNewsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.