Otra potencia en Tijuana | Newsweek México


Otra potencia en Tijuana



SUPLEMENTO

 

El cambio de cónsul general de la República Popular China en Tijuana fue sorpresivo y casi silencioso.

La partida de Wanj Jian fue anunciada por el Ayuntamiento de Tijuaconsna en un comunicado de prensa sobre la reunión de despedida en julio de este año. De sus tres años dos meses de labor no hay un solo comunicado en la página del consulado chino.

Con el mismo sigilo llegó su sucesor, Yu Bo, al frente del Consulado que tiene bajo su jurisdicción cuatro estados: Baja California, Baja California Sur, Chihuahua y Sonora.

El representante diplomático comenzó a aparecer en la prensa con motivo de algunas visitas de cortesía a las autoridades locales. El funcionario asiático tuvo su primer encuentro con la delegación federal de la Secretaría de Economía (SE).

China hoy ocupa el segundo escalón de la economía global, y sigue creciendo. Con la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ofrece tender a Baja California el puente a Asia para reforzar el intercambio.

“Vemos que Baja California y México, podría ser como una extensión natural de ‘La franja y la ruta’, atravesando el Pacífico”, dijo el nuevo cónsul de la República China en Tijuana, entrevistado durante la celebración por el 68 aniversario de su país.

Ese es el tiempo que ha gobernado el Partido Comunista Chino (PCCh), desde que se alzó con la victoria en la Guerra Civil. La milenaria civilización antiguamente fue gobernada por dinastías en una constante reforma de la nación.

Hoy la apuesta del presidente chino Xi Jinping es conectar comercialmente Asia, Oriente Medio, Europa y África.

“Afortunadamente está avanzando la iniciativa china de cómo forjar ‘La franja y la ruta’. Eso quiere decir, tomando como origen ‘La Ruta de la Seda’ hace casi mil años atrás”, dice el diplomático Yu Bo.

El mismo interés que muestra China por esta península lo manifestó recientemente el Reino Unido tras su salida de la Unión Europea.

A finales del año pasado Newsweek en Español Baja California habló con el Ministro Consejero de la Embajada Británica en México, Olivier Evans, quien recorrió el estado con la Primer Ministro, Baronesa Jane Bonham-Carter, buscando estrechar lazos con esta región.

“En el 2060, México podría ser más grande como economía que Reino Unido. Cuando pensamos en la población, una población joven, cuando pensamos en la población más vieja que hay en Europa, tenemos que ver cómo enfrentar esta realidad para tener un poder económico en los años que vienen.”, dijo entonces Olivier Evans.

El doctor Eduardo Mendoza, del Colegio de la Frontera Norte (Colef), dice que en medio de la renegociación con el país del norte, México tendrá que buscar opciones, y China es una de ellas.

Actualmente México le compra insumos, equipos electrónicos y productos minerales que junto a otras mercancías representaron en 2013 importaciones por 14 mil millones de dólares, comenta.

Estados Unidos estuvo durante muchos años evitando ser rebasado por China, pero hoy el presidente Donald Trump con su política proteccionista va en sentido contrario, asienta.

“Le amplía el camino y en lugar de contenerlo lo va a incentivar”, menciona el investigador del Departamento de estudios económicos.

Y ese camino parece seguir el nuevo cónsul chino en Tijuana. Cuenta que su misión consular no es solo atender a sus compatriotas en esta tierra, sino que hay “una tarea más importante”: crear lazos económicos y de cooperación.

El diplomático ha sostenido dos reuniones con la delegación de la Secretaría de Economía, y con el gobierno de Baja California planean un Encuentro de negocios México-China.

“El objetivo primordial es fortalecer las inversiones de la República Popular China, de acuerdo con las indicaciones que nos ha dado el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo”, informó la delegación federal en comunicado de prensa sobre la segunda de esas reuniones privadas.

También en septiembre el cónsul visitó al alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro y según la información oficial del gobierno de la ciudad, expresó el interés de empresarios chinos por seguir invirtiendo en este municipio.

En esa reunión Gastélum Buenrostro aseguró “estar en la mejor disposición de darle continuidad a proyectos como el de crear una entrada que simbolice la hermandad con la comunidad China en una zona de la ciudad de Tijuana”.

La presencia de esta comunidad en la región tiene muchos años y se ha adaptado, pero conserva sus tradiciones y no es del todo abierta, afirma el investigador del Colef.

“Tampoco vemos que sea un tipo de comunidad donde haya por ejemplo grandes inversionistas chinos (…) su impacto es todavía digamos menor”, anota Eduardo Mendoza.

El apunte del académico lo confirman las estadísticas de la Secretaría de Economía facilitadas por la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco), sobre la inversión China en Baja California.

Entre 1999 y junio de este año, la inversión directa de China dejó al estado 9.26 millones de dólares que representan apenas el 0.04% de los 23 mil 753 mil millones de dólares recibidos.

En septiembre de este año el gobernador Francisco Vega de Lamadrid viajó a China e informó en comunicado de prensa que la compañía Hisense invertirá 20 millones de dólares, pero no es una inversión nueva porque irán a la planta que ya tiene en Playas de Rosarito.

Cifras del Consulado General de China en Tijuana indican que en Baja California viven unos 20 mil chinos repartidos principalmente en esta ciudad y en Mexicali.

Su presencia e historia en la capital bajacaliforniana originó que la comida china sea considerada un platillo típico de esa ciudad.

El caso contrario es Tijuana, donde su gastronomía tuvo que recuperar la confianza de los comensales cuando en 2015 la Dirección de Inspección y Verificación del Ayuntamiento encontró un perro muerto en la cocina de un restorán.

Con la atención internacional encima, el entonces cónsul Wanj Jian tuvo que explicar a la opinión pública las costumbres de algunas zonas de su país en este choque de culturas.

Y la cultura china hoy recorre otros continentes porque el crecimiento de su economía permite a una parte de sus ciudadanos viajes de placer. El cónsul Yu Bo destaca que cada año hay 122 millones de turistas en el mundo, y en 2016 México recibió a 100 mil de ellos.

Tijuana tiene incluso el único vuelo directo desde México a Shangai. El canal quedó reabierto en marzo del 2010. Fue inaugurado originalmente en mayo de 2008, pero un año después fue cerrado por la emergencia sanitaria del AH1N1 en este país.

 

Cifras del Consulado General de China en Tijuana indican que en Baja California viven unos 20 mil chinos repartidos principalmente en esta ciudad y en Mexicali. FOTO: NEWSWEEK EN ESPAÑOL BAJA CALIFORNIA.

El clúster gastro turístico de Baja California reporta que en 2016 llegaron a esta ciudad entre 36 mil y 40 mil visitantes chinos, pero no lo hicieron por vía aérea sino cruzando la frontera de norte a sur.

Llegaron al aeropuerto de Los Ángeles, California, en un viaje donde las empresas turísticas ofrecen visitar San Diego para después cruzar a Tijuana.

Pero en un país de contrastes que ofrece abrirse al mundo manteniendo un control férreo de su población, hay temas de los que sus representantes no quieren hablar, como el tráfico de chinos.

En agosto pasado autoridades norteamericanas sorprendieron a 30 personas cuando acababan de ingresar ilegalmente a su país. El grupo compuesto por 23 chinos y siete mexicanos usó un túnel asegurado por autoridades federales tiempo atrás en la colonia Garita de Otay.

La delegación en Baja California del Instituto Nacional de Migración (INM), calificó el grupo como atípico en la región. Aseguró que México y Estados Unidos iniciaron una investigación.

El cónsul Yu Bo destacó que esto fue antes de su llegada a la frontera, aunque supo del “incidente” por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

—La patrulla fronteriza reporta un incremento de chinos tratando de entrar ilegalmente por la frontera de San Ysidro. ¿Lo han detectado y saben a qué se debe?, se le pregunta.

—No, no estoy al tanto de eso, porque yo digo que siempre tenemos que ver lo que está ocurriendo en un nivel más alto, más amplio.

El partido comunista gobierna China sin oposición real desde su llegada al poder, y derechos como la libertad de expresión están lejos de ser respetados. La censura llega hasta el internet y los disidente son castigados.

“Los partidos democráticos son partidos amigos íntimos del PCCh y partidos partícipes del poder en unidad y cooperación con éste, en vez de ser partidos de oposición o fuera del gobierno”, dice en su portal digital la embajada china en México.

El mismo cónsul general en Tijuana, durante su discurso para celebrar el 68 aniversario de China, destacó que el crecimiento del país es gracias a la dirección del Partido Comunista.

“El socialismo con peculiaridades chinas ofrece una nueva
alternativa de modernización para los países en desarrollo, brindando al
mismo tiempo la sabiduría y propuestas chinas, por lo cual en la
historia por primera vez protagonizamos en el centro del escenario
global”, refirió a los invitados al festejo.

El investigador del
Colef considera que estrechar más los lazos con China no implicaría
necesariamente un cambio radical en la política y la sociedad en este
país que todavía lucha por dejar atrás prácticas autoritarias de los
gobiernos.

“El socialismo con peculiaridades chinas ofrece una nueva alternativa de modernización para los países en desarrollo, brindando al mismo tiempo la sabiduría y propuestas chinas”, dijo Yu Bo durante su discurso de celebración del 68 aniversario de la Fundación de la República Popular de China. FOTO: NEWSWEEK EN ESPAÑOL BAJA CALIFORNIA.

“Depende qué tanto sea la influencia que pueda tener China, en particular si empieza a invertir masivamente en México. Porque eso cambiaría los patrones de producción, laborales, esto sí puede tener una injerencia. Pero si se trata solamente de comercio, sería más difícil que esto pudiera suceder”, estima.

Además advierte que para conectar Baja California con Asia el estado necesita un puerto más grande que el del municipio de Ensenada.

Este año la relación diplomática entre México y China cumplió 45 años de haber sido restituida después de una historia de desencuentros por los conflictos internos de ese país y el triunfo del comunismo.

La conmemoración coincidió con ‘La fiesta de la primavera’ o el Año Nuevo Chino que exalta la fortuna y la abundancia, aunque esta relación de intercambio entre ambos países tiene sus detalles.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dice que China es el segundo socio comercial más importante de México. En 2016 el intercambio comercial entre los dos países fue de unos 75 mil millones de dólares, según esa misma secretaría.

Los números están muy lejos del intercambio que México tiene con su principal socio, Estados Unidos, que concentra el 64% de su comercio y el 80% de sus exportaciones.

Presidencia de la República reporta que en 2015 el intercambio superó los 532 mil millones de dólares. Esto dejó 60 mil millones de dólares a favor de este país porque vendió más de lo que compró.

Por otro lado, México está en el tercer sitio como socio comercial de EUA, y éste tiene a China en el segundo escalón, de acuerdo con el mismo gobierno federal de este país.

Aquí el investigador del Colef apunta que el interés de China en Baja California puede estar más allá de aumentar los lazos económicos. Busca acercarse más a su socio del norte.

“Baja California tiene la cercanía con los Estados Unidos. Porque hay que tener muy claro que el fin del TLCAN no es el fin del comercio, hay que ponerlo muy claro. Es un contratiempo, una limitación, una cosa que desincentiva, pero hay muchas otras cosas que están allí: los salarios bajos de México, la distancia. Los costos de transporte son muy menores. Sigue siendo más barato venir a México”, asienta Eduardo Mendoza.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.