La deuda de los diputados | Newsweek México


La deuda de los diputados



Para los sectores más importantes de la iniciativa privada, los recortes que recibiremos en 2017 son producto de un mal trabajo de los diputados federales.

Ahora sabemos que el Presupuesto de Egreso de la Federación 2017 (PEF) llegará con menos para salud, obra pública, seguridad y desarrollo social. La expectativa es por el presupuesto que el Gobierno de Baja California presentará al congreso local.

Son los primeros días de diciembre. Hasta el cierre de esta edición, nadie sabe en qué van a gastar y si harán recortes a programas.

Antonio Valladolid, secretario de finanzas del gobierno estatal, ha sido renuente con este reportero a dar una entrevista sobre el tema. No ha respondido durante más de un mes.

Los empresarios locales ya han puesto la mirada en lo que va a presentar el ejecutivo estatal a través de su secretario de finanzas.

Las opiniones están divididas.

Pero la mayoría de los hombres de negocios coinciden en que es necesario reducir salarios y prestaciones, ahorrar y adelgazar el aparato burocrático.

En la edición 04 de Newsweek en Español Baja California, se reveló que el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid no quiere reducir la nómina.

También se expuso que dependencias como la Secretaría de Desarrollo Social, la de Salud y la de Comunicaciones y Transportes ya anticipan que les enviarán menos dinero el año por venir.

Pero el daño ya está hecho en el presupuesto federal. Y los legisladores están en deuda.

El líder del Consejo Coordinador Empresarial Estatal (CCE) Humberto Jaramillo Rodríguez, dice que los diputados federales decepcionaron.

“Me parece que tienen muy mala calificación de parte nuestra, porque hay una disminución del presupuesto federal de cerca del 45% en sectores como las universidades, que no van a recibir presupuesto para el año entrante. Hay muchos rubros donde no hay presupuesto y solo habla de una mala representación de nuestros legisladores federales. Habría que platicar con ellos para que nos expliquen”.

En su interpretación, cualquier ahorro que haga el gobierno del estado tendría que ser congruente con el que los empresarios hacen en épocas de crisis.

El presupuesto federal contempla que cerca del 35% del gasto total será aplicado directamente por estados y municipios, lo cual equivale a 1.4 billones de pesos. El PEF total es de 4.8 billones de pesos, lo que representa una caída real del 0.6% en relación con 2016.

Algunos representantes de la industria aseguran que habrá mayor apoyo para la zona fronteriza. Así lo cree Federico Serrano Bañuelos, presidente nacional de la Industria Maquiladora de Exportación (Index), y explica: “todo se va a canalizar vía proyectos puntuales de infraestructura”.

En cuanto al adelgazamiento de la nómina estatal, el representante nacional de la industria maquiladora, explica que este se tiene que hacer en cualquier gobierno municipal, estatal o federal.

“La transparencia de las partidas es lo principal. Ahora más que nunca cada peso que se invierta tiene que ser transparente”.

En cuanto al dinero con el que contará Baja California en 2017, asciende a 41 mil 532 millones de pesos. Esto implica una reducción, no obstante se tienen que agregar 2 mil millones para la construcción del libramiento de la carretera escénica Tijuana-Ensenada, lo que sumaría 43 mil 532 millones y prácticamente lo mismo de 2016, según datos de la diputada federal, la priista Nancy Sánchez Arredondo.

El Fondo Frontera que se creó para mitigar los efectos de la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), y que el año pasado fue de mil 600 millones de pesos, ahora será solo de 750 millones. Pero aún está por definirse en qué se va a usar y cuánto le tocará a Baja California. Analistas del tema creen la intención es que se aplique en desarrollo de vivienda.

Baja California y el país tendrán que aplicar el plan de austeridad que ha promovido el gobierno federal. Pero una de las preocupaciones principales está en la prevención del delito, señala Juan Manuel Hernández Niebla, expresidente de Coparmex y CCE Tijuana.

“No queda claro qué pasa con el fondo de prevención al delito. No se pueden suspender los programas de armamento ni de combate a la inseguridad. Está la interrogante del déficit de los 560 millones de pesos, esperamos que no se recurra al endeudamiento”.

Los datos que ofrece Hernández Niebla refieren que en el primer trienio del gobernador, hay casi 4 mil millones de pesos más de deuda. Esto pondría una deuda aproximada de 19 mil millones “que prácticamente se han ido al gasto corriente y no en inversión”.

Coincide con sus homólogos en que se debe hacer una reingeniería en el ejercicio presupuestal, ver cuáles son los programas que sí generan resultados y cancelar o suspender los que no funcionan.

El gobernador Francisco Vega de Lamadrid, se reunió con el diputado federal, Alfredo del Mazo Maza, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la LXIII Legislatura, con el objetivo de gestionar más recursos para Baja California en proyectos prioritarios para el ejercicio fiscal 2017.

La reunión que sucedió a finales de octubre, se habló de las expectativas financieras para la entidad y la necesidad de obtener más dinero.

No obstante los argumentos, al parecer no hubo eco y el recurso quedó como ya se expuso.

Los datos del presupuesto para el estado no están del todo precisos y al parecer cada quien tiene sus propias cuentas. Para el diputado federal panista, José Teodoro Barraza, el presupuesto es de 40 mil 512 mdp y afirma que la obra del libramiento de la carretera a Ensenada no está etiquetada y no tiene asignado un recurso.

Confirma que son 750 millones de pesos del Fondo Fronteras y que casi el 30% le tocaría a Baja California (200 mdp). Aunque no se ha propuesto en qué, ni cómo quedarán las reglas de operación, advierte que el recurso no debe aplicarse en actividades productivas discrecionales de la Secretaría de Economía, “ni en tarjetas del hambre”.

El Fondo de Atención al Migrante obtuvo un presupuesto de 263 mdp, aunque la administración del recurso depende del Instituto Nacional de Migración (INM) que recibiría en su delegación de Baja California cerca de 7 millones.

Las aportaciones federales del Ramo 33 se aplican a entidades federativas y municipios, y son los recursos que la Federación transfiere a las haciendas públicas de los estados, Distrito Federal y municipios.

El gasto está condicionado al cumplimiento de los objetivos que la Ley de Coordinación Fiscal dispone. Las aportaciones federales permiten la ejecución de actividades relacionadas con educación básica y normal, salud, combate a la pobreza, asistencia social, infraestructura educativa, fortalecimiento de las entidades federativas y para los municipios y demarcaciones territoriales del Distrito Federal, seguridad pública, educación tecnológica y de adultos, y con fines específicos.

Al haber una reducción en las aportaciones federales, el ahorro se vuelve crucial y para el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación de Tijuana (Canacintra), Marcello Hinojosa, debe bajar el gasto corriente del gobierno del estado, tal y como se hace ya en las delegaciones federales.

“No solamente se trata de bajar los sueldos en un porcentaje mínimo. Han anunciado bajas del orden del 5%, pero también se tiene que reducir la burocracia. Recordemos que también tienen una serie de prestaciones que no se han tomado en cuenta: viáticos, seguros médicos privados, hay mucha tela de donde cortar más allá de ese 5%”.

Para Armando León Ptacnik, presidente de la Federación Baja California de la Coparmex, debe haber un proceso auténtico de austeridad. Advierte que ya no son admisibles los gastos suntuosos que hacen los gobernantes en escoltas, teléfonos, viajes en primera clase, hoteles de lujo.

“Eso se tiene que acabar, ya no más deuda, que no se vaya más dinero en eso. La experiencia de todos los años es que la autoridad siempre dice que se va apretar el cinturón pero al final del ejercicio vemos que no se lo apretó. Que digan en qué se va reducir y en qué dependencia”.

Al igual que el resto de los empresarios, el líder de la Canaco Tijuana, Gilberto Leyva Camacho, advierte que a veces la nómina es lo que más retrasa los presupuestos.

“Revisar los salarios y si están muy elevados, bajarlos. Si quieren que el trabajador se apriete el cinturón, ¿por qué los funcionarios no deben de hacerlo? Tienen que dar el ejemplo”.

Es necesario aclarar que en el Ramo General 28, se habla de participaciones a entidades federativas y municipios, pero a diferencia del Ramo 33, transfiere recursos para fortalecer las haciendas públicas.

Estos recursos llegan a través del Fondo de Fomento Municipal y la sustitución del Fondo de Fiscalización por el Fondo de Fiscalización y Recaudación. “En el primer caso, se incentiva la recaudación del Impuesto Predial para incrementar la eficacia en el cobro mismo”.

Esto en teoría permite mayores ingresos propios a los municipios, más ingresos derivados del Fondo de Fomento Municipal, una participación más elevada de los recursos del Fondo General de Participaciones, como consecuencia del incremento en la recaudación y menores costos de administración del impuesto.

En el otro fondo, el de Fiscalización y Recaudación, se incorporan las variables de “ingresos de libre disposición” y “recaudación de impuestos y derechos locales” para fomentar también la recaudación y fortalecer las haciendas públicas locales.

Según la presidenta del Colegio de Contadores Públicos de Baja California, Araceli Alicia Guzmán, el presupuesto debe generar infraestructura en el estado. Pero además saber qué va a presupuestar el gobernador y en qué rubro se va a disminuir, para solventar los gastos del presupuesto de egresos.

“El recurso de este año no puedo decir si está bien aplicado, debe ser auditado por el Órgano de Fiscalización. Han dicho que se han tenido que apretar el cinturón y el aparato burocrático debería reducirse, hay funcionarios que no tienen razón de ser o se están duplicando funciones”.

Para Gabriel Camarena Salinas, presidente del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT), será difícil reducir la nómina porque del gasto total, 50% se va educación.

“Quizá en cuestiones administrativas se puede pedir una reducción. Este gobierno ha hecho esfuerzos para hacer reducciones en gastos operativos, forzados por la crisis financiera. Pero cada vez es más difícil hacer recortes”.

En la primera semana de diciembre, el ejecutivo estatal debe presentar su proyecto de egresos al congreso y habrá que analizar si viene con recortes e intenciones de sanear las finanzas o seguirán arrastrando la deuda.

Mismo presupuesto para más gente

De acuerdo con los datos del Presupuesto de Egresos de la Federación, quedaron casi igual al año en curso.

Pero una variable que no se ha mencionado es el crecimiento de la población. Esto quiere decir que se contará con el mismo dinero para atender a más personas en 2017.

Los fondos del Ramo 33 son los siguientes:

  • Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE).
  • Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA).
  • Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).
  • Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).
  • Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUN).
  • Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM).
  • Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP).
  • Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).
Ingresa las palabras claves y pulsa enter.