Federación podría cancelar planta fotovoltaica anunciada por Bonilla | Newsweek México


Federación podría cancelar planta fotovoltaica anunciada por Bonilla



La planta fotovoltaica anunciada ayer por el gobernador Jaime Bonilla podría ser suspendida en forma definitiva en caso de haber iniciado su instalación pues autoridades federales no han liberado los permisos correspondientes.

Iniciar su construcción sería ilegal, ya que carece de permisos federales, entre ellos los de impacto ambiental y forestal, advirtió Ramiro Zaragoza García, titular de la delegación de la Secretaría del medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat) en Baja California.

Por no contar con la aprobación de la Semarnat, Profepa podría  clausurar temporal, parcial o total del proyecto y a la aplicación de multas que van desde los 2 mil 688 pesos hasta los 4 millones 481 mil pesos a la empresa Next Energy de México que lo ejecuta.

También podría incurrir en infracciones que ameritan multas del dos al diez por ciento de los ingresos brutos percibidos en el año anterior por iniciar actividades sin la resolución favorable de impacto social, y no contar con el permiso o registro correspondiente, debido a que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) tampoco ha liberado los permisos de cumplimiento a la Ley de la Industria Eléctrica.

No obstante, al anunciar el arranque de la instalación de la planta fotovoltaica, el gobernador Jaime Bonilla aseguró que Next Energy cuenta con todos los permisos federales, y solo reconoció que falta la autorización del municipio para realizar la construcción.

Sin embargo, Ramiro Zaragoza indicó que la presentación e inicio de obra de la Central Eléctrica Fotovoltaica, evento encabezado ayer por el gobernador Jaime Bonilla Valdez, no contraviene leyes y reglamentos porque no se inició la construcción del proyecto, sino que se trató de un mero acto simbólico.

“Lo que hicieron fue un acto simbólico de arrancar un proyecto, pendiente de que se va a autorizar, es obvio, si lo presentaron bien”, dijo.

En el caso de Semarnat, explicó que se realizan dos evaluaciones para liberar las autorizaciones para la instalación de la planta fotovoltaica, una es la de impacto ambiental, que determina si el proyecto es viable o no, la cual se revisa en México.

La segunda es la de la parte forestal, la cual se revisa por la delegación de la dependencia en Baja California, cuya resolución podría darse en 15 días, aproximadamente, detalló.

El inicio formal de la obra solo podrá efectuarse una vez que el proyecto cuente con la totalidad de estos permisos, caso contrario sería una violación a la reglamentación vigente, agregó.

Reiteró que el anunció del proyecto en sí no es una falta, “pensaríamos que sí, si no tuviera las autorizaciones previas, pero hasta ahorita todavía está en proyecto, hasta donde yo sé no se ha arrancado la obra. Ayer fue el acto simbólico de poner una piedra, lo cual no significa que ya hayan empezado a poner generadores”, subrayó.

El proyecto fue autorizado a Next Energy en octubre de 2020, a la fecha carece de todos los permisos federales, de acuerdo a la declaración del propio Eugenio Javier Maiz Domene, presidente de la empresa Next Energy de México.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.