El 'blockchain', un propulsor de la inserción regional en América Latina | Newsweek México


El ‘blockchain’, un propulsor de la inserción regional en América Latina



LA TECNOLOGÍA de cadena de bloques pavimenta el camino de la disrupción en el mundo financiero para hacer posible que las instituciones reguladas ofrezcan mejores productos al usuario final. De hecho, en consonancia con la tendencia mundial, el 40 por ciento de las compañías planea la aplicación de esta tecnología en el corto y mediano plazo dentro de México.

Un estudio realizado por el centro de investigación de la privacidad del Ponemon Institute señala que el 40 por ciento de las organizaciones mexicanas, según 353 representantes encuestados, busca adoptar la tecnología blockchain y las criptomonedas (“Estudio de tendencias de cifrado en México 2020/2021”).

Este estudio también señala que el 51 por ciento de las empresas están decididas a implementar una cadena de bloques para la gestión de activos y el manejo de transacciones, mientras que el 37 por ciento manifiesta su interés en la aplicación de contratos inteligentes. Además, muchas de estas compañías podrían emplear la tecnología blockchain para mejorar sus sistemas de seguridad y garantizar los procesos de cifrado adecuados.

Este país desempeña un papel pujante en lo que respecta a la adopción de esta tecnología. En septiembre del año pasado, por ejemplo, México anunció planes para habilitar un sistema de votación electrónica basado en cadena de bloques para ciudadanos que residen en el extranjero. México tiene como objetivo tener este sistema listo para las elecciones de este año.

También puedes leer: Cuál es la nueva moneda digital de Amazon y por qué se lanzará en México

A su vez, las criptomonedas y la administración de activos son dos puntos de mucho interés para las empresas más importantes del país. Estas son dos de las aplicaciones por las que las organizaciones están particularmente dispuestas a utilizar cadena de bloques.

De acuerdo con el estudio arriba citado, el 71 por ciento de los interesados en la adopción de cadenas de bloques apuntan a los activos digitales y sus billeteras. En tanto, el 51 por ciento lo aplicaría para transacciones y administración de activos. Y otro 37 por ciento está interesado en la implementación de contratos inteligentes.

En esta dirección, cobran particular relieve las remesas, ya que, si bien se pueden realizar con la banca tradicional, la necesidad de simplificación de procesos y de reducción de costos, junto con el confinamiento, ha llevado a la banca a la incorporación de tecnología de cadena de bloques para agilizar las transacciones.

Con la pandemia a inicios del año pasado, el Banco Mundial previó que las remesas mundiales caerían 20 por ciento, basándose en la tasa de desempleo que afectó a muchos inmigrantes. Sin embargo, las remesas no solo se sostuvieron durante todo año, sino que, en ciertos casos, fueron mayores que lo usual. Por ejemplo, el flujo de remesas a México aumentó un 9.4 por ciento en los primeros ocho meses del año, según datos del Banco de México, en gran medida debido a “los estímulos del gobierno de Estados Unidos, que han sido emitidos a su población en hasta tres ocasiones en los últimos 12 meses. Parte de este dinero ha sido enviado por sus beneficiarios a familiares en México y América Latina”, explica Andrés Fontao, cofundador y socio gerente de Finnovista.

Quizá te interese: Aprovechar el auge del comercio electrónico para conectar con los clientes

Por estas razones, entre otras, como la búsqueda de aumentar la inclusión financiera, la tecnología de cadena de suministro se convertirá ineludiblemente en el futuro de las finanzas. Otros datos a escala mundial que demuestran esta tendencia alcista de su implementación, de la cual no está exento México, indican lo siguiente: 40 por ciento de las principales empresas de tecnología en todo el mundo actualmente tiene un desarrollo de cadena de suministro en producción, mientras que 90 por ciento de los gerentes piensa que el blockchain será más importante en los próximos tres años, de acuerdo con un informe de Deloitte.

Asimismo, según Business Wire, este mercado crecerá alrededor del 62.1 por ciento anual y alcanzará los $16,300 millones en el 2025. Y dicho crecimiento promoverá una mayor inserción internacional de América Latina, como sostiene el Banco Interamericano de Desarrollo.

El acceso a servicios financieros facilita la vida cotidiana y ayuda a las familias y a las empresas a planificar desde los objetivos a corto y largo plazos hasta responder ante las emergencias imprevistas. Y esto se puede lograr con la aplicación de la tecnología de cadena de suministro, de modo que todas las personas accedan a servicios como créditos y seguros para iniciar y ampliar negocios, invertir en educación o salud, gestionar riesgos y sortear crisis financieras, todo lo cual redunda en una mejor calidad de vida de los mexicanos. N

—∞—

Leo Elduayen es cofundador y jefe de operaciones de Koibanx. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.