Tres libros que sacuden la conciencia | Newsweek México


Tres libros que sacuden la conciencia



UNA MUJER y un hombre ven convertidos sus pecados en delitos. Una novela de 1953 que da cuenta de un sombrío y horroroso futuro. Un ensayo que plantea cómo en algunos países florece la libertad y en otros el autoritarismo. No te pierdas nuestras recomendaciones literarias de esta semana.

LA MADRE DE FRANKENSTEIN

La primera recomendación se titula La madre de Frankenstein (editorial Tusquets), una novela de la escritora española Almudena Grandes que narra cómo una mujer y un hombre quieren huir de sus pasados, pero viven en un país donde los pecados se convierten en delitos.

En 1954, el joven psiquiatra Germán Velázquez vuelve a España para trabajar en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, en el sur de Madrid. Ahí se reencuentra con Aurora Rodríguez Carballeira, una parricida paranoica, inteligentísima, que lo fascinó a los 13 años, y conoce a una auxiliar de enfermería, María Castejón, a la que doña Aurora enseñó a leer y a escribir cuando era una niña.

Germán, atraído por María, no entiende el rechazo de esta, y sospecha que su vida esconde muchos secretos. El lector descubrirá su origen modesto como nieta del jardinero del manicomio, sus años de criada en Madrid, su desdichada historia de amor, a la par que los motivos por los que Germán ha regresado a España.

También lee: Se resuelve el misterio de la leyenda escrita en ‘El grito’ de Edvard Munch

FAHRENHEIT 451

La segunda propuesta se titula Fahrenheit 451 (editorial Minotauro), la célebre novela de ciencia ficción del escritor estadounidense Ray Bradbury publicada en 1953 que da cuenta de un sombrío y horroroso futuro.

Guy Montag es un bombero, y el trabajo de un bombero es quemar libros que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Como 1984, de George Orwell; como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo.

La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.

No te pierdas: Sara Omar, una ‘destructora de tabús’ para las mujeres musulmanas

EL PASILLO ESTRECHO

La última sugerencia se titula El pasillo estrecho (editorial Crítica), un ensayo de los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson que se plantea la interrogante de por qué en algunos países florece la libertad y en otros, el autoritarismo.

En un recorrido que lleva del mundo árabe en tiempos de Mahoma a las ciudades-Estado de la Italia medieval, de la Latinoamérica de las dictaduras a la Suecia que inventó la socialdemocracia, de la caótica República de Weimar a la China imperial, esta obra introduce al lector en el que tal vez sea el proceso más fascinante de la historia: el de la obtención de la libertad.

La libertad solo surge cuando se logra un equilibrio delicado y frágil entre el Estado y la sociedad. El pasillo que lleva a la libertad es estrecho y solo puede recorrerse si se produce una lucha constante entre el Estado y la sociedad. Pero, ¿en qué consiste esa lucha? Este libro pretende dar respuesta a esa interrogante. N

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.