Se resuelve el misterio de la leyenda escrita en ‘El grito’ de Edvard Munch | Newsweek México


Se resuelve el misterio de la leyenda escrita en ‘El grito’ de Edvard Munch



“SOLO pudo haber sido pintado por un loco”, es la inscripción añadida a “El grito” y que desató serias especulaciones acerca de quién pudo haber plasmado la frase. 

Los escáneres infrarrojos del Museo Nacional de Noruega revelaron que la frase oculta en la pintura no fue trazada por nadie más que por el propio artista, Edvard Munch, concluyó el Museo nacional de Noruega.

Las pocas palabras en noruego alimentaron las especulaciones por tres años sobre la identidad de su autor que las plasmó en una de las pinturas más conocidas del mundo.

En preparación para su instalación en el nuevo Museo Nacional de Noruega que se inaugurará en Oslo en 2022, la versión original de 1893 de The Scream ha sido objeto de una investigación y conservación exhaustivas.

No te pierdas: Un manuscrito y la llave de la habitación donde murió Napoleón son subastados por 112,000 dólares

Los curadores se interesaron especialmente por una pequeña inscripción escrita a lápiz en la esquina superior izquierda del cuadro que dice “Sólo puede haber sido pintado por un loco”. 

Agregado encima de la pintura después de que Munch la completó, el origen de la oración siempre ha sido un misterio. 

¿Fue un acto de vandalismo realizado por un espectador indignado o escrito por el propio Munch?

Usando tecnología infrarroja para analizar la escritura y compararla con las notas y cartas de Munch, así como los detalles de los eventos que rodearon su primera exhibición pública, los curadores del Museo Nacional de Noruega ahora pueden concluir que la escritura es de Munch.

Mai Britt Guleng, curadora del Museo Nacional, dice: “La escritura es sin duda de Munch. La escritura en sí, así como los eventos que sucedieron en 1895, cuando Munch mostró la pintura en Noruega por primera vez, apuntan a lo mismo dirección”.

También lee: Se descubre la pintura rupestre más antigua del mundo en Indonesia

Se cree que el catalizador de la inscripción en “El grito” fue un incidente en 1895 cuando Munch exhibió la pintura por primera vez en su natal Kristiania (más tarde Oslo). 

El trabajo provocó furiosas críticas y especulaciones públicas sobre el estado mental de Munch. En una noche de discusión en la Asociación de Estudiantes, donde se cree que Munch estuvo presente, el joven estudiante de medicina Johan Scharffenberg cuestionó la salud mental de Munch alegando que sus pinturas demostraban que no estaba en su sano juicio. Es probable que Munch agregara la inscripción en 1895, o poco después, en respuesta al juicio sobre su obra.

Munch se sintió profundamente herido por las acusaciones y volvió al incidente una y otra vez en cartas y anotaciones en el diario. Tanto su padre como su hermana sufrieron episodios de depresión y Munch finalmente fue hospitalizado después de un ataque de nervios en 1908.

Ahora los visitantes podrán ver la escritura por sí mismos cuando la pintura se exhiba en el nuevo edificio del Museo Nacional. “El Grito” se exhibirá con varias de las obras más emblemáticas de Munch, como Madonna, The Dance de Vida y Autorretrato con Cigarrillo, en la nueva sala Munch.

“Las nuevas investigaciones contribuyen enormemente a nuestra experiencia con las obras de arte. Nunca terminaremos con el arte de Munch. Cada vez que hacemos una pregunta sobre sus obras, surgen nuevas respuestas y perspectivas”, dice la directora del Museo Nacional Karin Hindsbo. N

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.