El ascenso del oro y la plata en 2020, ¿se beneficiará México? | Newsweek México


El ascenso del oro y la plata en 2020, ¿se beneficiará México?



LA RECESIÓN MUNDIAL pudiera significar un nuevo periodo alcista para los metales preciosos. ¿Representa esto una oportunidad para que la industria minera mexicana impulse la economía?

Con una recesión que podría afectar la economía durante años, existe un gran interés renovado en el oro y la plata. Esto ha ocasionado un incremento en el precio de los metales preciosos. Bank of America predice que el oro alcanzará 3,000 dólares por onza a finales de 2021. Estas noticias son importantes para los inversores. Pero también tiene grandes implicaciones para la economía de México.

¿Qué importancia tienen el oro y la plata para México? México es el principal productor de plata mundial, suministra casi el 23 por ciento de la oferta. Y es el octavo mayor  productor de oro. La industria minera es esencial para la prosperidad de México y supone un aproximado de 5.5 por ciento del PIB total del país.

Al inicio del año, la minería mexicana (la plata en especial) se encontraba al borde de una buena época. Pero debido a la pandemia del COVID-19, el gobierno detuvo la minería la mayor parte de marzo y abril. Algunas minas estuvieron confinadas, incluso por más tiempo.

Recientemente las minas han empezado a reabrirse e intentan acelerar la producción para recuperar el tiempo perdido. No podría ser mejor momento, ya que los inversores han empezado a centrarse en el oro y la plata.

Lee: FMI prevé que la economía de México se desplome 10.5%; baja pronóstico para el mundo

PERSPECTIVAS DEL ORO Y LA PLATA

A pesar de la turbulencia del mercado, el oro y la plata han sobrepasado este año el resto de los principales productos básicos.

∞El oro ha subido el 27 por ciento este año hasta la fecha (MTD).

∞A principios de agosto, el oro alcanzó un punto histórico de 2,000 dólares por onza.

∞La plata se recuperó de su anterior descenso y creció hasta un aumento del 53 por ciento MTD.

∞Un sentimiento positivo entre algunos de los principales analistas y managers de fondos también está alimentando los movimientos de precios.

Por ejemplo:

∞Bancos privados controlando parte de los 6 trillones de dólares en activos recomiendan a sus clientes con poder adquisitivo destinar entre un 5 y 10 por ciento de sus carteras al oro, según fuentes de Reuters.

∞Algunos prominentes fundadores de fondos de cobertura, como Paul Tudor Jones, Paul Singer, Crispin Odey y David Einhorn se han animado con el oro.

∞En el segundo trimestre, el fondo Bridgewater de Ray Dalio añadió 400 millones de dólares a su posición en oro, que ahora supera los 1,000 millones de dólares.

∞En el mismo trimestre, Berkshire Hathaway de Warren Buffet inició una posición de unos 21 millones de acciones (por un valor aproximado de 600 millones de dólares) en Barrick Gold (NYSE: GOLD).

Te puede interesar: Zonas verdes: una respuesta matemática a la reactivación de las economías locales

¿ECONOMÍA MUNDIAL INCIERTA?

Tanto el oro como la plata tienen dinámicas propias, pero comparten una particularidad. Cuando la economía mundial parece incierta, los inversores tienden a invertir en ellos para preservar sus recursos.

Numerosos inversores están muy preocupados por el alivio cuantitativo, el incremento de préstamos y la instabilidad mundial. En consecuencia, se interesan en los metales preciosos. De hecho, hace tres años, Ray Dalio declaraba que el oro era una cobertura contra riesgos políticos y económicos.

A pesar de que tanto el oro como la plata muestran una buena y sólida correlación y ambos rinden bien cuando mercados más amplios no lo hacen, ambos tienen sus propios y muy específicos impulsores.

De los dos metales preciosos, los precios del oro son sin duda los más afectados por el estado de la economía mundial (pero especialmente en Estados Unidos). Al oro se le considera como una cobertura contra la inestabilidad.

El precio del oro lo impulse principalmente la demanda de inversores en busca de adquirir el producto para diversificar sus carpetas. Esto explica por qué los precios del oro pueden seguir creciendo en épocas buenas, como tras la Gran Depresión, dado que la demanda tarda cierto tiempo en disminuir.

La demanda de oro ha estado impulsada por las repercusiones de la inquietud económica (e incluso sociales y políticas) de la pandemia del COVID-19. Una expansión constante (especialmente en Estados Unidos) podría prolongar este auge.

Otro factor que afecta al oro es el reciente descenso en el valor del dólar americano. Por ejemplo, desde principios de mayo, el dólar americano ha caído más de un 10 por ciento en comparación con el peso mexicano. El declive del dólar ha hecho que el oro sea más atractivo para compradores internacionales y los mismos inversores norteamericanos parecen seguir inquietos por la inflación en aumento.

Como parece ser que estas tendencias seguirán, seguramente los precios del oro se estabilizarán en los próximos meses y podrían alcanzar cotas sin precedentes en el próximo año o dos.

PLATA: IMPULSADA POR PRODUCTORES E INVERSORES

Los precios de la plata tienen un buen rendimiento en tiempos de incertidumbre económica. Pero también están muy influenciados por la demanda industrial. El coste de la producción de oro crece lentamente debido a elevados costes de minería. Aunque, la demanda de plata para fines de producción, que conforma un 50 por ciento de toda la demanda, ha permanecido relativamente estable.

Para la plata, 2020 ha sido un año especialmente complicado. El COVID-19 mandó a los mercados hacia una espiral y clausuró grandes cantidades de producción. Esta demanda considerablemente baja de plata, que estaba intentando superar la barrera del precio de 20 dólares tan recientemente como junio.

Todo esto cambió a finales de julio, cuando los precios de la plata subieron por encima de la marca de los 27 dólares. Este auge repentino en el valor estaba principalmente impulsado por el periodo de crecimiento del oro. Como a los inversores les parece cada vez más difícil obtener oro, a menudo optan por la plata como medida para proteger sus activos.

Otro importante impulsor del precio a corto plazo fue el anuncio de la Unión Europea de que una gran parte de su fondo de recuperación se destinaría a renovables, incrementando la demanda de plata prevista para los próximos años en un 4 por ciento.

También puede ser que la plata estuviera infravalorada. A principios de este año, la proporción de oro y plata superaba los 100. En las dos últimas décadas, esta proporción ha estado normalmente cerca de 60 o 70. Tras el aumento repentino del precio de la plata, la proporción de oro y plata ha vuelto a un grado más habitual.

EL FUTURO DE LA MINERÍA MEXICANA

México es importante en el suministro mundial de oro, y todavía más crucial, en el de la plata. Esto quiere decir que el país se encuentra en un muy buen momento para aprovechar las dificultades económicas de Estados Unidos y el apalancamiento de la subida de los metales preciosos en beneficio de México.

Aunque hay un problema: el dólar americano debilitado. A pesar de que es positivo, ya que aumenta la demanda, es un problema en el lado del suministro. La mayoría de las empresas mineras mexicanas venden su producto en dólares americanos. Pero los costes mineros son principalmente en pesos. Esto llevará a una reducción de las ganancias.

Por ahora, los precios al alza del metal han contribuido al flujo inversor para empresas mineras mexicanas. Pero el gobierno pudo hacer más para ayudar a este sector. Unas políticas útiles podrían apoyar a los mineros de oro para adoptar prácticas más eficaces y reducir costes a largo plazo.

Esto ayudaría a las empresas mineras a aprovecharse de un buen mercado de metales preciosos y maximizar sus márgenes de beneficios. También ayudaría a hacer de México un país más atractivo para inversores y podría ser un instrumento valioso para generar una recuperación en el país.

En cualquier caso, las empresas mexicanas están en una buena posición para maximizar las ganancias del clima económico actual. Asumiendo que la pandemia del COVID-19 siga inquietando a los inversores en torno a la economía, seguramente los precios del oro y de la plata seguirán siendo elevados. Esta situación pudiera empujar a México en la ruta hacia un éxito económico y atraer nuevas inversiones hacia el país.

—∞—

El precio año hasta la fecha de la que se hace mención en este artículo se basa en el seguimiento de los contratos continuos de futuros mensuales a cargo de Wall St. Journal.

—∞—

Toni Allen es editor en jefe de Commodity.com

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.