¿El dengue protege contra el coronavirus? Científicos desconfían de esta teoría | Newsweek México


¿El dengue protege contra el coronavirus? Científicos desconfían de esta teoría



EXPERTOS EN VIROLOGÍA E INMUNOLOGÍA consultados por Newsweek declararon que no están convencidos del estudio que asegura que el dengue protege contra el coronavirus.

Hace unos días, un grupo de científicos consideró que una infección de dengue podría proteger contra el coronavirus.

Tal declaración surgió luego de que en territorios de Brasil donde un gran número de personas contrajo recientemente esa enfermedad, provocada por la picadura de un mosquito, se presentaron menos casos de COVID-19 que en otras partes del país sudamericano.

La hipótesis surgió cuando un grupo de científicos investigó los diferentes factores que influyeron en la propagación del COVID-19 en los primeros seis meses después del primer brote en Brasil, que se produjo a finales de febrero.

Brasil se encuentra entre los países más afectados por el coronavirus al situarse en tercer lugar en el número de casos, con más de 4.6 millones de los 31.6 millones de todo el mundo, y en segundo lugar en el número de muertes, con 139,000 de un total de 978,000, según la Universidad Johns Hopkins.

También lee este artículo: Dengue: la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraerlo

Los resultados del estudio brasileño fueron presentados en el sitio web MedRxiv, en un formato que se conoce como preimpresión, lo que significa que no se ha sometido al riguroso proceso de revisión por pares que se requiere para publicarlo en una revista científica.

Los autores planean presentar el trabajo en una de esas publicaciones, informó Reuters.

Los investigadores analizaron datos sobre el coronavirus y el dengue en Brasil, así como cálculos del tamaño de la población en cada uno de los 5,570 municipios del país.

Las áreas donde hubo grandes concentraciones de casos de dengue durante la epidemia de 2019 y 2020 tuvieron una “escasez” de casos de COVID-19 y un menor número de muertos, según los hallazgos del equipo.

Los brotes en esas áreas también se desarrollaron más lentamente. La correlación aumentó hasta alcanzar un punto máximo cerca del 1 de julio de 2020.

Cuando el equipo repitió su análisis con el chikungunya, que es otra enfermedad provocada por la picadura de un mosquito y que también es endémica de Brasil, pero con niveles mucho más bajos, no encontró una correlación similar con los casos de COVID-19, lo que indica que ocurría algo especial con el dengue.

El equipo buscó patrones similares en 15 países donde el dengue es una enfermedad frecuente, y encontró que cuantos más casos de dengue se hubieran presentado en esas regiones entre 2019 y 2020, tantos menos casos de COVID-19 hubo en julio de 2020.

Al mismo tiempo, “una repentina reducción en los casos de dengue” ocurrida en marzo de 2020, atribuida por los funcionarios a que no se informó correctamente el número de casos durante la pandemia de COVID-19, podría explicarse por el hecho de que el coronavirus hubiera infectado a una persona, lo que significaba que está no contraería el dengue, indica el equipo.

Se sabe que la inmunidad a un germen en ocasiones puede conferir inmunidad contra otro, aún entre especies no relacionadas, de acuerdo con los autores.

Dado que entre 100 millones y 400 millones de personas en todo el mundo se contagian de dengue cada año, “este hallazgo puede tener un impacto significativo en el manejo de la actual pandemia de SARS-CoV-2 [coronavirus]”, indicó el equipo.

“Está claro que se requieren más estudios epidemiológicos e inmunológicos para probar esta hipótesis”, escribieron.

En estudios futuros se podría investigar si una vacuna contra el dengue, o para una enfermedad semejante, podría proteger contra el coronavirus.

Miguel Nicolelis, coautor del estudio y catedrático de neurociencias de la Universidad de Duke, declaró a Reuters que los hallazgos son interesantes porque se sabe que las personas que tienen anticuerpos contra el dengue han dado falsos positivos en pruebas de detección de anticuerpos del COVID-19 a pesar de no haber sido infectadas.

“Esto indica que existe una interacción inmunológica entre dos virus que nadie pudo haber esperado, debido a que ambos virus pertenecen a familias completamente distintas”, declaró Nicolelis a la agencia noticiosa.

EXPERTOS DUDAN DEL ESTUDIO

Expertos que no trabajaron en el estudio y hablaron con Newsweek toman el asunto brasileño con mucha precaución.

Ian Jones, catedrático de biología de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, declaró a Newsweek que el equipo no presentó ninguna evidencia directa que indique que la infección de dengue proporciona un nivel de protección contra el coronavirus cuando ambos no están relacionados.

Jones dijo que el equipo se equivocó al especular que una vacuna contra el dengue podría ser útil para protegerse contra el coronavirus, ya que solo existe una con licencia y su uso no está muy extendido, “además de que pronto estarán disponibles vacunas ‘reales’ y mejores contra el SARS-CoV-2 [coronavirus]”.

No te pierdas este reportaje: Crisis climática prolonga el tiempo de apareamiento del mosquito transmisor del dengue

Por su parte, Prakash Nagarkatti, vicepresidente de investigación del Departamento de Patología, Microbiología e Inmunología de la Universidad de Carolina del Sur, dijo a Newsweek que el estudio plantea “emocionantes” cuestiones, pero que se requieren más investigaciones para poner a prueba la hipótesis.

“No apoyaría la sugerencia de los autores de que [una] vacuna contra el dengue se utilice contra el COVID-19 antes de hacer más estudios y comprender plenamente el mecanismo. Además, [la] vacuna contra el dengue ha planteado [un] gran número de preocupaciones de seguridad, según las cuales podría hacer que algunas personas se vuelvan más susceptibles a una forma grave de la infección”.

Al Edwards, profesor adjunto de tecnología biomédica de la Universidad de Reading en el Reino Unido, declaró a Newsweek que no desea desestimar el estudio, el cual podría haber realizado un importante hallazgo.

Sin embargo, dijo que “no es especialmente probable que el dengue ‘proteja’ contra el COVID-19, ya que son virus bastante distintos y no existe ningún mecanismo inmunológico bien comprendido que facilite esa protección cruzada”.

Es probable que una persona que se ha recuperado recientemente de una infección “tenga un ‘nivel de defensas aumentado’ contra otros microorganismos de una forma muy general. Pero esto no explicaría las observaciones de este estudio”.

Finalmente, dijo que, “hablando inmunológicamente, no habría ningún mecanismo por el que una vacuna contra el dengue pudiera proteger contra el COVID-19, ya que simplemente no es así como funcionan las vacunas”.

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.