Aparece nueva obra de Banksy en el metro de Londres | Newsweek México


Aparece nueva obra de Banksy en el metro de Londres



La nueva obra del artistas británico Banksy apareció en el metro de Londres para tratar de hacer conciencia sobre el uso del cubrebocas en el transporte público. 

A través de un video en su cuenta de Instagram, se ve a Banksy vestido como uno de los trabajadores de desinfección del metro, con traje de protección, lentes, guantes y cubrebocas; mientras realiza su trabajo en varios vagones.

El artista utilizó plantillas (o esténcil) para poner varios dibujos de ratas en distintas situaciones. Una por ejemplo, tose y estornuda pintura verde sobre una ventana y asientos, otras usan el tapabocas como un paracaídas y otra hace un grafiti con gel antibacterial. 

Lee: Banksy rinde homenaje a personal de salud en su nueva obra

Con el lema “If you don’t mask, you don’t get” (Si no te pones la mascarilla, no te subes), Bansky muestra la instalación de estas plantillas a lo largo del transporte londinense.

Al final del video puede verse la frase de “I get lockdown” (Me encierran) en la pared de uno de los andenes y al cerrarse las puertas de un vagón, se lee “But I get up again” (Pero me levanto de nuevo), en referencia al exitoso tema de 1997 “Tubthumping” de la banda inglesa Chumbawamba. 

View this post on Instagram

. . If you don’t mask – you don’t get.

A post shared by Banksy (@banksy) on

Uso del cubrebocas en Inglaterra

El uso del cubrebocas en el transporte público inglés es obligatorio desde el pasado 15 de junio.

Ahora, tras un intenso debate, el gobierno ha decidido que su uso también sea forzoso en las tiendas a partir de finales de julio.

“Al reabrir las tiendas, debemos garantizar la seguridad de nuestros comerciantes”, dijo el ministro de Salud, Matt Hancock. “El uso de mascarilla será obligatorio en las tiendas y supermercados”.

Entérate: Cuál es la mejor manera de desechar cubrebocas para evitar transmisión y contaminación

“Está demostrado que llevar mascarilla da a la gente más confianza para volver a ir de compras”, agregó Hancock, cuyo gobierno trata de reactivar la economía británica, muy castigada por el confinamiento contra el COVID-19 que ha matado a casi 45,000 personas en el país. 

Esta obligación no se aplicará a los bares y restaurantes ni a los empleados de los supermercados.  

Los infractores se enfrentarán a multas de hasta 100 libras (125 dólares), como ya es el caso en el transporte público.   

Con información de The Guardian y AFP.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.