Shi Zhengli, la “mujer murciélago”, dice que nadie en el laboratorio de Wuhan ha tenido COVID-19 | Newsweek México


Shi Zhengli, la “mujer murciélago”, dice que nadie en el laboratorio de Wuhan ha tenido COVID-19

Shi Zhengli, la subdirectora del Instituto Wuhan de Virología en China, ha dicho que, a la fecha, ningún estudiante o miembro del personal en el centro de investigación ha sido infectado con el nuevo coronavirus.

Llamada la “mujer murciélago” de China, Shi también dijo que no cree que el SARS-CoV-2 —el virus que provoca el COVID-19— pasó de los murciélagos a los humanos en la provincia de Hubei o la ciudad de Wuhan, donde se identificaron los primeros casos a finales del año pasado.

Shi ha estado en el centro de la pandemia del COVID-19 después de que el laboratorio de Wuhan se convirtió en el primero que identificó una “neumonía con etiología desconocida”, la cual luego resultó ser el COVID-19. Ella es una de las principales expertas en coronavirus de murciélagos, tras ser una de las científicas quienes descubrieron que los murciélagos son reservorios naturales de ellos. Cuando la pandemia comenzó, ella fue una de las primeras personas que estudió el virus.

Lee más: El papel del laboratorio de Wuhan previo a la pandemia de coronavirus

El Instituto Wuhan de Virología también llamó la atención mundial después de que el presidente Donald Trump y miembros de su administración sugirieron que el virus tal vez se haya originado en el laboratorio. Las teorías incluían que el SARS-CoV-2 fue creado artificialmente en el nivel 4 de bioseguridad del laboratorio, y que fue liberado por accidente.

En una entrevista con la revista Science, Shi ahora ha abordado estas acusaciones y respondió preguntas sobre el trabajo en coronavirus que ella y su equipo hacen actualmente en el instituto.

La evidencia sugiere considerablemente que el SARS-CoV-2 es una enfermedad zoonótica, lo cual significa que originalmente provino de un animal antes de transmitirse a los humanos. No está claro cuándo y dónde sucedió esto, y también se desconoce qué animal fue el portador. Los primeros casos han sido rastreados por lo menos a noviembre del año pasado. La investigación también indica que pido haberse transmitido de un murciélago a un pangolín, antes de propagarse en los humanos.

Shi dijo que actualmente no hay evidencia para decir cuándo y dónde el virus infectó por primera vez una población humana, pero ella cree que se originó fuera de la provincia central de Hubei. “Sabemos, a partir de la experiencia histórica como la del VIH, que los lugares donde brotan por primera vez las grandes enfermedades emergentes por lo general no son su lugar de origen”, comentó Shi a la revista. “Hemos supervisado los virus de murciélagos en la provincia de Hubei por muchos años, pero no hemos hallado que los murciélagos en Wuhan, o incluso en la provincia de Hubei más amplia, porten algún coronavirus que esté relacionado estrechamente con el SARS-CoV-2. No pienso que la transmisión de murciélagos a humanos ocurriera en Wuhan o en la provincia de Hubei”.

Entérate: Los experimentos y el laboratorio de Wuhan relacionados con la pandemia del coronavirus

Al abordar la idea de que el SARS-CoV-2 provino del laboratorio donde ella trabaja, Shi comentó que no hay manera de que esto sea posible. Ella expresó que antes de que les enviaran la muestra en diciembre del año pasado, “nunca habíamos estado en contacto o estudiado este virus, ni sabíamos de su existencia”.

“Todos los años, las instalaciones y el equipo del laboratorio deben ser examinados por una institución independiente y autorizada por el gobierno”, explicó ella. “Solo después de aprobar la prueba, el laboratorio puede seguir operando. Los laboratorios con alto nivel de bioseguridad en nuestro instituto han operado con seguridad y estabilidad. A la fecha, no han ocurrido filtraciones de patógenos o accidentes de infección del personal… Recientemente, examinamos los sueros de todo el personal y los estudiantes en el laboratorio y nadie está infectado por el SARSr-CoV de murciélago o el SARS-CoV-2. A la fecha, hay “cero infecciones” en todo el personal y los estudiantes en nuestro instituto”.

Shi también dijo que expertos de todo el mundo han dicho que el SARS-CoV-2 es de origen natural. “La afirmación del presidente Trump de que el SARS-CoV-2 se filtró de nuestro instituto contradice totalmente los hechos. Pone en riesgo y afecta nuestro trabajo académico y vida personal. Él nos debe una disculpa”.

Después del brote, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos retiraron su financiamiento a la investigación en China que analizaba cómo los coronavirus se transmiten de murciélagos a humanos. La decisión fue criticada ampliamente. Por entonces, Robert Garry, un microbiólogo de la Universidad Tulane, dijo a la Radio Nacional Pública (NPR) que la decisión era “tremendamente inusual”, añadiendo que “científicamente, esto no tiene sentido”.

Te puede interesar: Gobierno chino dice que Pompeo no tiene pruebas de que el coronavirus salió de laboratorio de Wuhan

“Los científicos deberían ser capaces de trabajar con otros científicos sin políticas”.

Shi tildó la decisión de los NIH de “absolutamente absurda”. Ella dijo que el proyecto incluye a científicos de todo el mundo, quienes trabajan juntos “para explorar conjuntamente las alertas tempranas y predicciones de enfermedades infecciosas, lo cual ayudará al diseño de vacunas y el desarrollo de medicamentos para protegernos de las amenazas de los coronavirus”.

“En los últimos 20 años, los coronavirus han trastornado y afectado las vidas humanas y economías”, comentó ella. “Ahora bien, me gustaría hacer un llamado a la comunidad internacional para fortalecer la cooperación internacional en la investigación de los orígenes de virus emergentes”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.