Trump envía a la Guardia Nacional a Minneapolis, alcalde declara toque de queda | Newsweek México


Trump envía a la Guardia Nacional a Minneapolis, alcalde declara toque de queda



Quinientos soldados de la Guardia Nacional fueron desplegados para restablecer la calma en la ciudad de Minneapolis, tras la tercera noche consecutiva de disturbios por la muerte de un hombre negro durante su arresto por la policía, informó este viernes un comunicado militar.

Los miembros de la Guardia Nacional del estado de Minnesota “ofrecerán apoyo a las autoridades civiles (…) con el fin de garantizar la seguridad de las personas y los bienes”, precisó el texto.

El Presidente Trump también informó a través de su cuenta de Twitter de esto: “La Guardia Nacional ha llegado a la escena. Están en Minneapolis y completamente preparados. George Floyd no habrá muerto en vano. Respeten su memoria !!!”

“Nuestras tropas están entrenadas para proteger la vida, preservar la propiedad y garantizar el derecho de las personas a manifestarse pacíficamente”, dijo el general a cargo de la Guardia Nacional de Minnesota, Jon Jensen.

El despliegue, que cubre Minneapolis y también la vecina St Paul, comenzó luego de que manifestantes saquearon e incendiaron decenas de edificios en ambas ciudades, en medio de la ira desatada por la brutalidad policial contra los afroamericanos que saltó una vez más al tapete con la muerte esta semana de George Floyd.

Sin embargo, el alcalde de la ciudad, Jacob Frey  ordenó que todas las personas se retiren de las calles a partir de las 8:00 pm hasta las 6:00 am, excepto miembros de la policía y de la guardia nacional desplegada para mantener la paz, así como el personal de bomberos y médico.

Detención de periodistas

La Policía de Minneapolis detuvo temporalmente a un equipo de reporteros de la cadena CNN mientras cubrían en directo las protestas en la ciudad tras la muerte del ciudadano George Floyd durante una detención policial.

El incidente ocurrió alrededor de las 05:10 de la mañana, hora local, cuando el enviado especial Omar Jimenez cubría la detención de un manifestante por la Policía estatal de Minnesota. En ese momento, agentes uniformados se han aproximaron al reportero, que fue detenido junto a su equipo sin oponer resistencia.

Todos ellos fueron puestos en libertad a las pocas horas, según confirmó la propia cadena en su cuenta de Twitter, después de que el gobernador del estado, Tim Walz, ofreciera sus disculpas al presidente de CNN Worldwide, Jeff Zucker. “Ha sido totalmente inaceptable”, ha declarado el gobernador.

Lee: Investigan la muerte de un hombre negro sometido por policías en Minneapolis

La Policía ha esgrimido que todos fueron detenidos tras ignorar la orden de desplazarse del lugar, aunque durante la información en directo se puede escuchar a Jimenez asegurando a los policías que se colocarán en el lugar que se les diga.

Junto a Jimenez han sido detenidos el productor Bill Kirkos y el periodista Leonel Mendez, todos ellos claramente identificados como reporteros en el momento de pasar a disposición policial, según la cadena.

En las imágenes se puede ver cómo Jimenez, todavía informando mientras un agente sujeta su brazo, enseña a cámara su placa que le identifica como miembro de la prensa.

La tercera noche de protestas y saqueos en la ciudad tras la muerte de Floyd ha dejado al menos un muerto por arma de fuego y multitud de daños materiales mientras el gobernador Walz ha declarado el estado de emergencia. La Policía, por su parte, ha hecho uso de gases lacrimógenos en un intento por sofocar las marchas, lo que ha provocado enfrentamientos entre manifestantes y agentes.

La Policía de la ciudad ha informado de que ha evacuado a todo su personal “en interés de su seguridad”, según un comunicado del director de la Oficina de Información Pública del departamento, John Elder, al que ha accedido CNN.

Te puede interesar: Noche de protestas por George Floyd deja manifestantes reprimidos y locales quemados

Enfrentamiento entre Trump y Twitter

El miércoles Donald Trump, amenazó con “regular fuertemente” o “cerrar” plataformas de redes sociales, luego de que Twitter señalara por primera vez algunos de sus tuits como “engañosos” y los tratara como difusores de información sin sustento.

Por ello, la cuenta oficial de la Casa Blanca en Twitter publicó el viernes el mensaje del presidente Donald Trump sobre las protestas en Minneapolis que había sido reportado por Twitter como “apología de la violencia”.

“Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está completamente a su lado. Ante cualquier dificultad asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comenzará el tiroteo. ¡Gracias!”, tuiteó el presidente.

Y Twitter volvió a ocultar el mismo tuit en la cuenta @WhiteHouse, pero permitiendo su acceso en razón del “interés público”.

Trump acusa a Twitter de tomar “decisiones editoriales” y mostrar “activismo político” en la elección de los mensajes que decide enviar a verificación.

El ojo por ojo marcó una nueva escalada en el enfrentamiento entre Twitter y Trump, que tiene más de 80 millones de seguidores y usa tuits diariamente para anunciar políticas, atacar a sus oponentes y comentar sobre las últimas noticias.

Detención del oficial de policía

Al mediodía del viernes se dio a conocer que el oficial de Minneapolis arrodillado en el cuelo de George Floyd, fue arrestado.

De acuerdo con el comisionado de Seguridad Pública, John Harrington, los investigadores estatales arrestaron a Derek Chauvin, uno de los policías que se puede ver en el video que circuló en redes sociales.

Este arresto se produce después de tres días de protestas en la ciudad que han ido escalando en intensidad y violencia, especialmente cuando los manifestantes incendiaron un recinto policial abandonado por los oficiales.

Con información de CNN, AFP y Europa Press.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.