194 países exigen investigación independiente sobre el origen del COVID-19 | Newsweek México


194 países exigen investigación independiente sobre el origen del COVID-19



Durante la 73 Asamblea Mundial de la Salud, los 194 países miembro aprobaron una resolución para realizar una investigación sobre las causas y las circunstancias de la pandemia por el coronavirus.

Las naciones firmantes, miembros de los cinco continentes, exigen respuestas sobre el origen del coronavirus, por lo que la resolución pide “determinar el origen zoonótico del virus y la vía de introducción entre la población humana, incluida la posible función de huéspedes intermediarios, en particular mediante iniciativas como las misiones científicas y de colaboración sobre el terreno, que permitirán poner en marcha intervenciones selectivas y un programa de investigación para reducir el riesgo de eventos similares”.

Así como “ofrecer orientaciones sobre la prevención de infecciones por SARS-COV-2 en animales y seres humanos y prevenir el establecimiento de nuevos reservorios zoonóticos, además de reducir los posibles riesgos de surgimiento y transmisión de enfermedades zoonóticas”.

En la 73 Asamblea Mundial de la Salud, realizada ayer de manera virtual, se signó el documento que señala que la exigencia surge de la “profunda preocupación por la morbilidad y la mortalidad causadas por la pandemia de COVID-19, sus efectos negativos en la salud física y mental y el bienestar social, las repercusiones negativas en la economía y la sociedad y la consiguiente exacerbación de las desigualdades dentro de los países y entre ellos”.

Lee más: Trump toma hidroxicloroquina, aunque no esté demostrado que ayude contra el COVID-19

En el punto final se pide iniciar lo antes posible un proceso gradual de evaluación imparcial, independiente y exhaustivo, en particular mediante el uso de mecanismos existentes, según proceda, para examinar la experiencia acumulada y las enseñanzas derivadas de la respuesta sanitaria internacional coordinada por la OMS contra el COVID-19.

Durante una conferencia, el portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, fue cuestionado sobre el tema y se le preguntó si apoyarán la investigación.

Zhao Lijian respondió que, durante las consultas sobre la resolución, la abrumadora mayoría de los países creía que la pandemia aún no se había acabado y la cooperación contra el COVID-19 sigue siendo la tarea más apremiante. Es inmaduro iniciar inmediatamente la revisión y rastrear el origen del virus por el momento, señaló.

“China espera que todas las partes, con un espíritu de base científica y cooperativa en esta AMS, se centren en mantener debates constructivos sobre el fortalecimiento de la cooperación internacional en salud pública y la mejora del sistema internacional de salud pública”, dijo Zhao Lijian.

Entérate: China afirma que su vacuna contra el coronavirus será un ‘bien público mundial’

LA OMS NO CONSIGUIÓ LA SUFICIENTE INFORMACIÓN PARA ATENDER AL MUNDO

En la Asamblea, el secretario de Sanidad de Estados Unidos, Alex Azar, aseguró que la OMS “fracasó en su misión” de compartir información con la comunidad internacional sobre la pandemia, y pidió que asuma sus responsabilidades por ello.

“La OMS no consiguió la suficiente información para atender al mundo, y murieron muchas personas”, sentenció.

Sobre el tema, el presidente chino Xi Jinping, dijo que su país está a favor de una “evaluación completa” de la respuesta mundial al nuevo coronavirus, siempre y cuando primero se haya controlado la epidemia. 

Además, dijo que China, donde inició la pandemia, “siempre mostró transparencia y responsabilidad”. 

La afirmación fue reiterada por las embajadas de China, en sus cuentas de Twitter, donde se difundió que “es inmaduro iniciar inmediatamente la revisión y rastrear el origen del virus por el momento”.

China se ha visto severamente cuestionada por el origen del coronavirus y, ante la resolución que surgió por petición del presidente de Australia, Scott Morrison, la tensión diplomática aumentó después de que Cheng Jingye, embajador chino en Australia, amenazó con “boicotear el consumo de productos australianos, entre ellos el vino, si Canberra insiste en la investigación”, publicó un medio local.

Te puede interesar: ‘Dieron muchos malos consejos’: Trump amenaza con bloquear recursos para la OMS

Cheng dijo que “la sociedad china está frustrada y se siente decepcionada por lo que está haciendo Australia. Si esto va peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece”.

Durante una entrevista con el diario The Australian Financial Review, declaró que la gente “quizá se plantee por qué deben beber el vino australiano o comer su carne”.

Las declaraciones se dieron poco después de que el primer ministro de Australia, Scott Morrison, se posicionara a favor de abrir una investigación a escala internacional sobre el origen del coronavirus en China, así como la respuesta que se dio en un principio a la emergencia sanitaria por parte del país asiático.

La resolución es respaldada por Albania, Arabia Saudita, Australia, Baréin, Bangladés, Belarús, Bolivia, Brasil, Bután, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Djibouti, Ecuador, El Salvador, la Federación de Rusia, Fiji, Guatemala, Guyana, la India, Indonesia, Irak, Islandia, las Islas Marshall, Japón, Jordania, Kazajstán, Macedonia del Norte, Maldivas, Marruecos, México, Micronesia, Mónaco, Montenegro, Noruega, Nueva Zelandia, Panamá, Paraguay, Perú y Catar.

Además, se registran países como el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, República de Corea, República de Moldova, República Dominicana, San Marino, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Túnez, Turquía, Ucrania, el Grupo de los Estados de África y sus Estados miembros y la Unión Europea y sus Estados miembros. 

La semana pasada, el alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell, defendió la necesidad de una investigación minuciosa. 

“Para reforzar nuestras herramientas de defensa contra futuras pandemias, tenemos que realizar una investigación científica profunda e independiente sobre las causas de la crisis”, dijo, de acuerdo a un artículo publicado en Le Monde.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.