¿Amor en las buenas y en las malas? | Newsweek México


¿Amor en las buenas y en las malas?



Las relaciones de pareja, con frecuencia, no son para siempre. En Tijuana, por ejemplo, aumentan cada año los divorcios. En este artículo, el autor comparte las claves para una relación duradera y feliz.

ARTÍCULO DE OPINIÓN

La finalidad de este artículo es ayudar a las personas a identificar si tienen un matrimonio o relación exitosa; aquellas que merecen tiempo y esfuerzo, aún con el paso de los años.

En Tijuana, donde ejerzo como psicólogo y sexólogo especialista en terapia de parejas, aumentaron los divorcios un 37% de 2017 a 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

La tendencia nacional apunta que los mexicanos estamos casándonos menos y divorciándonos más. Pero hay quienes se preguntan cómo evitar ser parte de esa estadística, o en caso contrario, cómo detectar si lo más sano es dar ese paso.

Los primeros nueve puntos de la siguiente lista no están ordenados por jerarquía, sin embargo considero que el último es uno de los más poderosos y determinantes de éxito en cualquier relación saludable y feliz.

No te preocupes si resulta que tú y tu pareja no reúnen todas las características que aquí enlisto, pues con voluntad, y en ocasiones un poco de orientación, es posible revitalizar tu relación. 

En el marco del Día del Amor y la Amistad, hablemos de las necesidades que tenemos los seres humanos al vivir en pareja.

  1. Valores similares

Las parejas que mejor se relacionan comparten valores similares. Por ejemplo, el gusto por ahorrar o ayudar al prójimo. Aquellas personas que tienen más de 15 años de casadas y son felices en su relación, comparten una perspectiva de vida y suelen conducirse de forma similar. 

  1. Metas compartidas o comprendidas

Una ruta para predecir y/o medir la satisfacción en la pareja, es revisar si comparten metas de vida. Por ejemplo, el número de hijos que quieren tener y el desarrollo profesional e intelectual que desean. Estas metas requerirán esfuerzo y sacrificios económicos. Cuando no son compartidas o comprendidas, causarán conflicto en la relación.

  1. Sentimiento de indivisibilidad

Algunas personas confían en que, a pesar de las crisis emocionales, financieras y de vida, estarán con su pareja mientras vivan. El sentimiento de indivisibilidad implica estar dispuesto a superar situaciones difíciles como la enfermedad o los problemas legales, con amor y respeto.

  1. Química sexual

La atracción física que existía en los primeros años de relación no es sostenible con el tiempo,  pero es posible reconocer las cualidades físicas que tu pareja aprecia de ti con el fin de poner atención especial en ellas. Y sobre la frecuencia ideal para tener sexo, lo importante es lograr la satisfacción, así se tenga una o tres veces por semana.

  1. Capacidad de escuchar

Una queja frecuente de las mujeres heterosexuales que me consultan, es que no se sienten escuchadas por sus parejas. James Pennebaker, Director del Departamento de Psicología de la Universidad de Texas, investigó y encontró que las mujeres tienden a expresarse de forma fluida, en cambio, los hombres son más directos. Por eso, ellas pueden sentir que no son escuchadas y ellos se frustran. Al identificar esto, podemos reconocer que cada uno tiene necesidades diferentes y aceptar que atenderlo será una responsabilidad compartida.

  1. Empatía profunda

Las personas que tienen más de 20 años en una relación dicen conocer la variabilidad emocional de sus parejas. Esto las lleva a respetar y a compartir sus dolores emocionales. También a celebrar sus victorias. Por eso, la empatía profunda no solo es ponerme en otros zapatos, sino sentir como esa otra persona y valorar lo que es importante para ella.

  1. Hobbies en común

Las parejas que juegan juntos, se quedan juntos. Por ello, uno de los trabajos terapéuticos que más recomiendo consiste en desarrollar actividades vinculatorias. Estas nos ponen en un espacio de complicidad y aprendizaje, además que la novedad es un elemento capaz de estimular a la pareja.

  1. Apoyo moral

Si la pareja se siente moralmente respaldada, percibirá que tiene a una persona de referencia sólida en quien recargarse. Podemos decir que el apoyo moral es una mezcla entre la empatía (lo que mi pareja siente) y las necesidades (lo que requiere), pero respaldado por hechos.

  1. Sentido de seguridad

Está presente cuando una persona siente que al estar con su pareja, todo estará bien. Desde luego, dos personas atendiendo un mismo problema tendrán más posibilidades de encontrar una solución. Desarrollar este sentido de seguridad, es muestra de que percibimos a la pareja como alguien confiable.

  1. Aceptación incondicional

La mayoría de los casos que atiendo tienen que ver con infidelidades, y en el proceso de terapia, hay parejas que deciden separarse temporalmente. Con frecuencia me preguntan cómo saber si ya es momento de regresar y la respuesta no es sencilla, pero hay indicadores. Si la persona que falló reconoce que la vida es más bella en compañía de su pareja, y concluye que la ama con virtudes y defectos, puedo predecir que esa relación va a sobrevivir e incluso, que les espera un mejor matrimonio. La aceptación incondicional es liberadora porque nos permite vivir el presente. Arranca la creencia de que la pareja tiene que cambiar. Y aunque sí puede hacerlo, no es impuesto.

En la aceptación incondicional no hay decepción y solo existe la realidad que ya hemos aceptado.

 

*Pablo Barraza es psicólogo y sexólogo especialista en terapia de parejas. Doctor en formación por Universidad Nexum de México. Tiene maestría en Sexología Clínica, una especialidad como Sexólogo Educador y más de diez años ejerciendo en Tijuana, Baja California.

 

Si hay algún tema que te gustaría leer, escríbenos a redaccion@newsweekbaja.com

También puedes suscribirte a El Newsletter y recibir nuestras historias en tu buzón. Regístrate aquí.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.