Islas españolas prohibirán el “turismo de borrachera”


Islas españolas prohibirán el “turismo de borrachera”



El gobierno regional de las islas españolas conocidas como Baleares decidió prohibir el llamado “turismo de borrachera” en las zonas más concurridas de Mallorca e Ibiza. Específicamente en Playa de Palma, Magaluf (Mallorca) y el West End de Sant Antoni (Ibiza). 

Las autoridades aprobaron un decreto, único en Europa, que pretende limitar el consumo de alcohol entre los visitantes así como expulsar de los hoteles a aquellos huéspedes que practiquen el “balconing”, término designado al hecho de saltar de un balcón a otro o hacia la alberca, algo que el año pasado dejó ocho muertos.

La norma, que contempla multas de hasta 60,000 euros, prohíbe toda la publicidad respecto al consumo de alcohol, las excursiones etílicas, las barras libres, las “happy hours”, promociones como “2×1” o “3×1” y los autodispensadores de alcohol.

Lee más: Rutopía: conectar el turismo con la gastronomía indígena de México

También se limitarán las fiestas en barcos y se dejará de vender bebidas alcohólicas en las tiendas entre la 21:30 y 08:00 horas.  

La medida tiene una vigencia de cinco años y se aplicará de forma inmediata con el consenso entre ayuntamientos y la industria hotelera. 

Nuevo modelo turístico

Iago Negueruela, consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de las Islas Baleares, afirmó que con esta normativa se pretende “combatir el turismo de excesos”, fomentar el civismo y promocionar a las islas como un destino de calidad.

“Apostamos por un modelo turístico sostenible y queremos mejorar la convivencia entre turistas y residentes”, explicó el consejero.

Islas Baleares

Las Baleares son un destino muy popular en España que reciben aproximadamente 13 millones de turistas al año, entre ellos muchos jóvenes europeos, principalmente de Alemania y Reino Unido.

Entérate: Las 10 mejores playas para turismo gay del mundo (una de ellas está en México)

Los vuelos baratos y los accesibles precios en las islas españolas, es lo que atrae año con año a muchísimos jóvenes quienes han provocado molestia y tensión entre los residentes debido a su mal comportamiento. 

Esta nueva forma de turismo sostenible y respetuoso es lo que se pretende implementar con las nuevas regulaciones y lograr cambiar el modelo turístico que tanto ha afectado a las Baleares y otros populares destinos como Barcelona. 

Con información de EFE, CNN y France24.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.