Grecia niega servicio médico a más de 140 niños refugiados: MSF


Grecia niega servicio médico a más de 140 niños refugiados con diabetes, asma y enfermedades cardíacas: MSF



El gobierno griego ha privado de atención médica y condiciones básicas de higiene a los más de 140 niños con enfermedades crónicas que se encuentran en el campo de refugiados de Moria, situado en la isla de Lesbos.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció que los niños refugiados que padecen asma, diabetes y enfermedades cardíacas no reciben tratamiento médico, medida que pone en riesgo la vida de muchos de ellos.

“La falta de voluntad del Gobierno de Atenas para encontrar una solución rápida e integral para estos niños, entre los cuales hay también algunos bebés, es indignante: daña su salud y podría tener consecuencias de por vida para muchos de ellos”, declaró el doctor Hilde Vochten, coordinador médico de MSF en Grecia.

Esta privación se basa en la revocación de acceso a la atención médica pública para los solicitantes de asilo que el gobierno anunció en julio de 2019.

También lee: Foro sobre refugiados pide a países ricos asumir su parte de responsabilidad

Desde entonces, más de 55,000 refugiados, migrantes y solicitantes de asilo sin atención médica, de acuerdo con la organización.

Ante esta situación MSF exige que los niños sean evacuados de la isla y sean establecidos en un alojamiento adecuado para recibir su tratamiento ya que se ven forzados a vivir en casas de campaña sin condiciones de higiene.

Además urge al gobierno griego otorgue atención médica gratuita, oportuna y adecuada para todos los solicitantes de asilo, menores no acompañados y personas indocumentadas en el país. 

“Durante los últimos cuatro años, MSF ha denunciado reiteradamente la tragedia humana que se vive en Moria; una desastre humanitario impulsado por las políticas gubernamentales”, dice el comunicado. 

Te interesa: Grecia cerrará los campamentos de migrantes en el verano de 2020

Tommaso Santo, jefe de misión de MSF en Grecia, dice que los niños, mujeres y hombres que se refugian en Moria “están pagando el injusto precio de unas políticas migratorias basadas en la disuasión”.

Agregó que el gobierno griego y el de la Unión Europea mantiene a los refugiados en esas condiciones para que “transmitan” a otros “que esto es lo que les espera si consiguen llegar hasta allí”.

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.