Qué son los alimentos "hipersabrosos" y por qué alertan a científicos


Alimentos “hipersabrosos”: Comida que es “difícil dejar de comer”, aunque te pueda hacer daño

alimentos-hipersabrosos-científicos


Los científicos han advertido que la mayoría de los alimentos comidos en Estados Unidos —incluidos algunos publicitados para perder peso— contienen ingredientes que hacen a la gente querer más.

Estos alimentos hipersabrosos contienen ciertas combinaciones de azúcar, grasa, sal y carbohidratos que influyen en el sistema de recompensa del cerebro y hacen que nos sea difícil dejar de comerlas, según unos científicos que publicaron una definición en la revista Obesity.

Tales artículos entran en tres categorías. Los alimentos en los que por lo menos 25 por ciento de las calorías provienen de la grasa y la sal constituye el 0.03 por ciento de su peso; aquellos con por lo menos 20 por ciento de calorías proveniente de la grasa y 20 por ciento del azúcar, y artículos que obtienen 40 por ciento de calorías de los carbohidratos y 0.2 por ciento del peso de la sal.

Los alimentos catalogados como hipersabrosos incluyen perros calientes, los cuales combinan sal y grasa; los brownies, que juntan grasa y azúcar, y los pretzel, que contienen sal y carbohidratos.

Lee más: Una dieta de papas fritas y pan blanco causa ceguera en adolescente

Tera Fazzino, profesor adjunto de psicología en la Universidad de Kansas y quien encabezó el estudio, dijo a Newsweek que aun cuando los hipersabrosos han sido descritos en líneas generales como alimentos en el pasado, no había una definición científica antes de ahora. Esto limitaba su estudio y la instrumentación potencial de políticas para atacar la obesidad, argumentó él.

“Por ejemplo, aun cuando no podemos regular categorías de alimentos, como los postres, podemos dar información específica a los legisladores con respecto a los niveles específicos de ingredientes que podrían aumentar la palatabilidad de una manera que podría hacer difícil el dejar de comer los alimentos”, dijo Fazzino.

Para elaborar la definición, los investigadores usaron un software especial para ver cuáles ingredientes compartían 7,757 alimentos vendidos en Estados Unidos. Ellos revisaron 14 estudios existentes sobre alimentos preparados que contienen ingredientes que los hacen más atractivos.

Entérate: ¿Por qué el refresco “de dieta” puede ser malo para tu dieta?

Con base en el nuevo criterio, el equipo halló que 62 por ciento de los alimentos vendidos en Estados Unidos era hipersabroso. De estos, 70 por ciento era alto en grasa y sal, otro 25 por ciento era alto en grasa y azúcar, y 16 por ciento presentaba muchísimos carbohidratos y sal. Menos de 10 por ciento de los artículos entraban en más de una categoría.

Entre los alimentos catalogados con nulos, reducidos o bajos niveles de azúcar, grasa, sodio o calorías, 49 por ciento era hipersabroso.

Fazzino, quien también es director asociado del Centro Cofrin Logan de Investigación y Tratamiento de Adicciones en el Instituto Promedio de Vida de la Universidad de Kansas, dijo a Newsweek: “Estos hallazgos indican que muchos alimentos publicitados para el manejo del peso podrían tener características de palatabilidad aumentada”.

El equipo todavía no ha elaborado una definición adecuada para el uso público, dijo Fazzino, pero él sugirió que “la gente podría examinar si los alimentos que consume contienen múltiples ingredientes como grasa y sodio, en especial en niveles altos”.

Te puede interesar: La pandemia de obesidad detrás del propósito de año nuevo de bajar de peso

“Los alimentos de los que no se esperaría que sean hipersabrosos son aquellos que se dan naturalmente y tienen ingredientes adicionales limitados, como una manzana fresca”, dijo él.

“[El escritor] Michael Pollan tenía un gran mensaje cuando dijo ‘no comas algo que tu bisabuela no reconozca como comida’. Pienso que esa recomendación también se aplica bien en este caso”.

Fazzino dijo en una declaración que si surge evidencia la cual sugiera que dichos productos son problemáticos para la sociedad, algún día los artículos podrían ser etiquetados como hipersabrosos.

“Incluso podríamos pensar en la restricción de ciertos tipos de alimentos que están disponibles en ciertos lugares, por ejemplo, los comedores de las escuelas primarias para niños cuyos cerebros todavía están desarrollándose y quienes podrían ser impactados por estos tipos de alimentos”, dijo él.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.