AMLO acepta en Primer Informe que hay inseguridad y poco crecimiento


AMLO acepta en Primer Informe que hay poco crecimiento económico y que “todavía” existe inseguridad



El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reconoció en su Primer Informe de Gobierno que la economía en el país está creciendo poco y que no han sido buenos los resultados en el combate a la inseguridad, aunque por otro lado destacó que hay mejor redistribución de la riqueza entre los ciudadanos, y que hay unidad con los gobiernos estatales para enfrentar al crimen, sin apostar por la “guerra de exterminio”.

En su discurso de hora y media en Palacio Nacional, López Obrador dijo que su gobierno ha trabajado para hacer a un lado, poco a poco, la “obsesión tenocrática” de medirlo todo en función del “simple crecimiento económico”.

Lo fundamental, mencionó, “no es lo cuantitativo sino la distribución equitativa de la riqueza”, ya que el fin último es conseguir la felicidad de la gente. 

Lee más: Marchan contra AMLO en la CDMX durante el Primer Informe de Gobierno

El crecimiento económico, insistió, no tiene sentido como objetivo en sí mismo, sino como medio para lograr un objetivo superior, el bienestar general de los mexicanos. En varias ocasiones resaltó que el el país tienen finanzas sanas, que no hay recesión, que no se ha aumentado la deuda, y que no hubo en este lapso de su administración un aumento de impuestos o nuevos gravámenes para la gente.

Reconoce el problema de violencia

López Obrador reconoció que, en lo que va de su gobierno, “no son buenos los resultados” en la tarea de enfrentar al crimen, por lo que es justificado el reclamo de la gente.

“Todavía padecemos de inseguridad y de violencia”, dijo el presidente, aunque también apuntó que eso es una herencia de administraciones anteriores, que apostaron por el uso de la fuerza, con un “resultado catastrófico”, de muertos, desaparecidos y una crisis de derechos humanos.

En su gobierno, aseguró, se ha implementado un cambio de estrategia, para no apostar a una “guerra de exterminio”, sino por crear mejores condiciones de vida para la gente.

Lee más: Urzúa no es el primero: Gobierno de AMLO registra renuncias en apenas 7 meses

“Estamos trabajando unidos los gobiernos estatales y el gobierno federal, no hay motivo para divisiones”, expresó sobre el combate a la violencia y la inseguridad, que calificó como su principal desafío, aunque también dijo estar confiado en que sí se logrará pacificar al país.

En la primera parte de su discurso, López Obrador hizo un llamado al Congreso, que inicia un nuevo periodo ordinario de sesiones, para aprobar las reformas de revocación de mandato, consulta popular y eliminación del fuero, empezando por el del presidente de la República.

Condena tiroteos

Al respecto del tiroteo en un Walmart en El Paso, Texas, en el que murieron ocho mexicanos y 14 estadounidenses, el mandatario envió sus condolencias y pidió castigo para el responsable.

Entérate: López Obrador descarta contestar amenazas de Trump tras hacer consulta en un evento oficial

“Expresamos de nuevo nuestra condolencias a los familiares de las víctimas del asesinato colectivo en El Paso, Texas. Reiteramos nuestra condena a ese crimen de odio motivado por el racismo y la xenofobia”, dijo.

“Reiteramos la exigencia de que se aplique el más severo al responsable de es abominable sucesos”, añadió.

Protesta durante entrega

La tarde del domingo, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, entregó el Primer Informe de Gobierno en el Palacio Legislativo de San Lázaro, donde el Congreso inició un nuevo periodo ordinario de sesiones.

Al entrar a la Cámara, poco antes de las 17:00 horas, Sánchez Cordero se encontró de inmediato con una pancarta de protesta de la senadora panista Xóchitl Gálvez, con la leyenda “Democracia sí, autoritarismo no”.

Lo anterior, con el contexto de que la oposición reclamó desde el sábado que Porfirio Muñoz Ledo se mantuviera como presidente de la Mesa Directiva, rechazando la propuesta de que un panista ocupara ahora el cargo, en lugar de Morena.

Al iniciar la sesión en el salón de plenos, Xóchitl Gálvez se colocó detrás de Muñoz Ledo, mostrando la misma pancarta, aunque luego la volteó y también se podía leer el mensaje: “Porfirio ¿Díaz o Muñoz Ledo?”.

Otros legisladores desplegaron entonces en la tribuna una pancarta más grande, también con el mensaje: “Democracia sí, autoritarismo no”. Además se escuchó el grito de “espurio”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.