El lodo tóxico amenaza al lago más profundo del mundo


El lodo tóxico amenaza al lago más profundo del mundo y al agua dulce en él

lodo-toxico-lago-profundo-agua


A resultas de las graves inundaciones en la región rusa de Siberia, activistas ambientales advierten que el lago más antiguo y profundo del mundo se encuentra amenazado por posibles flujos de lodo tóxico.

Localizado al norte de la frontera con Mongolia, en la región montañosa del sur de Siberia, el lago Baikal se formó hace unos 25 millones de años y tiene una profundidad de hasta 1,700 metros.

El Baikal es el séptimo lago más extenso del mundo, pero es el más grande en términos de volumen de agua dulce. De hecho, contiene más de 20 por ciento de toda el agua dulce del planeta.

Lee más: Las Maldivas Siberianas, un bello lago que atrae a “instagrammers”, pero es un peligroso tiradero

Sin embargo, las inundaciones registradas en la ciudad siberiana de Baikalsk -que se alza en las márgenes del Baikal- han afectado una vieja fábrica soviética que procesaba papel, y esta situación podría ocasionar el escurrimiento de sus productos tóxicos hasta las cristalinas aguas del lago, considerado uno de los más impolutos del mundo.

Según informes de The Siberian Times, los activistas previenen que la escorrentía podría resultar en una catástrofe ecológica que pondría en riesgo la singular fauna del Baikal, donde viven cerca de 2,000 especies endémicas; es decir, animales que no se encuentran en otras partes del mundo.

A pesar de que la fábrica fue clausurada en 2013, aún quedan 13 estanques que almacenan desechos del proceso de producción, los cuales no han sido tratados. Tres de esos depósitos yacen justo a orillas del lago; otros tres están localizados al oriente; y los restantes se encuentran en terrenos un poco más elevados, explicó Dave Petley de la Universidad de Sheffield , Reino Unido.

Entérate: Descubren enorme depósito de agua dulce en la costa este de EU

Los ambientalistas señalan que existe el peligro de que las aguas de inundación arrastren desechos de los estanques.

“La amenaza potencial es la ubicación de los estanques de desechos”, escribió Petley en un blog de la Unión Estadounidense de Geofísica. “Toda la instalación se encuentra en un abanico aluvial que se nutre de un canal proveniente de las montañas. A partir de su morfología, es razonable suponer que dicho canal es vulnerable a inundaciones repentinas y flujos de escombros. Por consiguiente, cabe esperar que una escorrentía de gran volumen desborde el canal y esas aguas migren por todo el abanico. Y si esto ocurre, el primero de la escalera de estanques de desechos correría peligro de inundarse”.

“Las consecuencias potenciales de que se inunde el estanque de almacenamiento más elevado son claras: sería altamente probable que el estanque soltara un flujo de desperdicios muy grande”, agregó Petley. “Una vez que se desborde el primero, la escorrentía inundará el siguiente estanque situado colina abajo y así, sucesivamente. En consecuencia, es completamente factible que siete o más de las instalaciones de depósito colapsen y suelten sus desechos en el lago. Por supuesto, los tres estanques del oriente también son vulnerables”.

Te puede interesar: “Algo extraño está sucediendo”: El polo norte magnético de la Tierra se mueve rápidamente hacia Siberia

En total, los estanques contienen alrededor de 6.2 millones de toneladas de desechos, y Petley describe el riesgo para los sitios de almacenamiento como “inaceptablemente alto”.

“Las repercusiones de un desbordamiento importante serían catastróficas para el lago Baikal, y debo añadir que esos no son los únicos estanques para almacenamiento de desechos que hay en la zona”, concluyó Petley.

El último flujo de lodo que sufrió el Baikal ocurrió en julio de 1971, y en aquella ocasión, la escorrentía arrastró hasta el lago casi 20 kilómetros de vías del tren transiberiano.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.